Quetzaltenango recibe a sus estrellas con una multitudinaria celebración

Luego de seis años Xelajú MC alcanzó de nuevo una final lo que provocó algarabía y euforia en la afición quetzalteca que organizó el recibimiento al plantel a su llegada de Sanarate.

Los jugadores recibieron abrazos y felicitaciones de parte de la afición quetzalteca que sueña con el campeonato. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Los jugadores recibieron abrazos y felicitaciones de parte de la afición quetzalteca que sueña con el campeonato. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Unos dos mil aficionados le dieron la bienvenida a los jugadores y cuerpo técnico de Xela luego de eliminar a Sanarate 3-2 en el global. A las 18 horas fueron convocados los aficionados para unirse a la caravana que llevaría al primer finalista hasta el  estadio Mario Camposeco.


Además, a 20 kilómetros de Quetzaltenango, varios vehículos salieron al encuentro del plantel que ya eran esperados por aficionados a la orilla de las calles y avenidas de la ciudad.

La mayor concentración de aficionados estuvo en las entradas principales del estadio Mario Camposeco, donde con cánticos y juegos pirotécnicos agradecieron la clasificación a la décima final en la historia para los chivos.

Las sonrisas no faltaron en los rostros de los jugadores, quienes se mostraron agradecidos con su público. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

Debido a la cantidad de personas que acudieron al festejo del pase a la final, el bus que trasportaba al equipo no llegó hasta el estacionamiento del estadio y los jugadores tuvieron que abrirse paso en medio de la multitud que coreaba a cada jugador por su nombre.

Dejaran el alma

“Es algo hermoso sentir el cariño de la gente y sobre todo motivante para lo que se viene, estos dos juegos que faltan la gente tiene que estar segura que dejaremos alma y corazón para salir campeones”, expresó el volante Cristian Albizures.

Krisitan Guzmán, uno de los jugadores que más identificado se siente con los colores de Xelajú, agradeció la cálida bienvenida de la afición.

La fiesta se prolongó hasta pasada la medianoche en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

“Uno se queda sin palabras cuando ve esto, solo queda agradecerle a toda la gente que han estado en las buenas y en las malas con el equipo”, indicó Guzmán. “Sabemos que aún no se ha ganado nada, todavía falta lo más importante, pero esto sin duda da un plus para  lo que viene”, agregó Guzmán.

Claverí quiere la copa

El técnico Walter Claverí agradeció el apoyo de los aficionados y explicó que, debido al constante desgaste físico y mental de sus jugadores, no se quedaron para compartir con los seguidores y esperaba que su equipo tuviera el descanso suficiente para afrontar la serie decisiva por el título.

Claverí evidenció su alegría por llegar a la final aunque aseguró que no hay nada que festejar. “Fue una linda bienvenida pero nosotros ya debemos enfocarnos en volver a trabajar y tratar de recuperar de la mejor manera al grupo que ha tenido dos semanas muy exigentes” agregó el técnico.

Los chivos trabajaron este domingo por la mañana en el estadio Mario Camposeco para preparar el primer juego de la gran final.

Contenido relacionado

> Jorge Ortiz: la figura de Xelajú MC en la serie con Sanarate
>
 
Wálter Claverí, el técnico guatemalteco que eliminó a dos argentinos y está en la final
>
 
¡Aficionados despiden a Guastatoya con una fiesta!