Willy Olivera explica por qué Comunicaciones debe jugar en el Cementos Progreso

Los buenos resultados en torneos anteriores y jugar los encuentros de local en el mismo lugar de entrenamiento son dos de las principales razones por las cuales Comunicaciones decidió retornar al estadio Cementos Progreso para el próximo Apertura 2018.

Los jugadores de Comunicaciones trabajan en el gimnasio del estadio Cementos Progreso. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
Los jugadores de Comunicaciones trabajan en el gimnasio del estadio Cementos Progreso. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)

Desde que los cremas conquistaron el hexacampeonato en el Clausura 2015, no han vuelto a festejar la corona y confían en que   volver a su anterior casa, más los nuevos refuerzos y el trabajo efectuado durante la pretemporada  serán claves para situarse en lo más alto del futbol nacional.


Los albos jugaron de locales  en el estadio Doroteo Guamuch durante los últimos tres campeonatos, pero al encontrarse con algunas dificultades, como entrenar en muy pocas ocasiones en el coloso de la zona 5 capitalina, se vieron perjudicados y ese fue otro de los motivos por los cuales decidieron volver al  Cementos Progreso.

“Ahora vamos a entrenar todos los días en cancha sintética. Anteriormente llegábamos a ensayar un solo día al Doroteo Guamuch Flores y eso no nos daba ninguna ventaja deportiva”, explicó William Coito Olivera, técnico de los albos.

Recinto remodelado

Comunicaciones tendrá a su disposición todas las instalaciones del Cementos Progreso, que recientemente fueron remodeladas, lo cual le dará la oportunidad de prepararse mejor para enfrentar a sus rivales.

“Es nuestra  cancha. Queremos aprovechar esa situación. Acá nos sentimos muy bien y cómodos”, señaló Coito Olivera.

El estratega uruguayo   agregó que la decisión de volver al recinto de la zona 6 se tomó en conjunto.

Lee además: La Liga Nacional está hecha para extranjeros

“No fue una decisión solo mía, sino de todo el equipo. La analizamos y creemos que es lo más conveniente”, indicó el técnico.

Después de que los albos trabajaron durante 10 días en Misión El Faro, Izabal, han hecho del Cementos Progreso su nueva casa y refugio.

“Conocemos bien el pique del balón, sabemos cómo corre la pelota. Es un campo muy rápido para un equipo veloz como lo somos nosotros. Le vamos a intentar sacar el máximo provecho”, indicó el estratega Coito.

Kendel Herrarte, volante de los albos, coincidió con el timonel blanco y considera  que les irá bien en ese estadio.

“Antes entrenábamos muy poco en el Doroteo Guamuch y  en otras ocasiones lo hacíamos en estadios más pequeños. Eso nos afectaba a la hora de los partidos, porque sentíamos que nos quedaban largos los trayectos recorridos”, indicó.

Lee además: El guatemalteco Pablo Aguilar le anota un golazo al Santos de México

La nueva sede de los cremas luce impecable, ya que recientemente fue remodelada.

“Se  volvieron a pintar algunas líneas blancas. La grama está mucho mejor porque  se le quitó la basura y se le puso un nuevo caucho”, indicó Érick Fion, gerente de la instalación deportiva.

La pista alrededor del estadio, los camerinos, duchas, sala de prensa y salidas de emergencia son otras de las áreas que fueron remozadas en el estadio Cementos Progreso.

“El contrato para que los cremas utilicen el estadio es de un año. Allí van a entrenar y jugar las categorías Sub 15, Sub 17, Sub 20, Primera División y el equipo mayor”, agregó Fion, quien explicó que aparte de la cancha principal  podrán utilizar las  alternas, de grama natural.

Contenido relacionado

> Abraham Carreño es una de las figuras de los cremas para el Apertura

> Lombardi es la pieza perfecta para el medio campo blanco

> Jorge Aparicio deja a Comunicaciones y firma en Croacia