“Ya estaban inertes y los seguían golpeando”: el escalofriante relato de un hincha de Atlas que logró escapar de La Corregidora

Frank Ceballos, hincha del Atlas contó este sábado por la noche cómo logró escapar de la masacre del estadio Corregidora luego de ser golpeado por la policía y miembros de la barra de Querétaro.

Publicado el
Un aficionado del Club Atlas atiende a los medios de comunicación a su llegada procedente de Querétaro a las inmediaciones del estadio Jalisco. (Foto Prensa Libre: EFE)
Un aficionado del Club Atlas atiende a los medios de comunicación a su llegada procedente de Querétaro a las inmediaciones del estadio Jalisco. (Foto Prensa Libre: EFE)

Con una venda en la cabeza, Frank Ceballos compartió para TV Azteca Jalisco cómo logró escapar de la tragedia que se dio en el futbol mexicano entre Querétaro y Atlas la noche del sábado tras recibir golpes por parte de la policía y de los supuestos hinchas del Querétaro.

“El partido comenzó normal, un poquito aburrido, íbamos ganando, no teníamos por qué pelear. Eran respuestas en canciones normales de un partido”, abrió su comentario Ceballos.

“Derrepente empezamos a ver cómo los aficionados de Querétaro corrían fuera de su zona. Venían hacía nosotros por el lado derecho, también del lado izquierdo para acorralarnos. Vimos cómo se frenan en la zona familiar y le empiezan a pegar a familias del Atlas“, continuó.

“En ese momento siguió la manada hacia nosotros y nos encapsularon. La policía en lugar de ayudarnos empezó a abrir todas las rejas para que nos pudieran golpear“, confesó tajantemente Ceballos.

“La policía no empeoró las cosas, probablemente estaban todos de acuerdo, porque para nosotros (los de Atlas) era una revisión bastante estricta. No podíamos pasar, monedas, llaves, carteras, cadenas, ningún anillo, pero ellos tenían picahielos, unos traían pistolas, piedras y navajas“, siguió sin tapujos.

“Esta raro eso, hay videos donde se ve que la policía es la abre las rejas. En el momento que empezamos a salir la policía empezó a golpearnos. También ya estaba la gente de Querétaro en el estacionamiento de la visita y nos apedrearon”, añadió.

De todo el testimonio, quizá lo que más sobresale es cuando Ceballos refirió que iba con sus amigos y que casi todos alcanzaron a regresar sanos, golpeados pero sanos.

A excepción de uno, “muy cercano” que si falleció. Esto contrasta directamente con la posición de las autoridades de gobierno y de la propia Liga BBVA MX.

Ya que mediante Mikel Arriola, su presidente, niegan que haya fallecimientos y en su lugar solo reconocen 22 personas heridas de gravedad.

“Si hubo bastantes muertos, yo vi muchos, los cuerpos ya estaban inhertes y los seguían golpeando, incluso a uno le picaron la cabeza con un picahielo ya que había fallecido para después quitarle toda su ropa”, finalizó.