Rusia, en plena guerra con Ucrania y excluida por la Fifa, anunció que buscará ser candidata para ser sede de la Eurocopa en 2028 o 2032

Pese a estar en una guerra con Ucrania, la Federación de Rusia presentó su candidatura para organizar la Eurocopa de 2028 o 2032, confirmó la Uefa.

Publicado el
Esta foto de 2018 muestra a los presidentes de Francia Emmanuel Macron (Dch) y de Rusia, Vladimir Putin, cuando felicitan al equipo francés tras el partido Francia-Croacia, final del Mundial de Fútbol de Rusia 2018, en el Estadio Luzhnikí de Moscú, Rusia. En medio de la guerra con Ucrania han pedido organizar una Eurocopa. Foto Prensa Libre: EFE.
Esta foto de 2018 muestra a los presidentes de Francia Emmanuel Macron (Dch) y de Rusia, Vladimir Putin, cuando felicitan al equipo francés tras el partido Francia-Croacia, final del Mundial de Fútbol de Rusia 2018, en el Estadio Luzhnikí de Moscú, Rusia. En medio de la guerra con Ucrania han pedido organizar una Eurocopa. Foto Prensa Libre: EFE.

Rusia, pese a estar excluida del deporte mundial por la invasión de Ucrania, es una de las cuatro candidatas a organizar las Eurocopas de 2028 y 2032, junto con Turquía, Italia y la alianza Reino Unido/Irlanda, informó el miércoles 23 de marzo la Uefa.

“La designación de los países organizadores” de las dos competiciones “tendrá lugar en septiembre de 2023”, precisó la instancia europea, añadiendo que los países interesados tenían de plazo hasta este miércoles para presentar sus candidaturas y que deberán confirmarla antes del 5 de abril.

Rusia y Turquía aspiran a organizar cualquiera de las dos ediciones del torneo continental, añadió la instancia europea, mientras que Reino Unido/Irlanda está interesada en la Eurocopa-2028 e Italia en la edición de 2032.

Desde hace mucho tiempo, el país anfitrión del Mundial-2018, había mostrado su interés por organizar por primera vez el torneo europeo de selecciones, pero su candidatura parecía hipotética después de su exclusión de la mayoría de competiciones internacionales como reacción a su invasión de Ucrania.

Pese a que la Uefa y la Fifa decidieron el pasado 28 de febrero la exclusión todos los clubes y selecciones rusas de sus torneos “hasta nuevo aviso”, la federación de este país (FUR) no ha sido directamente excluida, precisó a la AFP un portavoz de la confederación europea.

El ejecutivo de la UEFA “reevaluará la situación jurídica” en próximas reuniones, sobre todo el 7 de abril y el 10 de mayo, “incluida la declaración de interés expresada por la FUR”, precisó esta fuente.

El reglamento de la Uefa reserva la atribución de sus competiciones a las federaciones miembro “que no están suspendidas ni excluidas”, lo que deja una pista abierta a la instancia si quiere descartar rápidamente la candidatura rusa.

Las candidaturas de Turquía y Rusia alteran los planes de la candidatura británico-irlandesa, que la prensa de estos países ya daban como única candidata el pasado lunes, después de que recientemente abandonasen la carrera por albergar el Mundial-2030 para centrarse en la de la Eurocopa-2028.

Si las cinco federaciones implicadas (Inglaterra, Escocia, Gales, Irlanda del Norte e Irlanda) obtienen la organización del torneo, será la quinta ocasión que la Eurocopa es organizada de manera conjunta, una tendencia que comenzó en 2000 con Bélgica y Holanda.

La Uefa, no obstante, ha dado a entender en numerosas ocasiones que la experiencia del verano de 2021, en la que la Eurocopa-2020 fue organizada por once países de todo el continente, desde Londres a Bakú, no iba a reproducirse.

Italia, que ganó la última edición de un torneo que ya ha organizado en dos ocasiones (1968 y 1980), es la favorita para albergar la Eurocopa-2032, frente a la de Turquía, que en 2018 ya perdió la organización de la Eurocopa-2024 contra Alemania.

Además del tema espinoso de la candidatura rusa, la carrera por la atribución de estos torneos choca con otros dos asuntos delicados del fútbol mundial: la refundación del calendario internacional y los derechos humanos.

Anunciando la Eurocopa-2028, la UEFA da por seguro que ese año no se celebrará Mundial, pese a que la FIFA ambiciona organizar el mayor torneo de selecciones cada dos años a partir de 2026, una iniciativa a la que se oponen numerosos actores del fútbol.

De hecho, la misma amenaza planea sobre la edición de 2032.

Por otro lado, se espera que la UEFA se pronuncie sobre condicionar la organización de sus competiciones a países en los que se respeten los derechos humanos, después de que varias ONG y organizaciones humanitarias denunciasen en diciembre pasado un “paso atrás significativo” de la UEFA en esta materia, pese a haber impuesto a Alemania condiciones muy precisas para darle la Eurocopa-2024.