Marco Pappa: “Extraño todo y quiero volver a competir”

El mediocampista guatemalteco Marco Pablo Pappa pasa los días junto a su familia, esperando que pronto termine el covid-19 para volver a una cancha de futbol y recuperar el tiempo perdido.

Publicado el
Marco Pablo Pappa espera volver a jugar pronto y olvidar esos seis meses fuera de una cancha. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Marco Pablo Pappa espera volver a jugar pronto y olvidar esos seis meses fuera de una cancha. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A diez días de cumplir seis meses fuera del futbol profesional, el zurdo guatemalteco toma las cosas con calma, sabe que pronto llegará el momento para volver a ponerse el traje de jugador y derrochar su magia en el terreno de juego.

El 23 de octubre del 2019, Pappa estaba en la banca del Deportivo Mixco esperando que le tocara ingresar a jugar. El duelo era contra Antigua GFC. Al minuto 58 ingresó en lugar de Michael Meneses. Fue el último encuentro en la Liga Nacional, ese día los ‘Chicharroneros’ perdieron 0-3 frente a Antigua GFC.

Al día siguiente la relación contractual entre Pappa y Mixco terminó. Aunque hubo algunos equipos de la Liga Nacional que se le acercaron para poder tener sus servicios no logró ningún acuerdo, así como en el extranjero.

La gran oportunidad llegó cuando San Pedro, de la Primera División le abrió las puertas, pero fue el convid-19 el que se las volvió a cerrar. “Me fui muy ilusionado y contento a San Pedro. Conocí al cuerpo técnico, jugadores y directiva; solo pude entrenar dos días y ese tiempo me dejó un buen sabor de boca, que estoy en el lugar correcto. Estaba feliz porque iba a poder jugar (miércoles 18 de marzo), pero ya no se pudo”, lamenta Marca Pablo.

El zurdo siempre se ha mantenido activo, lleva un entrenamiento dirigido y hace gimnasio con sus hermanos, además se entrenaba en la Federación Nacional de Futbol y jugaba tres o cuatro días a la semana. “Me siento muy bien porque no he parado desde la salida de Mixco”, reconoce.

Pappa estaba ilusionado con volver para poder ser elegible para la Selección Nacional, pero ahora deberá continuar en la cuarentena junto a su familia y protegiéndose para evitar ser contagiado por coronavirus.

“Los que más extraño es estar adentro de la cancha, poder competir y hacer goles importantes para mi equipo. Poder observar que mi club está bien, que sea protagonista. Extraño todo lo que nos toca vivir a los futbolistas”, dice con un tono melancólico.

El zurdo seguirá esperando que se reanude el futbol guatemalteco para poder volver a estar en equipo. Tanto la Primera División como la Liga Nacional están esperando que se den las condiciones para regresar a la actividad en mayo, de no ser así, sería para la próxima temporada, en la que quiere volver a ser el jugador diferente que lo llevó a jugar a la MLS y a Holanda, el que con un toque sutil puede cambiar un partido.