Jocotán y Rosario, los coleros de la Primera División que por perder por incomparecencia quedaron al borde de la desafiliación

Un nuevo escándalo ha sacudido a la Primera División. En la fecha 16 del Apertura 2018, dos equipos, Rosario, último lugar del grupo A, y Jocotán, colero del sector B, no se presentaron a disputar sus respectivos encuentros y perdieron por incomparecencia. 

Rosario y Jocotán no se presentaron a los duelos de fecha 16 y perdieron por incomparecencia. Los dos equipos son los últimos lugares de los grupos A y B de la Primera División (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Rosario y Jocotán no se presentaron a los duelos de fecha 16 y perdieron por incomparecencia. Los dos equipos son los últimos lugares de los grupos A y B de la Primera División (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Rosario, que ha pasado por un mar de problemas desde el torneo pasado, no atendió la programación de la fecha 16, en dónde se mediría a San Pedro, porque no pudo cambiar a tiempo la sede del encuentro.

 La escuadra quetzalteca tenía planificado solventar sus encuentros de local en el estadio Los Pinares de San Juan Ostuncalco, sin embargo, la propuesta se derrumbó a inicios del campeonato y el equipo tuvo que mudarse al estadio Julio Armando Cóbar de San Miguel Petapa. Incluso, no tiene canchas fijas de entrenamiento. 

Al no informar con tiempo a la administración de la Primera División acerca del cambio de su sede, su juego contra los shecanos quedó tal y como estaba en el calendario oficial del Apertura 2018, en el que se indica que su estadio se encuentra en territorio quetzalteco.

Por si te lo perdiste: Bicolor es humillada por Israel y Claverí es el principal señalado de la derrota

San Pedro asistió el domingo recién pasado al estadio Los Pinares, a  las 15.30 horas, pero la escuadra local nunca se presentó. Los árbitros dieron el tiempo de espera y declararon ganador a la escuadra visitante, a la que Rosario deberá reintegrarle los gastos en los que incurrió para asistir al juego que al final no se realizó.

Jocotán, al que también la Federación Nacional de Futbol (Fedefut) ya le descontó tres unidades por no cancelar un laudo, también se ausentó para disputar su juego de la fecha 16 contra Sansare, sublíder del sector B.

En el estadio Las Victorias de Sansare el conjunto yuquero observó con intranquilidad cómo su rival nunca atendió su cita, sin dar mayores pormenores. Los árbitros también cumplieron con el tiempo de espera y dieron como ganador a los locales.

Alessandro López, gerente de la Primera División, lamentó el accionar de los dos equipos y explicó que de volver a repetir su comportamiento la sanción que sigue es la desafiliación. 

“El reglamento es claro. Si un equipo pierde por incomparecencia dos juegos lo que procede es la desafiliación”, señaló el dirigente. 

Además de las sanciones económicas por haber incurrido en faltas, las dos escuadras deberán hacerce cargo de los gastos en los que incurrieron sus rivales, ya que salieron perjudicados.

Contenido relacionado:

Rosario seguirá en el circuito de ascenso y afecta a Santa Ana Petén

Quiché culpa al alcalde de Sololá de lanzarle una botella a sus aficionados

Universidad se aferra a la esperanza para resurgir en la Primera Divisón