Quetzaltenango ya vive la fiesta de la final entre Xelajú y Guastatoya

Las puertas del Mario Camposeco se habilitaron desde las 11 horas y los seguidores del Xelajú MC han comenzado a ingresar para el partido de ida de la final contra Guastatoya.

Publicado el
Así luce el estadio Mario Camposeco casi diez horas antes de que comience el partido. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)
Así luce el estadio Mario Camposeco casi diez horas antes de que comience el partido. (Foto Prensa Libre: Raúl Juárez)

El futbol es el deporte rey. El que más sentimientos y pasiones levanta a nivel mundial y en Guatemala no es la excepción.


La intensidad con la que sus aficionados viven cada partido es una tradición dentro del futbol nacional. Los seguidores quetzaltecos se han convertido en verdaderos protagonistas para apoyar a su equipo.

Para el partido de ida de la gran final del Clausura 2018, que se juega a partir de las 20:30 horas, el estadio Mario Camposeco vestirá de gala y todos los aficionados superchivos desde ya se encargan de pintarlo de los colores rojo, azul y blanco.

Los miembros de la junta directiva de la institución altense brindaron ayer una conferencia de prensa donde anunciaron todos los detalles y los dispositivos de seguridad para el partido, que tendrá un montaje con el modelo de los encuentros internacionales de la Concacaf.
Lee también: Wálter Claverí: El técnico guatemalteco que eliminó a dos argentinos
Los aficionados comenzaron a formarse desde muy temprano a las afueras del estadio, luego de pasar un minucioso registro en cada uno de los tres anillos de seguridad que se colocaron.

Familias completas, jóvenes, niños y mujeres ya se encuentran en el estadio con banderas, bufandas, sombrillas y todo tipo de souvenir para alentar a su equipo.

“Ingresé  rápido. Es una buena organización. Vengo con mis nietos desde la zona 2 de acá de Quetzaltenango. Vamos a aguantar el clima y todo lo que venga por el amor al equipo”, expresó Juan Antonio Maldonado, quien ingresó desde que se abrieron las puertas.

Lee también: Amarini Villatoro: “No soy brujo, pero espero que esta final sea la del título”
“Creo que vamos a ganar la final. El resultado será un dos o tres a cero. Lástima que no vamos a poder viajar porque no nos dejan entrar, pero vamos a ganar”, agregó el fanático.

Claudia Pérez, otra fiel seguidora de los quetzaltecos, aseguró que se había quedado a dormir a las afueras del estadio con el fin de apartar un lugar para no perder detalle del partido.

“No nos importó dormir afuera. Vine temprano para apartarle un lugar a mi familia”, expresó Pérez.

“Tengo cincuenta años de alentar al equipo. No importa lo que pase. Ser superchivo es una identidad que tenemos”, aseguró el payaso Manzanita, un famoso personaje tradicional entre los seguidores de Xelajú, quien se dedica a pintar los rostros de los aficionados desde hace 38 años en el sector norte del estadio.

El partido comienza a las 20.30 horas, pero en Quetzaltenango ya se vive una tremenda fiesta.

Contenido relacionado

> El portero José Carlos García, fundamental en el arco de Xelajú
> Jorge Ortiz fue la figura de Xelajú en la semifinal contra Sanarate
> Omar Dpmínguez Palafox se pierde la final por suspensión