Javier Romero, de la portería a ser la esperanza anotadora de Petapa para la segunda vuelta del Clausura 2019

Javier Romero, sobrino del exjugador Gonzalo Romero, quien además es embajador de la junta directiva de Petapa, abandonará su puesto de guardameta para convertirse en delantero.

Javier Romero, quien en el torneo pasado estuvo como portero con Petapa, pasará a ser tomado en cuenta como atacante (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
Javier Romero, quien en el torneo pasado estuvo como portero con Petapa, pasará a ser tomado en cuenta como atacante (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

La caótica situación que experimenta el conjunto miguelense, que es el principal candidato para descender a la Primera  División, ha llevado al cancerbero Javier Romero a tomar otro rol dentro del rectángulo de juego.

Romero, quien junto a Héndrick Noé Córdova, Byron Argueta y Aser Hernández decidieron quedarse con los loros, todo lo contrario a los 17 jugadores que rescindieron sus contratos por el impago de sus salarios, asumirá la funciones de un atacante, posición que desempeñó en su etapa como juvenil.

“Antes de iniciar profesionalmente ya había jugado de delantero, incluso con el profesor Rafael Loredo ya había probado en unos interescuadras. Ante la necesidad del equipo y por lo que le contaron al nuevo entrenador, él tomó la decisión de ponerme allí”, explica el espigado jugador.

“Hay que aprovechar la oportunidad. Lo que uno desea siempre es jugar. Queremos salir de esa posición incómoda en la que estamos. Sé que va a ser un poco difícil. Me toca aportar la mucha o poca experiencia que tengo para apoyar a los jóvenes que quedaron en el equipo”, añadió.

El exjugador de Mixco de la Primera División aseguró que se mantuvo con el equipo porque “de primero es la familia”. Uno de sus tíos, el exjugador Gonzalo Romero, es embajador de la junta directiva de los loros.

Por si te interesa: Cobán Imperial aprovecha la crisis de Petapa y golea a su especial

“Antes de tomar la decisión hablé con mis compañeros de que primero es la familia y ellos entendieron mis razones, como yo las de ellos”, señaló.

“Desde el inicio platicamos con mi tío que sería difícil estar en el equipo porque se iban a venir las críticas”, agregó quien por las tardes trabaja como entrenador de futbol en las academias de Ángelo Padilla, para tener otro ingreso económico ante la crisis económica que experimentan los loros.

Contra Antigua GFC, en el duelo del siguiente viernes de las 20 horas en el estadio Julio Amando Cóbar, Romero espera estrenarse como anotador y de paso así silenciar las constantes críticas de los aficionados miguelenses.

“Si le pusiera atención a los que vienen a gritarme cosas al estadio no estuviera dónde estoy”, puntualizó.

Contenido relacionado:

> Petapa es multado con Q35 mil por culpa de la porra de Comunicaciones

> Brolin Valdizón, del Girona C de España a esperar su inscripción con Petapa 

> Técnico de Petapa asegura que sus jugadores trabajan “de gratis” 

0