Byron Argueta, el capitán de Petapa que no tiene dinero para comprar sus zapatos de futbol

Del caos que reina en Petapa, el principal candidato para descender a la Primera División, los futbolistas son los que han salido más afectados.

El defensa y capitán de Petapa, Byron Argueta, es uno de los jugadores que también ha sufrido por el impago de salarios (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
El defensa y capitán de Petapa, Byron Argueta, es uno de los jugadores que también ha sufrido por el impago de salarios (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

Hace tres semanas 17 jugadores de los loros decidieron bajarse de su nido, debido a la precaria situación del equipo, que les tenía una deuda de cuatro meses de salario.

Ante la masiva renuncia de futbolistas, la junta directiva miguelense decidió concluir el Clausura 2019 con los jóvenes de la categoría especial.

Las goleadas en contra no tardaron en aparecer para el novato representativo de San Miguel Petapa. En la fecha 12 Cobán lo venció 4-0, en la 13 Antigua le endosó otros tres tantos y ayer, en la jornada 14, Guastatoya lo humilló 6-0.

El recio defensor Byron Argueta, de 20 años, quien heredó el brazalete de capitán de Cristian Noriega, es el único hombre de experiencia que quedó en los loros.

Byron Argueta tiene la difícil misión de frenar las artillerías de los rivales (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

Desde que el técnico mexicano Rafael Loredo lo hizo debutar en el estadio David Cordón Hichos, el 2 de septiembre del año pasado, el zaguero no perdió continuidad, sin embargo, por el impago de sus honorarios ha tenido varios problemas económicos.

“Es incómodo regresar a casa y no llevar dinero. Quiero ayudar a mis padres con los gastos del hogar y a mis hermanos menores, Carlos, 17, y Sheyla, 15, para sus estudios”, explica Argueta.

Más allá de sus notables condiciones futbolísticas, que lo han llevado a entrenarse en la Selección Nacional Sub 23, el defensor también se ha llevado los reflectores porque a partir de la primera fecha del Clausura 2019 empezó a usar un par zapatos de futbol desigual.

Su pie izquierdo lo cubre con un botín verde y el derecho con uno naranja, pero no se trata de un nuevo estilo. Es todo lo contrario.

Con sus 20 años, Argueta es el único que cuenta con cierta experiencia para estar en la Liga Nacional, en comparación a sus compañeros en Petapa (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

“Muchos piensan que salgo así al campo por estilo, pero no es así. La historia es otra”, menciona con un tono triste.

“La verdad es que al final del torneo pasado se me arruinó el otro zapato naranja y como no he tenido dinero, ya que no me han pagado, decidí armar un par con otro zapato viejito”, añade.

Por si te interesa: Othoniel Arce podría volver a la carga en la fecha 15 contra Petapa

Argueta, quien ya lleva tres años en la institución miguelense, antes estuvo con la Universidad, espera que su calvario termine pronto, mientras tanto espera dar todo de sí para evitar el inminente descenso de Petapa.

“Me deben cuatro meses y hoy -ayer- me comentaron que en esta semana se arreglaría todo. Sigo comprometido con el equipo”, puntualiza el jugador, quien por el momento solo quiere un par de zapatos para continuar practicando el deporte de sus amores.

Contenido relacionado:

> Albizuris: “Nunca estuve a cargo de las finanzas del equipo”

> Gestión de Gonzalo Romero condena a Petapa a su inminente descenso a la Primera División

> Javier Romero pasa de la portería a ser la esperanza goleadora de Petapa

0