Kener Lemus, la solución de William Coito Olivera para la zona de recuperación de Comunicaciones 

Desde hace ocho años que Kener Hairon Lemus Méndez llegó al centro deportivo Greenfield, ubicado en la zona 4 de Mixco,  con una mochila cargada de ilusiones y de sueños para probar suerte en la categoría Sub 17 de Comunicaciones.

El mediocampista de recuperación de Comunicaciones, Kener Lemus, buscará ser clave en el duelo de vuelta contra Antigua GFC, por la llave de acceso a semifinales del Apertura 2018 (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)
El mediocampista de recuperación de Comunicaciones, Kener Lemus, buscará ser clave en el duelo de vuelta contra Antigua GFC, por la llave de acceso a semifinales del Apertura 2018 (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

William Coito Olivera y Mario Acevedo se encargarían de evaluarlo. Lemus no cayó en pánico escénico y con su buen trato hacia el balón logró llenarle la retina a los icónicos entrenadores cremas.

 La paciencia y la ambición por sobresalir fueron los pilares sobre los cuales el oriundo de Ciudad Quetzal, San Juan Sacatepéquez, empezó a tejer su propia historia con el plantel albo.

Después de dos años con la Sub 17, Lemus pasó a integrar la categoría especial y luego la filial que de la Tercera División ascendió a la Segunda y que en un abrir y cerrar de ojos llegó hasta la Primera División.

En esas aventuras por las ligas del futbol guatemalteco Kener siempre estuvo cobijado por la sabiduría de William Coito, quien lo llevó a debutar en la Liga Nacional cuando se hizo cargo del equipo mayor para el Apertura 2014, cuando los albos lograron el pentacampeonato.

Fue contra Petapa, en el estadio Cementos Progreso el 28 de septiembre del 2014, con 20 años, cuando Kener logró su ansiado debut en el máximo circuito.

Los constantes sacrificios hechos por Lemus estaban teniendo su recompensa.  Luego de proclamarse campeón en la Liga Nacional, una nueva oportunidad llegó para el mediocampista. Su rendimiento llamó la atención de una empresa promotora de jugadores para llevarlo al Olimpia de Paraguay.

En enero del 2015 emprendió su viaje a Sudamérica con la esperanza de convertirse en embajador del futbol guatemalteco. Sin embargo, todas sus ilusiones se desvanecerían, debido a que la compañía de representación de futbolistas le dibujó un panorama que nunca existió.

Por si te interesa: Oswaldo Aldana no era la mejor opción para impartir justicia en el estadio Pensativo

El regreso al país era inevitable. Lemus siempre mantuvo comunicación con Olivera, quien lo llenó de determinación para no desmayar en sus sueños.

Comunicaciones B no dudó en abrirle las puertas otra vez. Pese a la mala experiencia en territorio paraguayo, Kener se mantuvo optimista y confiado de que volvería a tener su revancha.

Tardó, pero llegó

Kener tuvo que soportar tres temporadas en el circuito de ascenso, picando piedra para que el técnico de la categoría mayor lo volteara a ver. Olivera, su técnico de la Sub 17 y quien lo había hecho debutar en la Liga Nacional en el 2014, lo inscribió en la Liga Nacional para cubrir el vacío dejado por Jorge el Pulpo Aparicio, quien se había marchado al Slaven Belupo del futbol croata.

La paciencia premiaba al volante de recuperación, quien antes había sido pretendido por otros equipos, pero su amor por Comunicaciones es genuino.  

En los planes de Olivera Lemus estaba contemplado para darle pelea a Rodrigo Saravia y a Jean Jonathan Márquez. Su primer partido en el Apertura 2018 fue contra Sanarate, en la tercera jornada, el 12 de agosto del 2018. Ingresó de cambio por Márquez. También participó en la cuarta y en la quinta fecha, siempre como suplente.

El volante de contención de Comunicaciones, Kener Lemus, se ha ganado un espacio en el armado que dirige William Coito Olivera (Foto Prensa Libre: Edwin Fajardo)

Su titularidad, la que por tanto tiempo había soñado, se dio con la llegada de la lesión de Saravia. Aunque rápidamente una dolencia muscular también le jugaría en contra. Sin embargo, se recuperó rápido y en el duelo del miércoles contra Antigua, por la llave de acceso a semis, demostró su corazón de acero en el mediocampo albo.

“Es una gran oportunidad la que me están dando. No me imaginaba que en este torneo estaría jugando por primera vez instancias finales. Estoy muy feliz por la oportunidad. Siento presión y nervios, pero trato de disfrutar los juegos”, señala.

“Llegar es fácil, lo difícil es mantenerse. Me enfoco en trabajar a conciencia, en dar más del cien por ciento en cada partido y en tener los pies sobre la tierra”, puntualizó.

Contenido relacionado:

El defensor de Antigua GFC José Carlos Pinto tiene ganas de revancha

Cremas no consiguen cancha para enfrentar a los coloniales

Los cremas le ganan con polémica el primer pulso a los panzaverde