Se retira Kaká, el último “rey del futbol” antes de Messi y Cristiano

El brasileño Kaká, de 35 años, anunció hoy su retiro del fútbol en una entrevista emitida en el canal de televisión O Globo.

Kaká siempre llevó de la mano su carrera futbolística con su fe cristiana. (Foto Prensa Libre: Kaká/Twitter)
Kaká siempre llevó de la mano su carrera futbolística con su fe cristiana. (Foto Prensa Libre: Kaká/Twitter)

“Mi palabra final es que el ciclo de mi carrera como jugador profesional termina aquí”, dijo el que fue unas de las mayores estrellas de la primera década de este siglo.

Sentado frente al trofeo de mejor jugador del mundo que recibió de la FIFA en 2007 (el último que no ganaron Lionel Messi o Cristiano Ronaldo), el ex jugador de equipos como Milan o Real Madrid explicó: “Necesitaba un tiempo para pensar y tomar una decisión tranquila y consciente de lo que necesitaba para mi vida profesional”.

“Entonces pedí para cinco personas, mis papás, mi hermano, su mujer, y mi esposa, para que hagamos un período de oraciones. Mientras, veía y pensaba en lo que pasaba en el momento: tuve algunas propuestas de clubes”, continuó el astro brasileño.

Y agregó: “Fui a Europa a ver algunos partidos, a sentir la emoción del fútbol en su punto máximo. Y muy consciente de todo, llegué a la conclusión de que era el momento de cerrar mi carrera como jugador profesional”.

El ex jugador, además, anunció que tiene la intención de continuar ligado al fútbol desde el ámbito dirigencial.

“Me gustaría estar en un club con una función de mánager, director deportivo: alguien que medie entre lo que pasa en el campo de juego y lo que sucede afuera”, dijo.

E incluso reveló: “Tuve una propuesta ya del Milan para que esté en el día a día del club. Pero primero voy a prepararme y, de aquí en adelante, me iré aproximando al fútbol en otra función”.

Un recuerdo amargo

Consultado sobre su trayectoria, el ya ex jugador afirmó que el momento más duro de su carrera fue la derrota que la selección de Brasil sufrió ante Francia, en cuartos de final del Mundial de Alemania 2006. “Era una de las mejores selecciones brasileñas de la historia y perder así fue muy difícil”, dijo.

Y además, admitió que su paso por el Real Madrid (de 2009 a 2013) “no fue lo que se esperaba”.

La entrevista fue realizada en el estadio Morumbí, de Sao Paulo, club en el que Kaká comenzó cu carrera. Después de finalizar el reportaje, ya entrada la madrugada, el jugador se quedó jugando solo en el campo de juego.

Una vez que la entrevista fue emitida, al mediodía local, Kaká publicó en su Twitter el siguiente texto: “Padre, fue mucho más de lo que pedí e imaginé. Gracias. Estoy listo para la próxima jornada. En nombre de Jesús, Amén”.

De crack a crack

Neymar, quien compartió muchos partidos en la selección de Brasil junto a Kaká, también escribió en sus redes sociales: “Felicitaciones por la trayectoria, hermano. Fue un orgullo haber sido parte de tu carrera, eres un gran ejemplo para mí”.

Y Sao Paulo, el club en el que se inició, le agradeció: “Más que goles y títulos, lo que queda es un legado de dedicación, profesionalismo y cariño. Gracias por haber sido parte de momentos tan especiales. Las puertas de tu casa estarán siempre abiertas”.

Kaká comenzó su carrera en 2001. En Brasil, sólo jugó en Sao Paulo y en el extranjero, lo hizo en el Milan (en dos etapas), Real Madrid y Orlando City, su último club.

Su mejor época

En 2007 recibió el Balón de Oro después de liderar al equipo italiano a la conquista de la Liga de Campeones. En 2009 fue fichado por el Real Madrid, que desembolsó 65 millones de Euros por su pase. Dos días después de comprarlo, el club español anunció la contratación del portugués Cristiano Ronaldo, que jugaba en el Manchester United.

Antes de llegar al Real Madrid, cuando jugaba en el Milán, ganó el Balón de Oro. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

En Real Madrid, el portugués se consolidó como uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol, mientras que, por el contrario, Kaká nunca se acopló al primer equipo, sufrió muchas lesiones y terminó ocupando un lugar en el banco de suplentes.

Con la selección de Brasil, Kaká disputó 95 partidos y ganó el Mundial de Corea y Japón 2002.