Gambetita Díaz y su primer Clásico, el argentino le apuesta a una victoria roja

El ambiente del Clásico cada vez se siente más, el partido 308 entre los dos clubes más grandes de Guatemala se llevará a cabo el domingo 20 de octubre a las 11 horas en el estadio Doroteo Guamuch Flores, este será el primero para el argentino Alejandro Díaz quien se encuentra muy emocionado, pero con los objetivos bien claros.

Publicado el
Alejandro Díaz jugará su primer Clásico del futbol guatemalteco. (Foto Prensa Libre: Twitter @@Rojos_Municipal)
Alejandro Díaz jugará su primer Clásico del futbol guatemalteco. (Foto Prensa Libre: Twitter @@Rojos_Municipal)

‘Gambetita’ aseguró que el juego será complicado y resaltó que esta semana que no jugaron por la actividad de la Selección Nacional su equipo se dedicó a recuperar jugadores.

“Se viene un partido muy complicado, se viene el Clásico y todos queremos jugarlo. A trabajar duro con esa tranquilidad de poder seguir mejorando, pero sin relajarse”, señaló el argentino.

El objetivo es quedarse con los tres puntos. Alejandro Díaz asegura que no importa el protagonismo ya que la meta es quedarse con los tres puntos.

Lee también: Comunicaciones y Municipal se entrenan bajo la lluvia, ¿Cómo estará el clima en el Clásico del domingo?

Lo que sea necesario para ganar, si es una asistencia y ganamos 1-0 con gol de otro compañero bienvenido sea y si me toca convertir también bienvenido sea”, indicó el jugador rojo que poco a poco ha mejorado su desempeño en los escarlatas.

Díaz estuvo lesionado al inicio de la temporada, pero se siente recuperado y ahora espera que todo el plantel haga lo que le corresponde para quedarse con los tres puntos y mantener el liderato del Apertura 2019.

Te puede interesar: La respuesta de Municipal a los cremas en Twitter que enciende el Clásico 308

Contenido relacionado

 

> Bermuda solo jugó con tres seleccionados titulares frente a Guatemala

> El técnico de Bermuda asegura que “experimentó” en el juego contra Guatemala

> Analu Martínez, la mujer ‘poderosa’ que rompió paradigmas en Guatemala