Amarini Villatoro, el técnico que es fan de los Avengers, chatea con Barrondo y admira al Pescado Ruiz

El entrenamiento de Guastatoya llega a su fin en el estadio David Cordón Hichos. Es una mañana soleada y calurosa, como es usual en ese municipio de El Progreso. Los jugadores se dirigen al camerino mientras Amarini Villatoro, apartado de todos, se alista para ir a descansar y vivir una faceta que pocos conocen.

Amarini Villatoro está listo para celebrar las fiestas de fin de año en familia. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
Amarini Villatoro está listo para celebrar las fiestas de fin de año en familia. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

Después de un recorrido de unos 10 minutos desde el estadio que alberga a los pechoamarillo, el artífice del bicampeón nacional llega a su hogar,  ubicado en un segundo piso. En el primero  funciona una tienda próspera y con un área especial de “maquinitas”, en donde se reúnen los niños de la colonia a jugar.


La sala es amplia y con ventanas que ofrecen una vista espléndida. Se respira tranquilidad. Allí es adonde llega el técnico nacional después de cada partido, después de cada hazaña.
Lee también: Luis Pedro Molina es parte del éxito de Santa Lucía Cotzumalguapa en la Primera División
Entonces nos sentamos y entablamos una amena conversación sobre futbol y otras de sus aficiones. Ya no es el Amarini inquieto que conocemos en la cancha, dando indicaciones y analizando el juego. Es, en cambio, una persona discreta, hogareña, amante del cine y de los superhéroes.

“La última película que fui a ver al cine fue la de Wifi Ralph, con mi hijo de 2 años. Fue la primera película de él y le estoy empezando a enseñar las cosas que a mí me gustan. Además, tengo una sobrina que se parece a Vanellope, una de las protagonistas, y la molesto con eso”, revela el estratega, quien asegura que cuando va a un centro comercial es únicamente por el cine.

via GIPHY

Acorde a su personalidad, Amarini es de los que disfrutan de la lectura, aunque recalca que nunca se olvida completamente del futbol. Youtube es una de sus herramientas favoritas para mantenerse al día en el futbol de Sudamérica y de México, especialmente.
Lee también: Aprueban presupuesto de la Fedefut para 2019 por más de Q43 millones
Mientras la charla transcurre, su celular no deja de recibir notificaciones, aunque él no es muy fan de las redes sociales.

Recuerda que años atrás sí leía los comentarios que publicaban los internautas sobre su equipo y su gestión como entrenador. “Algunos comentarios le afectan a uno, cuando es inmaduro”, confiesa. Pero hoy en día eso ha quedado atrás. “Ahora me río de los memes”, asegura.

Una conversación con Barrondo


Y a propósito de redes sociales, el técnico nacional recuerda y cuenta que para la final del Apertura 2018, cuando Guastatoya superó a Comunicaciones y logró el bicampeonato, recibió un mensaje directo, inesperado y especial, en Instagram, proveniente del marchista nacional Érick Bernabé Barrondo.
Lee también: El eufórico festejo de los Cremas B después de eliminar a Guastatoya 
“Para mí fue un honor, porque siento mucha admiración hacia él también. Es un ejemplo a seguir, una inspiración”, confiesa con una sonrisa de orgullo.

Amarini continúa y lee el mensaje que recibió del medallista olímpico. “Me dijo: ‘quiero felicitarlo por su éxito conseguido. Sé que el campeonato no se ganó ayer, sino que lo ganaron cada día de trabajo, bajo la lluvia y el sol. Me uno a los miles de chapines que lo admiran a usted y a sus muchachos’”.

Admiración por el Pescado Ruiz

Y si de admirar se trata, el técnico de Guasta añade que, para él, el mejor jugador en la historia de Guatemala ha sido Carlos el Pescado Ruiz. No puede esconder su fascinación cuando habla del exartillero de la Selección Nacional y cuando recuerda el título que conquistó con el LA Galaxy de la MLS.
Lee también: Mauricio Tapia deja Antigua GFC por común acuerdo con la Junta Directiva panzaverde
“Si algo sí celebré yo de un equipo extranjero fueron sus logros. Siempre es alegre ver a un guatemalteco triunfando”, comenta.

Un año brillante

El entrenador, que nació en Cobán, Alta Verapaz, se convirtió en el segundo director técnico guatemalteco que conquista dos títulos de Liga Nacional, después de Jorge el Mono Lainfiesta, quien lo logró con Comunicaciones, en 1981 y 1982, con el formato de torneos largos.

Este éxito lo toma como una responsabilidad, pues los guatemaltecos son testigos de sus hazañas y es ya un ejemplo por seguir.

Su conocimiento del balompié nacional, de los jugadores y su búsqueda constante por informarse y aprender  nuevos métodos futbolísticos alrededor del mundo le han servido para formar un plantel que está revolucionando este deporte en el país.
Lee también: Léster Rodríguez es el patrón del bicampeón Guastatoya
Además, su admiración por técnicos como Didier Deschamps, Juan Carlos Osorio, José Mourinho y Pep Guardiola lo reta a aprender más y a intentar nuevas cosas en el terreno de juego, con sus futbolistas.

Bajo su mando, Guastatoya conquistó los títulos del Clausura 2018 y Apertura 2018, y aunque no pudo seguir en el camino para ganar el Torneo de Copa, sí tiene el gran reto de afrontar la Liga de Campeones de la Concacaf en el 2019. Esto lo logró en una liga llena de entrenadores extranjeros, que se caracteriza por la falta de oportunidades a los técnicos nacionales.

“Hay prioridades, y el siguiente semestre es defender el campeonato y tener una digna participación internacional. No sé si nos alcance, porque vemos el nivel de los equipos mexicanos y estadounidenses. Guastatoya puede soñar con competir de tú a tú”, afirma.

El próximo año podremos ver a Amarini nuevamente en el banquillo de los pechoamarillo, dirigiendo en el torneo Clausura 2019 y en la Concachampions, con sus peculiares camisas a cuadros, que guardan un valor sentimental.

Villatoro dice que su madre, quien reside en Estados Unidos, es quien le envía las camisas que viste durante los partidos de Guastatoya. “Prácticamente ella me viste. Es como tener una parte de ella conmigo, ya que está lejos”, reconoce el técnico campeón, quien descansará unos días antes de volver a salir y a trabajar en los días soleados de Guastatoya, el equipo al que ahora todos le quieren ganar.

Contenido relacionado

> El volante guatemalteco Jorge Aparicio es el nuevo fichaje del bicampeón Guastatoya
>
 
Iván Sopegno le gana el pulso a Amarini Villatoro y elimina a Guastatoya del Torneo de Copa
>
 
Guastatoya celebró su primer título con 'Dale Guasta dale' y, este es el tema del bicampeonato