Julio César, el portero del 7-1 contra Alemania, se despide del futbol

El portero brasileño Julio César, recordado por haber estado presente en el 7-1 frente a Alemania, se retiró del futbol en el partido que Flamengo, su equipo, venció 2-0 al América de Minas Gerais.

Publicado el
El portero brasileño Julio César fue despedido por sus compañeros del Flamengo. (Foto Prensa Libre: EFE)
El portero brasileño Julio César fue despedido por sus compañeros del Flamengo. (Foto Prensa Libre: EFE)

Julio César, de 38 años, había anticipado a inicios de abril que el juego contra América, válido por la segunda fecha del torneo nacional de Brasil, sería el último de su carrera. Una vez que el partido acabó, fue llevado en andas por sus compañeros y ovacionado por el público en el Maracaná.


En el partido de despedida de su golero, el conjunto de Río de Janeiro venció y llegó a los cuatro puntos en la tabla de posiciones, en dos fechas. Al menos hasta este domingo, cuando e juegue el resto de la jornada del “Brasileirao”, es el único puntero.

Julio César había debutado en 1997, con Flamengo, club en el que se quedó hasta 2005. En 1999, ganó la ya extinta Copa Mercosur.

Lee además: La novia de Neymar saca provecho de sus “estampitas”

Luego de convertirse en ídolo del club carioca, fue vendido a Inter de Milán, en donde también llego a ser un referente. En el club italiano, ganó la Liga de Campeones 2009/2010, además de cinco torneos locales.

Durante aquellas temporadas en el Inter, Julio César era a menudo considerado como uno de los mejores arqueros del mundo, junto a Iker Casillas y Gianluigi Buffon.

Asiduo convocado a la selección brasileña desde 2004 y titular en el Mundial de Sudáfrica 2010, Julio César fue citado por Luiz Felipe Scolari para disputar la Copa de Brasil 2014. Pese a que en ese momento el portero jugaba en el futbol canadiense, el entrenador decidió otorgarle la titularidad de la “canarinha”.

Lee además: De aquel 7-1 a un nuevo sueño mundial: la “reinvención” de Brasil

Hasta la semifinal del campeonato, el nacido en Río estaba cumpliendo un buen papel. Sin embargo, el 8 de julio, sufrió en su arco los siete goles del seleccionado alemán y quedó marcado para siempre como el portero brasileño durante la goleada.

En una entrevista emitida en el canal “O Globo”, Julio Cesar reveló incluso que, luego de ese partido, había decidido retirarse, pero que una propuesta del Benfica de Portugal para que ocupe su portería le hizo rever su decisión.

En el club portugués, el brasileño se quedó hasta este año, cuando decidió volver al Flamengo para dar sus últimos pasos en el fútbol.

“Pienso en que, el día que me muera, dentro de mucho tiempo, el noticiero dirá: 'Muere Julio César, el portero del 7-1'”, manifestó en la última semana.

Contenido relacionado

> ¿Qué dicen los resultados de las selecciones de América Latina para Rusia?

> Los intocables de Brasil para Rusia 2018

> Para Sané, Brasil es más fuerte que en 2014 y menos “Neymar-dependiente”