Suspensión Fedefut | Gerardo Paiz declina y le pasa la estafeta al polémico asambleísta Jorge Mario Véliz 

El empresario y dirigente del futsal guatemalteco Gerardo Paiz cede el control del grupo de trabajo, que aspira a liderar la  Fedefut, a Jorge Mario Véliz, el asambleísta que conspiró hace un año contra la Fifa.

Publicado el
El dirigente de la Primera División, Jorge Mario Véliz, habría iniciado su inscripción para postularse como candidato a la presidencia de la Fedefut, después de que Gerardo Paiz haya declinado su participación (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El dirigente de la Primera División, Jorge Mario Véliz, habría iniciado su inscripción para postularse como candidato a la presidencia de la Fedefut, después de que Gerardo Paiz haya declinado su participación (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 Paiz Bonifasi decidió, entre  tristeza y  decepción,  ponerle punto  y final a su sueño de llegar a la presidencia de la Federación Nacional de Futbol (Fedefut).

El proyecto, que trabajó por más de tres años, se lo cedió a Jorge Mario Véliz, su mano derecha, operador de su campaña política y uno de los asambleístas que encabezó la rebelión contra el Comité de Regularización colocado por la Fifa y que deparó en la suspensión del balompié guatemalteco a escala internacional desde el 28 de octubre del 2016.

“Le cedí  el proyecto porque yo voy a arreglar mi situación con lo del finiquito que me armaron. Calculo que eso me llevará seis meses”, dijo Paiz.

“Él —Véliz— está juntando papelería para meterse en el asunto —elecciones—, pero no se cómo va el tema de su inscripción”, agregó.

El empresario reconoció que Véliz es quien había estado trabajando con los posibles votantes —asambleístas— de su candidatura. Ahora a Paiz lo único que le interesa es limpiar su nombre e imagen.

“Él venía trabajando el proyecto y a los votantes. Yo simplemente le dije que me bajaba del carro. Me indicó que podía  seguir con el proyecto. A mí ya no me importa. Voy a limpiar mi nombre”, comentó.

“Necesidades de federaciones no tengo. Poseo negocios, no necesito una federación para vivir, esa es la diferencia con los otros candidatos”, ironizó.

El máximo dirigente del futsal guatemalteco confesó estar decepcionado y que analiza la situación de apoyar otro deporte.

“Estoy decepcionado porque no me puedo inscribir. De repente me cambio de deporte, porque no solo el futbol me gusta. Podría ser el baloncesto”, indicó.

Paiz Bonifasi aseguró que él nunca ha hecho algo malo y que sigue sorprendido por la denuncia que puso en el Ministerio Público (MP) la Contraloría General de Cuentas (CGC), que lo señala de haber falsificado una constancia transitoria de inexistencia de reclamación de cargos —finiquito—,  requisito para que el Tribunal Electoral del Deporte Federado (Tedefe) aceptara su candidatura en la Fedefut.

“No hice nada malo y no me arrepiento de nada.  Se formó un grupo sólido y bueno, y ahora lo heredó él —Véliz—”, subrayó.

Guarda silencio

Jorge Mario Véliz, dirigente de la Primera División, se limitó a indicar de que esperará hasta mañana para emitir alguna opinión, ya que es la fecha límite que puso el Tedefe para oficializar  a las planillas que van por la Fedefut.

“Mi opinión no tiene ningún valor. Oficialmente quién da la información es el órgano rector, y en este caso es el Tedefe. Mientras no haya una resolución no tengo nada que decir. Ahorita no soy candidato. Es prematuro dar información”, insistió.

Eduardo Prado, presidente del comité interino de la Fedefut, indicó que tres planillas solicitaron sus solvencias ante el Órgano Disciplinario para participar en el proceso eleccionario.

“Tengo información de que tres grupos ingresaron la solicitud para que se les extendieran sus solvencias. Son liderados por Jorge Mario Véliz, Jorge Roldán y Luis Leal”, señaló.

CDAG debe responder

La Sala Primera del Tribunal de lo Contencioso Administrativo admitió ayer para su trámite el amparo interpuesto por Adela Camacho en contra de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala  por no resolver la reforma estatutaria de la Fedefut.

 La CDAG tiene 48 horas para resolver su situación. Ese es uno de los problemas que tiene a la Fedefut suspendida.