Byron Pérez vive un momento difícil pero une colores en el futbol guatemalteco

El exjugador y ahora técnico,  Byron Pérez, quien por años mostró su talento en el futbol guatemalteco, se abre camino ante la adversidad y busca mejorar su salud.

Byron Pérez trabaja en su recuperación en la clínica de Francisco de Aguirre, quien le explica los diferentes procesos que debe cumplir. (Foto Prensa Libre: Eddy Recinos)
Byron Pérez trabaja en su recuperación en la clínica de Francisco de Aguirre, quien le explica los diferentes procesos que debe cumplir. (Foto Prensa Libre: Eddy Recinos)

Hace 20 años, Byron Romeo Pérez Solórzano terminó su vida activa en los campos como jugador profesional. Su magia y pasión al futbol la siguió alimentado con partidos entre amigos y con su faceta como entrenador.


Los últimos días han sido complicados para el legendario jugador de Comunicaciones, Municipal y de la Selección Nacional. El 9 de enero de este año, fue intervenido por el médico Edy Castellanos, quien le implantó una prótesis en la cadera izquierda Dos días antes, el 7 de enero, jugó el  último partido con sus amigos en las canchas alternas del Cementos Progreso.

“Sabía que iba a ser mi última chamusca. Jugué 45 minutos. Todos me dijeron que no lo hiciera, pero también ya tenía la fecha de mi operación”, expresó  con una sonrisa.

En los clásicos, siempre aportó sus goles para los cremas, aunque en la temporada de 1987/1988, Byron Pérez vistió los colores de los rojos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Sus amigos, con los que compartió en la Bicolor y muchos de los equipos de la Liga Nacional, se reunirán mañana para recaudar fondos.

El partido, que  será en el estadio del Ejército —15 horas—, servirá de marco para un duelo entre cremas y rojos, con la finalidad de ayudar en la recuperación del delantero.

“Vivo un momento difícil. Me duele mucho la pierna derecha y tengo que estar tomando medicamentos para mi recuperación. El traslado hasta la clínica de Francisco de Aguirre lo tengo que hacer todos los días en taxi, todo eso tiene un costo y espero que me apoyen”, comentó Chipilín Pérez.

Una vida con el balón

A los 17 años, Byron Pérez llegó a Comunicaciones para empezar a realizar su sueño. La historia lo marcó con siete títulos de liga.

El debut lo hizo frente a Saprissa, duelo en el que consiguió dos anotaciones. Fue en el  marco de la Copa Fraternidad, en 1977. En esa ocasión, el técnico Rubén Amorín era el encargado de dirigir a los cremas.

En su hogar se rodea de fotografías que le hacen recordar su trayectoria en el futbol nacional. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

De ahí en adelante sus regates y el futbol con picardía, como dice él mismo, se volvió un motivo para que  otros equipos en la Liga Nacional como Municipal, Galcasa, Escuintla, Deportivo Suchitepéquez, Antigua GFC, Aurora, Deportivo Jalapa disfrutaran de su magia.

En el extranjero, con Leones Negros de la Universidad de Guadalajara, plantel con el que llegó a disputar una final del torneo de Copa frente al Toluca, el 25 de enero de 1989, duelo en el que marcó un gol. El cetro terminó en favor de los Diablos Rojos.

Solidaridad

A partir de las 15 horas, mañana los amigos de  Pérez animarán un duelo amistoso entre jugadores excremas y los Rojos del 74, pero también será un día especial ya que el exdelantero y ahora entrenador cumplirá 59 años.

“Voy a extrañar estos juegos. Siempre es bueno saludar a los amigos y lo mejor era en la cancha”, agregó.

Para ir a las terapias, Pérez se moviliza en taxi. (Foto Prensa Libre: Eddy Recinos)

“En la pierna izquierda no tuve muchos problemas. Empecé a caminar mal y por esa razón decidí que me realizaran la operación. La  derecha es la afectada, pero espero en Dios que con la terapia vaya recuperando el movimiento”, indicó.

Mientras que el momento de poder volver a prestar sus servicios como entrenador en la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG)  llega, continúa con su proceso de recuperación y emergen del recuerdo los mejores momentos que vivió en cada equipo con los que participó y en los que disfrutó del futbol.

“Esto solo se aprende en canchas de tierra, ahí fue donde empecé mi camino”.

Quienes deseen ayudar con donativos pueden hacer un depósito en la cuenta número 000-0027927-3 del banco G&T a nombre del exjugador y ahora entrenador.