Jorge Mario Véliz asegura que la Fifa solo busca lucrar

El presidente de la Federación de Fútbol de Guatemala, Jorge Mario Véliz, dijo hoy durante una citación en el Congreso que la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) no vela por el desarrollo sino por el lucro, que es su fin “primordial”.

Jorge Mario Véliz a su salida del Congreso de la República donde habló de la problemática del futbol nacional. (Foto Prensa Libre: La Red)
Jorge Mario Véliz a su salida del Congreso de la República donde habló de la problemática del futbol nacional. (Foto Prensa Libre: La Red)

“El desarrollo en FIFA no existe, no hay tal”, debido a que es una sociedad anónima “millonaria, más que cualquier entidad o consorcio en el mundo”, aseguró para marcar las diferencias entre ésta y la Federación que preside, la cual está obligada al desarrollo de los deportistas de acuerdo a la Ley Nacional del Deporte.


El futbol guatemalteco, suspendido internacionalmente desde octubre de 2016, aprobó unos estatutos de los que se desconocen los pormenores pero que espera enviar esta misma semana a Zúrich, Suiza, para conocimiento y análisis del buró ejecutivo de la FIFA, presidido por Gianni Infantino, y se pueda revertir la anulación.

En julio pasado, la anterior administración del futbol guatemalteco, cuya elección no había sido reconocida por la comisión normalizadora impuesta por la FIFA en Guatemala desde el 2015, cuando se destapó un caso de corrupción al expresidente de la entidad, Brayan Jiménez, derivó en la disolución de la misma y en la instalación de una mesa técnica que trabajó en los nuevos estatutos.

Si la FIFA no acepta la propuesta de la Federación local, la selección mayor de Guatemala perdería la posibilidad de disputar la Copa Centroamericana, un torneo clasificatorio para la Copa Oro que incluye a todos las selecciones de la región y del norte de América, la cual a su vez otorga medio boleto para acudir a la Copa Confederaciones.

La Federación local busca que “prevalezca el orden interno, nuestra Ley Nacional del Deporte y los estatutos modelo de acuerdo al ordenamiento legal de FIFA”.

De no ser éstos aprobados por el ente rector del balompié mundial, Guatemala iría por un “plan B”, implementado en los 15 días hábiles siguientes, “el cual no está formulado” pero podría consistir en la salida del sistema federado nacional y constituirse como empresa y “sociedad anónima”, indicó Véliz.

La FIFA busca que sus países miembro adopten modelos estándar de estatutos acordes a su normativa, los cuales, según Véliz “en algunos aspectos riñen con la ley nacional, que en Latinoamérica es la única en su tipo y establece órganos rectores que no podemos como guatemaltecos soslayar”.

El conflicto de las leyes nacionales con la regulación de la FIFA se basa en tres áreas, la fiscalización de los recursos que en Guatemala realiza la Contraloría general de Cuentas, la materia disciplinaria a través del Tribunal de Honor nacional (al que se deben someter los dirigentes que cometan faltas) y las elecciones, que en el país centroamericano se rige bajo el Tribunal Electoral del Deporte Federado.

“La FIFA ha diseñado sus estatutos modelo para que sus afiliados se integren a una comisión electoral, pero nosotros buscamos que las elecciones de comité ejecutivo, órgano disciplinario y comisión técnico deportiva se rijan bajo el Tribunal Electoral nacional”, explicó Véliz.

En cualquier caso, de haber algún conflicto, éste debería resolverse de acuerdo al estatuto internacional, “según una opinión consultiva de la Corte de Constitucionalidad emitida el año pasado”, amplió.

Jorge Mario Véliz se presentó esta mañana a un citatorio al Congreso de la República por parte de Luis Hernández Azmitia, del Movimiento Reformador. (Foto Prensa Libre: La Red)

Cuestionado acerca del supuesto desarrollo de futbolistas que ha impulsado la Federación a lo largo de la historia, Véliz dijo en conferencia de prensa que “ha sido muy escaso y limitado por factores económicos, estructurales y gerencial que no son mi responsabilidad, pues asumí hace dos meses”.

El jefe de bloque del Movimiento Reformador, Luis Hernández Azmitia, quien convocó a las partes -incluido el presidente de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala, Julio Fernando Cáceres-, recalcó que el hecho de que la selección guatemalteca no participe en el plano internacional lo ve “como un problema” y una baja al “estímulo” de los jóvenes.