José Carlos Martínez, el orgullo de Moyuta, se ha ganado un lugar en la Selección Nacional

Todos los regaños de don Isauro —padre—, cuando el pequeño José Carlos Martínez se salía de casa sin permiso para ir a jugar futbol,  en la aldea Bethania de Moyuta, Jutiapa, forman ahora parte de la historia de la niñez del brillante jugador de 20 años de Municipal, y una de las promesas en la Selección Nacional de Guatemala. 

José Carlos Martínez, durante el entrenamiento de la Selección Nacional, en el Proyecto Goal. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
José Carlos Martínez, durante el entrenamiento de la Selección Nacional, en el Proyecto Goal. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

“Siempre estoy con los pies sobre la tierra”, es uno de los lemas que más le gusta al delantero,  quien el viernes tendrá un duro reto con la Bicolor en el juego contra Argentina, ya que, según la primera práctica, podría ser parte del once inicial.


En su mente y corazón aún están aquellos partidos que disputó con el deportivo Bethania —equipo de Moyuta— algunas veces en canchas de tierra y  otras  con un poco de gramilla, algo que siempre le dio felicidad al Flaco.  
Lee también: La Bicolor emprende una nueva aventura para enfrentar a Argentina y Ecuador
“Antes jugaba en el equipo del pueblo de  Moyuta, pero nunca en un equipo profesional hasta que llegué a Municipal, a los 16 años”, recuerda.

Productivo

El trabajo que ha hecho con los rojos desde que debutó  hace dos años,  le ha servido para ser convocado a la Bicolor.

“Estoy agradecido con Dios y con mi familia por el apoyo. El llamado se dio por el  trabajo que he hecho, y siempre con los pies en la tierra. Tengo la oportunidad y la bendición de estar en la Selección Nacional y  ahora debo  trabajar duro”, expresó el artillero.
Lee también: Fedefut denuncia ante el Ministerio Público faltante y sustracción de uniformes
Martínez, quien le dio el triunfo a Municipal el fin de semana pasado en la fecha 7 del Apertura 2018 contra Chiantla, es el delantero más productivo del equipo.

Con los rojos desde sus inicios —2016— suma 10 goles. Con la Bicolor  sueña también ser un referente en la ofensiva, pero es algo que toma con paciencia como lo hizo con los escarlatas hasta que logró jugar en la Liga Nacional.

“Hay momentos en los que como futbolista uno se desespera porque piensa que se debe jugar, pero los entrenadores saben el momento. Hay que ser paciente, mentalizarse bien, saber lo que uno quiere y estar preparado”, agregó.

El Flaco considera que la madurez mental es importante para pensar siempre como un grande dentro de la cancha.

Contenido relacionado

> Wálter Claverí modifica convocatoria para enfrentar a Argentina y Ecuador por cuatro jugadores que no tienen visa
>
 
Gardiner se declara enemigo de los técnicos que no creen en el talento de los jugadores guatemaltecos
>
 
Contreras: “Ahora en la selección nos toca estar en el plano de los más viejitos”