Manuel Rodas sueña con seguir haciendo historia en el ciclismo

En la historia del ciclismo guatemalteco, Aureliano Cuque —1951 y 1961— y Edín Roberto Nova —1985 y 1988— lograron ganar en dos oportunidades la Vuelta a Guatemala. Manuel Oseas Rodas Ochoa  dice estar listo para superarlos.

Manuel Rodas es el actual campeón de la Vuelta a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Raúl Barreno).
Manuel Rodas es el actual campeón de la Vuelta a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Raúl Barreno).

El deportista tiene en   mente ganar esta vuelta. Quiere conseguir un tercer giro al país, aunque está consciente que eso no depende solo de él, pero lo tiene claro: depende de su mejor esfuerzo  y de un equipo que ha mostrado unidad y solidaridad.

 

Rodas sonríe cuando escucha que su edad podría ser el inicio del final a una carrera exitosa —dos  vueltas a Guatemala, dos participaciones en juegos olímpicos y las competencias en Panamericanos y Centroamericanos—. ¿Qué más puede dar la vida deportiva a un atleta en un país como Guatemala? La exigencia siempre aumenta conforme se gana. Es el ciclo del deportista.

A la memoria vienen Aureliano Cuque y Edín Roberto Nova, en los años 1951, 1961, 1985 y 1988. Pocos recuerdan que esos logros enorgullecieron a miles, quizás millones, de guatemaltecos.

“Falta mucho para eso”, asegura Rodas sobre su retiro, mientras se acomoda en la bicicleta, su compañera desde hace más de 20 años. Con nostalgia recuerda aquellos días en que tenía 10 luces de existencia, tiempos en que la bicicleta se le cruzó en el camino y dejó por un lado el futbol. Recuerda cómo a los 15 años las cosas empezaron a dar forma para colgarse medallas y coleccionar trofeos cada año.

Meme, como le llaman sus compañeros de equipo, tiene 36 años. Los cumplió el 5 de julio y es el último campeón de la Vuelta Ciclística a Guatemala. En 2019 se coronó y amplió la hegemonía del equipo quetzalteco Decorabaños. Siempre era la carta del ciclismo nacional, pero no lo había logrado. Se quedaba en el intento. Pero al final, en 2017, Meme Rodas acabó con una sequía de triunfos para el país en esta disciplina deportiva.

El ciclista quetzalteco aspira a ganar su tercera vuelta a Guatemala. (Foto Prensa Libre: Raúl Barreno).

Fermín Méndez, su paisano, había logrado coronarse en 2000, y fue todo un suceso, una bocanada de oxígeno para el deporte que mueve masas y no distingue clases sociales. Cuando Rodas cruzó la meta le dio una esperanza a un deporte que había celebrado únicamente los triunfos de extranjeros.

“Es un sueño, claro, ganar este año. Ganar tres veces e imponer un récord. Sería lindo alcanzar una tercera victoria, pero eso depende de muchos factores. Hemos trabajado para ello y espero que se pueda lograr. Lo más importante es que el equipo logre su objetivo, que es ganar”, explica.