Rigoberto Gómez se aferra a un milagro para salvar a la Usac del descenso

Ante el panorama oscuro por el que atraviesa la Usac —31 puntos en la tabla acumulada—, el domingo se medirán con el Deportivo Mixco, en un partido en el cual lo único que les sirve es ganar y esperar que Jocotán —32 unidades— pierda contra Carchá para mantenerse con vida en la Primera División.

El entrenador hondureño Rigoberto Gómez dirige el trabajo de la Universidad de San Carlos. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
El entrenador hondureño Rigoberto Gómez dirige el trabajo de la Universidad de San Carlos. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

El duelo del todo o nada se jugará en el terreno de los chicharroneros, quienes sueñan con clasificarse entre los primeros cuatro del grupo B que pelearán por el título.

“A nosotros lo único que nos sirve es ganar y esperar combinaciones de resultados. Esta jornada es clave y obviamente se torna difícil, pero no imposible, así que haremos nuestro trabajo. Buscaremos el triunfo que nos permita seguir vivos y tener opción de jugar un repechaje”, expresó el técnico del cuadro estudioso, Rigoberto la Chula Gómez.

Una derrota condenaría a los sancarlistas al fatídico descenso directo a la Segunda División.

La preocupación aumenta para la Chula, debido a que en el decisivo encuentro no podrá contar con algunos jugadores claves.

“No estamos completos, pero con lo que tenemos podemos ir a hacer un buen juego. No contaré con el lateral izquierdo José González ni con Usiel Rivas, por lesión. Tampoco tengo disponible a Roberto Montepeque —suspendido— y el portero Jaime Carbajal, es duda”, indicó el exjugador de Comunicaciones.

La motivación y la fe ciega en que puede salvarse es evidente en el equipo sancarlista. Sonrisas y bromas combinadas con sacrificio demuestran el buen ambiente que viven mientras llega el crucial juego.

Uno de los pecados de la Usac fue que en el torneo pasado apenas sumó 11 de 54 puntos posibles. “Desgraciadamente nos quedamos cortos, pero mientras sigamos con vida, vamos a luchar”, dijo Gómez, quien heredó un plantel con muchas limitaciones. “El domingo nos jugamos la última carta”, sentenció.

Contenido relacionado

> Quiché FC y Sololá provocan que la Primera División sea vista como un foco de trampas y de amenazas a árbitros y jugadores

> Futbolistas regalan balones e implementación deportiva a niños de escasos recursos de Villa Nueva

> Aurora FC visita la unidad pediátrica del Hospital Roosevelt

0