Luis Pedro Molina es parte del éxito de Santa Lucía Cotzumalguapa en la Primera División

La vida lo ha golpeado duramente, pero él siempre  ha sabido levantarse. Con 41 años, el guardameta Luis Pedro el Chicotón Molina sigue demostrando que con disciplina, trabajo exigente y talento se puede prolongar una carrera en el mundo del balompié.

Luis Pedro Molina ha consagrado su vida al futbol y es un incansable portero de mil batallas. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
Luis Pedro Molina ha consagrado su vida al futbol y es un incansable portero de mil batallas. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

Con su inquebrantable espíritu competitivo, el que heredó de su padre —Rodolfo Molina (q.e.p.d.)— y del  karate     —disciplina  que practicó durante ocho años—, el guardameta retalteco no se cansa de alcanzar nuevas metas.


El domingo recién pasado obtuvo su tercer cetro de campeón  en la Primera División, luego de que su equipo Santa Lucía Cotzumalguapa se impusiera a Sansare en la gran final. Con Petapa, en la temporada 2013-2014, había logrado un bicampeonato.

Formado en  Comunicaciones, equipo con el que logró cuatro campeonatos, Molina aún no piensa en el retiro, al contrario, está dispuesto a seguir prolongando su historia dentro del futbol nacional.

“En el 2015 sí pensé en el retiro, luego de que en Petapa —dirigido por Pablo Centrone— no estuve de acuerdo con unas decisiones a las que uno no debe prestarse y por el repentino fallecimiento de mi padre en un accidente aéreo —era piloto—. Ahora estoy feliz en Santa Lucía, dispuesto a continuar dando lo mejor”, asegura el padre de Sofía —16 años— y Andrés —5—.

Te puede interesar: Aprueban presupuesto de la Fedefut por más de Q43 millones. 

El exguardameta de Jalapa, en el que también fue campeón, de Marquense, de Xelajú MC,  de Peñarol La Mesilla, de Siquinalá y de Antigua GFC, también está feliz por el rol de formador de porteros que cumple desde hace dos años en la academia Futeca.

A sus 41 años Luis Pedro Molina se mantiene con una gran condición física. (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

“Me siento bendecido por el don que me cedió Dios de practicar al futbol. Estoy también disfrutando la faceta de preparador de porteros”, agregó Luis Pedro, quien en Santa Lucía Cotzumalguapa  se prepara en soledad y con la ilusión de volver a atajar en la Liga Nacional para silenciar con sus actuaciones a los seguidores que lo culpan de “amañador”.

Lee también: El eufórico festejo de los Cremas B después de eliminar al campeón Guastatoya. 

“Yo no me vendo. Me he equivocado, pero no ha sido a propósito, sino por intentar hacer bien mi trabajo. No soy ningún amañador”, enfatizó.

Contenido relacionado

> Podrán recuperarse físicamente Cobán Imperial y Guastatoya para el Clausura 2019.
> Léster Rodríguez es el patrón del bicampeón Guastatoya. 
> Guatemala enfrentará en amistosos a Costa Rica y El Salvador en marzo de 2019.