Argentina llegó a Rusia como favorita pero llena de contratiempos

La selección argentina aterrizó este sábado en Moscú como una de las favoritas a hacerse con el título en Rusia-2018 pero con varios contratiempos recientes que han hecho saltar las alarmas, tras cancelar su último amistoso ante Israel y perder a Manuel Lanzini por una grave lesión.

Lionel Messi posa con la tripulación del vuelo que llevo a Argentina a Rusia 2018. (Foto Prensa Libre: Instagram Selección de Argentina)
Lionel Messi posa con la tripulación del vuelo que llevo a Argentina a Rusia 2018. (Foto Prensa Libre: Instagram Selección de Argentina)

Enzo Pérez, volante de River Plate, sustituirá finalmente al futbolista del West Ham United inglés.


“El volante Enzo Pérez será el futbolista que reemplazará a Manuel Lanzini en la convocatoria”, publicó el Twitter oficial de la selección

“Ahora debo despertar un poco del sueño”, dijo el jugador por su parte al canal TyC Sports, poco después de conocer la noticia.

Los de Jorge Sampaoli  llegaron esta tarde al sureste de la capital rusa alrededor procedentes de Barcelona bajo un fuerte control policial para desplazarse a continuación a su campamento base en el Bronnitsy Training Centre.

Su búnker aguarda a los finalistas de Brasil-2014 con todo listo para que Lionel Messi y el resto de la disciplina albiceleste pueda concentrarse únicamente en su verdadero objetivo: ganar el Mundial.

“He estado en cinco Mundiales y este es el mejor lugar porque tiene todo: las habitaciones son cómodas, el lugar que tiene el cuerpo técnico, la utilería… tienen todo, nunca hubo un lugar así para la selección”, le confesó el viernes a la AFP Omar Souto, gerente de Selecciones.

 Arcos y flechas

Las instalaciones, de unos 9 mil 800 metros cuadrados que bordean el Río Moscú, cuentan con pileta, jacuzzis, gimnasios, saunas, campos de juego y un salón de recreo donde los jugadores podrán divertirse gracias a varios futbolines, mesas de ping-pong, dardos, arcos con flechas de ventosas, campos de bádminton, de futvóley, una pista de pádel e, incluso, un proyector gigante para jugar a la Play Station.
Lee también: El gato Aquiles: el “pulpo Paul” del Mundial de Rusia 2018
Tras sucumbir ante Alemania en la prórroga hace cuatro años en Brasil (0-1), Argentina aspira de nuevo a levantar un título que se le resiste desde México-1986.

No en vano, cuenta con un Lionel Messi en sus filas que cumplirá 31 años en pleno torneo (el 21 de junio) y que está ante, quizás, su última oportunidad de ser campeón del mundo en su cuarta participación.

Luego de una fase de clasificación accidentada, en la que la Albiceleste cerró su boleto en la última jornada, los de Sampaoli se han centrado en buscar una identidad de juego basada en la posesión, la intensidad, la presión y la maximización de un Messi al que en el pasado se le ha criticado no rendir al mismo nivel que en el Barcelona.
Te puede interesar: Ellos son los futbolistas que son compañeros de equipo pero se enfrentarán en el Mundial
La “Pulga”, sin embargo, rompió antiguos mitos en los últimos tiempos con actuaciones decisivas, claves en que este sábado su país mire a Bronnitsy para recibir a sus héroes.

Percances y dudas

Argentina puso los pies en Rusia luego de una preparación atípica y con bajas de última hora, con un único partido amistoso previo al campeonato tras la suspensión de su choque ante Israel en Jerusalén por motivos políticos y la ausencia conocida el viernes de Lanzini por una grave lesión.

La Albiceleste, que perdió 1-6 ante España a fines de marzo en su último partido ante un rival directo por el título, solo se habrá probado en las últimas semanas ante la débil Haití, a la que derribó por 4-0, antes de debutar el próximo 16 ante Islandia. El 21 se medirá con Croacia y el 26 con Nigeria por el Grupo D.
Lee además: La solicitud de un niño a Luis Suárez: “¡No vayas a morder en el Mundial!”
Y no lo podrá hacer con Lanzini, quien se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha cuando apuntaba a titular, ni con su primer arquero, Sergio Romero, también con problemas en la misma zona y desafectado a finales de mayo.

Así, con escaso kilometraje y averías de última hora, Sampaoli pondrá su maquinaria a trabajar a máximo rendimiento desde el domingo. Con dudas, un equipo aún por definir y un reemplazo en el horizonte pero con la garantía de tener al volante a Lionel Messi.

Contenido Relacionado: 

> Rusia 2018 termina con la amistad entre Lionel Messi y Luis Suárez
> Jorge Sampaoli no quiere al Lionel Messi de Brasil 2014
> Mundial Rusia 2018: conoce las 32 camisetas oficiales que lucirán en la Copa del Mundo de futbol