A pesar de la pandemia, la economía guatemalteca cerrará el 2021 con números muy positivos, lo que se debe a varios factores que explicó la banca central

La economía del país medida por el producto interno bruto (PIB) podría superar el 6% para 2021, según estimaciones preliminares de las autoridades monetarias.

Publicado el
La construcción es uno de los sectores productivos con mayor dinamismo en 2021. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La construcción es uno de los sectores productivos con mayor dinamismo en 2021. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Todos los indicadores de corto plazo apuntan a que este año la actividad económica podría cerrar, inclusive, por arriba del 6%, explicó Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y de la Junta Monetaria (JM), en conferencia de prensa. En términos monetarios, esto significa que la economía estaría generando en el año más de Q536 mil 815 millones (6% más que en el anterior).

No obstante, en diciembre, la JM hará la última revisión y confirmará los datos de crecimiento, que para este año se encuentra en el rango de 4 a 6%. Obviamente, el indicador sería mayor al -1.5% del 2020, ya que, por efectos de la pandemia, la producción se vio deprimida, pero en el transcurso del 2021 se ha reflejado el “efecto rebote”; es decir que la actividad productiva cae, pero luego se recupera.

En los últimos 20 años, solo en el 2007 se superó el 6% de crecimiento (6.3%), mientras que el único comportamiento negativo se registró el año pasado.

Ejemplos de reactivación

Recinos explicó que el incremento de la actividad productiva también se refleja en las exportaciones, que a septiembre reportaron un aumento del 22%, mientras que las importaciones crecieron 44%. Además, el crédito bancario al sector privado subió 11.3% al 18 de noviembre.

Por el lado del consumo, indicó que también se ajustó hacia el alza el envío de remesas familiares, que para este año se prevé en US$15 mil millones —unos Q115 mil 500 millones—, dado que, al 18 de noviembre, el ritmo de crecimiento era del 34%, que es inusual.

Buena recaudación

La posibilidad de que la economía pueda superar este ejercicio arriba del 6% también fue sustentada por Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas, al indicar que la recaudación tributaria también estaría superando la meta este año, como parte del proceso de reactivación económica.

PIB Trimestral

En octubre pasado, la economía guatemalteca creció 15.1% en el segundo trimestre del 2021 registrando el valor más alto en los últimos cinco años, y que las autoridades lo asociación a un efecto aritmético dada la caída observada el año pasado.

Lea también: Las autoridades lo minimizan, pero los precios de los alimentos han subido entre 10% y 40% en la región centroamericana

Es la primera vez que el PIB trimestral en Guatemala registró una tasa de crecimiento de dos dígitos, que incluye el avance del proceso de vacunación y control de la enfermedad.

La economía generó en el segundo trimestre del 2021, Q133 mil778.7 millones y los 17 sectores productivos mostraron un desempeño positivo que para algunos fue hasta inusual pero que mostraron dinamismo.

Desde agosto la proyección de crecimiento económico fue ajustada al alza para situarla en el rango de 4 a 6%.

Dinamismo económico

El indicador del PIB trimestral es superior al -8.9% que fue el resultado del segundo trimestre del 2020, cuando se acentuaron los efectos de la pandemia y se tuvieron que adoptar medidas restrictivas para evitar contagios por el coronavirus.

“Durante el segundo trimestre de 2021 la actividad económica medida por la estimación el PIB real, registró un crecimiento de 15.1%, como resultado del proceso de recuperación económica, luego de las medidas implementadas por el Gobierno para la contención del contagio del covid.19”, señala el documento del PIB trimestral publicado por la banca central.

Le puede interesar: Cómo funcionarios, alcaldes y legisladores guatemaltecos corruptos se apropian de unos Q30 mil millones cada año

El informe dice que “se evidenció un comportamiento positivo en la demanda interna, la cual fue impulsada por el incremento del gasto de consumo final privado y público, así como por el aumento de la formación bruta de capital fijo -inversión-, y el dinamismo de la demanda externa”.

En el primer trimestre, el PIB trimestral fue de 4.5%, mayor al 3% del cuarto trimestre del 2020 cuando se muestra las primeras señales de recuperación.