Coronavirus: Las limitantes que sufre Ricardo Jerez para poder entrenarse

El portero guatemalteco, del Alianza Petrolera, Ricardo Jerez Figueroa vive el aislamiento en su apartamento en la ciudad de Barrancabermeja, Colombia, a causa del covid-19, el cual lo tendrá así hasta por lo menos el 13 de abril.

La familia Jerez disfruta de los momentos juntos y confían que pronto pasará esta crisis. (Foto Prensa Libre: Ricardo Jerez)
La familia Jerez disfruta de los momentos juntos y confían que pronto pasará esta crisis. (Foto Prensa Libre: Ricardo Jerez)

La vida del espigado portero de la Selección Nacional ha cambiado mucho, de poder entrenarse tranquilamente en un campo de futbol, estirarse para alcanzar el balón, practicar los penaltis que tanto le gustan, ahora debe mantenerse encerrado en un apartamento pequeño que le dificulta poder trabajar tranquilamente.

“Mi vida ha cambiado mucho, llevamos seis días aislados, mis hijos no van al colegio y estamos juntos todo el día”, cuenta Ricardo, quien explica que en los apartamentos que viven cerraron todas las áreas comunes, no hay piscina, gimnasio ni juegos para niños, para evitar que se expanda más el coronavirus.

Sin embargo, lo más complicado para ‘Richie’ es poder entrenarse pues no cuenta con espacio suficiente por lo que solo hace trabajo físico como abdominales y estiramientos, ya que no tiene lugar ni siquiera para trotar un poco. “Para mi es imposible entrenarme porque vivo en un apartamento pequeño; no tengo en donde trabajar, ni siquiera puedo salir a trotar, así que solo hago trabajo de fuerza y como menos para no subir de peso”, dice Jerez.

En Colombia el campeonato se jugó hasta la fecha 8 y por las indicaciones del Gobierno a partir del próximo martes se establecerá toque de queda para que nadie pueda estar a ninguna hora en la calle y este se quitará hasta el 13 de abril.

“Primero nos debíamos presentar el 30 de marzo a los entrenamientos pero con las nuevas disposiciones ya no lo podremos hacer, sino hasta el 14 de abril. Esperamos que sea antes pero todo dependerá de cómo podemos salir adelante”, indica Jerez,

Por el momento la familia Jerez disfruta cada momento desde el apartamento, principalmente junto a Sonic, el cachorro que llegó hace unos días para alegrar más en la casa y ser parte de las nuevas historias de Ricardo, quien anhela volver a atajar y estar con la Selección. “La vida es muy triste sin futbol”, dice con tono melancólico, pero confiado que esto nos dejará muchas enseñanzas para que la vida sea mejor.

0