Juan José Paredes: “Estamos a 180 minutos de hacer realidad el sueño”

Juan José Paredes, el indiscutible portero de Guastatoya, está a las puertas de disputar una nueva final y muy cerca de salir campeón por décima ocasión, algo que lo tiene motivado.

El portero Juan José Paredes es uno de los jugadores más queridos en Guastatoya. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
El portero Juan José Paredes es uno de los jugadores más queridos en Guastatoya. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

“Me invaden sentimientos de emoción. Me siento bendecido por Dios al tenerme nuevamente disfrutando otra final. No hemos ganado nada. El objetivo es ser campeón con Guastatoya”, expresó Juan José Paredes, quien es la figura que tiene a Guastatoya en la final.


“Sabemos que nos tenemos que esforzar grandemente porque enfrente hay  a un rival —Xelajú—   que viene haciendo bien las cosas, pero nosotros también tenemos lo propio y sin duda tendrá que cuidarse de lo nuestro”, señaló JJ.

El guardameta, originario de San Francisco, Petén, resaltó que uno de los factores que tienen al conjunto pechoamarillo instalado en la pelea por el título del Clausura 2018 ha sido la unión.
 
“La clave, sin duda alguna, ha sido la unión. Nuestro camerino ha permanecido intacto. Hablamos con los compañeros que no iniciamos el torneo de buena manera, pero  que lo importante sería terminarlo bien y lo hemos logrado”, enfatizó Paredes.

El exportero de Comunicaciones, equipo con el que levantó la Copa en ocho ocasiones, aseguró que a Guasta lo mueve una fe enorme.

Lee además: Guastatoya deja en el camino a Cobán y está en la final

“No dejamos de trabajar, ni de creer en nosotros mismos. Este es un grupo que se toma de la mano de Dios. Somos muy creyentes y por eso tenemos la bendición de nuestro máximo creador. Eso, sumado al esfuerzo, nos ha llevado a este momento en el que cualquier jugador quisiera estar”, refirió.

Antes de aceptar ser portero del equipo oriental, Paredes se tomó seis meses para reflexionar  sobre si volvía a jugar. Durante ese lapso también se dedicó a atender negocios familiares.

“La adaptación no me costó porque ya conocía a muchos compañeros que me ayudaron a acoplarme. Lo más  difícil  fue tomar el ritmo de juego, pero gracias a los jugadores y al cuerpo técnico, poco a poco lo logré. Su apoyo fue importante”,  reconoció el habilidoso portero.

Lee además: Robin Betancourth se despide de Cobán porque buscará “nuevos retos”

“Quisiera explicar con palabras adecuadas lo que se siente, pero es algo inexplicable. Uno se llena de emoción, de entusiasmo y de ilusión, porque sabés que en 180 minutos el sueño se puede hacer realidad. Por esfuerzo y ganas no nos vamos a quedar. Eso es lo que he tratado de transmitirle a los compañeros”, comentó el portero petenero.

Contenido relacionado

> Aficionados cobaneros destruyen el autobús de Guastatoya

> Wálter Claverí, el técnico que eliminó a dos argentinos y está en la final

> Juan José Paredes vuelve recargado a Guastatoya