Guastatoya celebra el título con su almuerzo de campeones

El plantel de jugadores, cuerpo técnico, junta directiva y patrocinadores de Guastatoya, celebraron el título del Clausura 2018 con una convivencia que incluyó un almuerzo y entrega de premios para toda la plantilla.

Los jugadores de Guastatoya sonríen con el trofeo de campeones del Clausura 2018, luego de su celebración privada. (Foto Prensa Libre: Cortesía Guastatoya)
Los jugadores de Guastatoya sonríen con el trofeo de campeones del Clausura 2018, luego de su celebración privada. (Foto Prensa Libre: Cortesía Guastatoya)

Luego de su extensa celebración de ayer que incluyó una caravana entre el estadio David Cordón Hichos y el campo de la feria donde se realizó la fiesta entre el equipo y sus aficionados por la obtención del campeonato, la junta directiva y los patrocinadores del club, tuvieron su festejo privado.


Jorge Antonio Orellana, alcalde municipal de Guastatoya, se mostró feliz por el resultado de su equipo.

“Recuerdo cuando comenzamos este proyecto. Sin redes, ni pelotas y hasta sin jugadores y aun así no claudicamos. A partir de eso con la junta directiva comenzamos a soñar y hoy estamos aquí”, aseguró Orellana.

Los futbolistas recibieron un regalo de parte de uno de sus patrocinadores y el reconocimiento de sus directivos.
Lee también: Las felicitaciones al campeón
“Me siento contento por ser campeón de la Liga Nacional. Hay que agradecer a todos los compañeros por su esfuerzo desde los entrenamientos y en los partidos. Además a la afición el apoyo incondicional”, aseguró Fredy Orellana, anotador del segundo gol del partido que significó el 2-0 y 3-1 en el global.

Orellana se convirtió en una pieza clave en el equipo del técnico nacional Amarini Villatoro, quien logró el primer título de Liga Nacional de su carrera.

El “Chucho” Orellana realizó jornadas de doble y hasta triple turno para ponerse en forma física óptima y con ello buscar un mejor nivel futbolístico.
Lee también: Rodrígueza y Vargas fueron la dupla letal contra Xelajú
“En mes y medio bajé de peso y sigo trabajando aparte para disminuir más. Es una de las cosas que se deben hacer para estar mejor, es de esas decisiones para alcanzar el éxito”, agregó Orellana.

La alegría era evidente entre todos los pechoamarillo, que en medio de la música y la comida, seguían comentando las jugadas y los momentos más memorables del partido frente a Xelajú MC.

“Somos un grupo privilegiado. Es una doble satisfacción porque aparte de ser campeón le regalamos esto a una afición. Somos un grupo de amigos y esa es la clave del éxito. Hay que darle gracias a Dios por la oportunidad de conseguir esto”, afirmó Gerardo Arias, quien no jugó la final por una ruptura fibrilar.

Pero si para los jugadores y directivos ganar el título fue especial en su tercera final, para Villatoro fue algo único ya que se le había negado en la anterior contra Municipal.
Lee también: Rodríguez es el hondureño que brilla en Guastatoya
“Lo platicábamos con el grupo de que si lográbamos sacar adelante la serie después de lo que vivimos en Cobán con la lesión de varios jugadores podíamos ser campeones. La personalidad y jerarquía que mostró el grupo que se la creyó fue fundamental. Terminamos incluso el torneo con diez partidos sin perder”, aseguró Villatoro, quien a sus 37 años, se convirtió en el entrenador más joven en ganar el cetro y se sumó como el séptimo técnico guatemalteco que logra ser campeón de la Liga Nacional, desde 1942.

Antes lo lograron Manuel Carrera con Municipal, quien logró cuatro (1942, 1947, 1951 y 1955); Joaquín Ortiz ganó dos con Tipografía Nacional (1943 y 1953); Carlos Enrique Wellman levantó dos cetros para Comunicaciones (1968 y 1991), al igual que Jorge Lainfiesta (1981 y 1982); Jorge Roldán obtuvo uno con Aurora (1992-93) y el más reciente Douglas Zamora al mando de Suchitepéquez (Clausura 2016).

Contenido relacionado

> Los jugadores que Comunicaciones desechó y que brillaron en otros equipos
> Claverí dejaría a Xelajú para dirigir a la Selección Nacional
> Revive los goles que le dieron el título a Guastatoya