Nicholas Hagen: “Los errores se pagan caros y más en finales”

Los errores en la defensa de  Municipal, en la final del torneo Apertura 2017, fueron determinantes para que el sueño del bicampeonato escarlata se esfumara. En el centro del huracán se encuentra el guardameta Nicholas Hagen, quien falló en algunos momentos claves.

Nicholas Hagen admite que los errores le costaron caro, y acepta las críticas. (Foto Prensa Libre: Fernando López)
Nicholas Hagen admite que los errores le costaron caro, y acepta las críticas. (Foto Prensa Libre: Fernando López)

Triste y decepcionado, pero con la firme creencia de que se levantará, así se encuentra Nico, después de que su equipo perdió el título frente a Antigua GFC. El portero se refugia en las palabras de aliento que le dan su familia y amigos, quienes siempre lo acompañan.

Lo que más lamenta Hagen es no haber podido ser campeón para celebrar como portero titular, ya que en mayo último, no estuvo en la final de vuelta.

“Quería ganar el cetro, jugando, pero no se pudo. Sé que Municipal es un equipo grande, que vendrán más oportunidades y tendré que aprovecharlas”, aseguró con voz entrecortada.

“Me toca pelear contra la corriente para hacer las cosas bien y tratar de ser un mejor portero y persona”, dijo Hagen, quien reconoció que en algún momento le tocaría atravesar por una situación difícil.

“Ya había pasado un buen torneo, creo que me tocaba uno malo para crecer y saber cómo son las dos caras de la moneda”, señaló Hagen, quien agregó que todo es parte de la vida y que ahora lo importante es darle vuelta a la página.

Acepta las críticas

El portero escarlata aseguró que no bajará los brazos por este mal momento y que respeta a quienes lo critican. “Tienen todo el derecho de hacerlo. A pesar de los señalamientos tengo que mantenerme firme en que puedo dar más y seguir haciendo las cosas bien. Debo ser mejor cada día”, indicó el guardameta.

Sobre su actuación y el papel que jugó en el primer gol de Antigua GFC, en el partido de vuelta, lamentó no haber podido hacer algo mejor para desviar el balón.

“Me agarró a quemarropa —José Mena— y no reaccioné como debía. Lo hice mal, pero son milésimas de segundo y solo queda corregir”, comentó con tristeza.

El guardameta escarlata recibió 23 tantos —5 en la fase final— en los 27 encuentros que disputó. (Foto Prensa Libre: Eddy Recinos)

En el gol de Alejandro Díaz, aseguró que comenzaron el segundo tiempo desconcentrados y pagaron mal esa desatención.

“Los errores se pagan caros y más en finales”, es la conclusión de Hagen, quien buscará madurar con base a este trago amargo para volver a darle una alegría a los rojos en el próximo torneo.