Abel Cruz se va de la SAT: Los próximos pasos para sustituir al superintendente

Luego de dirigir por 23 meses como administrador tributario, Abel Cruz Calderón fue destituido el jueves como superintendente de la SAT por los integrantes del Directorio, al incumplir la meta de recaudación por Q1 mil393 millones en el ejercicio 2019.

Por unanimidad el Directorio destituyó al jefe de la SAT, Abel Cruz Calderón y nombró superintendente interino a Werner Florencio Ovalle. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Por unanimidad el Directorio destituyó al jefe de la SAT, Abel Cruz Calderón y nombró superintendente interino a Werner Florencio Ovalle. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Por medio de un comunicado de prensa y luego de haber sesionado, el Directorio justificó la destitución del superintendente por el incumplimiento de las metas tributarias el año pasado en el proceso de evaluación anual.

La meta era de Q64 mil 027 millones, pero la recaudación alcanzó los Q62 mil 591 millones al 31 de diciembre del 2019 y fue una de las razones de la separación.

Lea además: Envío de remesas familiares creció 21% en enero

Además, el Directorio nombró superintendente interino a Werner Florencio Ovalle Ramírez, quien se ha desempeñado como el intendente de Aduanas, mientras se designe, por medio de un proceso de postulación, al nuevo titular del administrador tributario.

El Directorio convocará en los siguientes días el proceso de elección del nuevo superintendente. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Período de análisis

El miércoles 29 de enero, los directores emitieron una resolución en la cual señalaron que Cruz Calderón incumplió la recaudación en 2019 y luego corrió un plazo de cinco días para que presentara sus argumentos. Ese período venció el jueves, pero con la decisión de removerlo por unanimidad.

Cruz Calderón fue nombrado por el Directorio el 23 de marzo del 2018 y sustituyó a Juan Francisco Solorzano Foppa, que también fue destituido por no haber alcanzado la programación en el 2017.

El Directorio de la SAT lo preside Álvaro González Ricci, quien además es el ministro de Finanzas y las directoras, Adriana Estévez Clavería y Silvia Liliana Castillo, que fueron nombradas por el expresidente Jimmy Morales.

Un día después de que Alejandro Giammattei Falla resultara ganador de la segunda vuelta presidencial en agosto del 2019, el entonces ministro de Finanzas designado, González Ricci, había advertido que el superintendente sería retirado por no alcanzar la programación tributaria.

Este es el segundo relevo de superintendente, luego de las reformas a la Ley Orgánica de la SAT en el 2016, que establece el cumplimiento de las metas como evaluación y medición.

Mantener programas

Representantes del sector privado organizado, destacaron que se deben continuar los planes que se venían desarrollando en la gestión de Cruz Calderón y darles el seguimiento.

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco-Americana (AmCham), indicó que se debe trabajar en eficientizar los procesos de internación de las mercancías en el comercio exterior, evitar la burocracia y la revisión a discreción por parte del personal de aduanas, para agilizar los despachos.

Además, de promover los programas de fiscalización, con base en la ley e incluir aquellos sectores que en la actualidad no tributan o que evaden impuestos. Así también como ponerle frente al contrabando que le hace daño a la industria nacional.

“Lo más importante en este momento es que se logre mantener los programas que se venían desarrollando, que continúe la institucionalidad y los procesos normativos”, señaló Carrasco, quien reconoció avances significativos sobre todo en la implementación de la Factura Electrónica en Línea (FEL), el Registro Tributario Unificado y otros instrumentos electrónicos.

Crédito fiscal

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), manifestó que deben continuar los programas que se desarrollaron para agilizar la devolución del crédito fiscal a los contribuyentes.

“No debe haber ninguna paralización o retraso con la salida del superintendente Cruz y muchos de los avances que se implementaron fueron con autoridades superiores y mandos medios para agilizar las entregas”, subrayó el ejecutivo de Agexport.

Reiteró que hay un compromiso de las autoridades de Gobierno de fomentar las exportaciones y agilizar la devolución del crédito fiscal es parte de ese proceso de apoyar al sector.

Otra de las áreas que hay que trabajar, comentó, es ampliar la base tributaria y sumar a más contribuyentes –tanto jurídicos como individuales– para mejorar la recaudación tributaria.

Se conoce que el equipo de intendentes y gerentes que trabajó con Cruz Calderón se mantendrá en sus cargos.

Werner Florencio Ovalle Ramírez, fue nombrado superintendente interino en la SAT por el Directorio, mientras se lleva a cabo el proceso de selección. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Cambio político

Para el consultor fiscal Juan Carlos Paredes, el cambio de Cruz Calderón también tiene un componente político y estaría asociado a que llegue al cargo una persona de confianza.

“Pueda ser que ellos (el gobierno) quieren sentirse más cómodos con una persona que esté más identificada con la actual gestión”, declaró.

En todo caso, el proceso de la elección del nuevo superintendente debe ser transparente y que se elija un profesional en las ciencias económicas y jurídicas que tenga las competencias, formación y experiencia para dirigir la SAT y ordenar la institución con una nueva dinámica y enfocar su propia agenda, que puede ser combatir al contrabando, incrementar la recaudación con nuevos sistemas.

Próximos pasos

El Directorio en los siguientes días, deberá hacer pública la convocatoria para empezar con el proceso de postulación del nuevo superintendente.

Este es el órgano competente que elegirá al futuro superintendente por medio de un proceso interno, según el artículo 7 literal “B” de la ley orgánica de la SAT.

El procedimiento de elección podría durar entre 30 a 50 días y se corresponde establecer los parámetros de calificación a los aspirantes e interesados a ocupar el cargo, luego de la convocatoria pública.

El Directorio además es el que hace el nombramiento del superintendente que sea electo, así como la selección de los intendentes.

El economista Édgar Pape Yalibat, exmiembro del Directorio dijo que hay varios factores que influyen en no alcanzar las metas de recaudación fiscal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

“Es un castigo”

Édgar Pape Yalibat, exmiembro del Directorio de la SAT, dijo hay múltiples razones del porque no se alcanzan las metas de recaudación y que no solo es un trabajo del administrador tributario.

¿Cómo analiza la destitución del superintendente? 

Antes de las reformas lo decidía el presidente de turno y el Directorio envían una terna. Ahora hay una variante que lo decide el ministro de Finanzas, que es el presidente del Directorio que es una de las partes.

En todo caso es una decisión y un indicador de eficiencia en la gestión realizada por el superintendente y en este caso el objetivo principal es la recaudación tributaria.

¿Qué pasó a su entender?

En una economía programada que participen efectivamente todos los aspectos macroeconómicos, sean monetarios, fiscales y sociales, de igual manera los ingresos deben de ser programados y cumplida.

Eso significa que la autoridad tributaria y sus funcionarios tienen que comprometerse en función de ese objetivo a cumplir la meta a trabajar.

¿Cómo se puede llegar a la meta?

Para ello existen diferentes instrumentos de planificación, con lo cual se puede lograr esa meta.

Desde el punto de vista de la productividad es buena la eficiencia de la programación, sin embargo, es un tema que implica y reclama mucha coordinación de varias instituciones.

¿La meta depende solo de la SAT?

La variable fiscal y tributaria es una variable que además depende del comportamiento de otras instituciones, de la conducta del empresariado, los tributarios.

Le puede interesar: Hidroeléctrica Pontila: Inab advirtió sobre daño en ecosistema en área del proyecto

Por ejemplo, si la Junta Monetaria, tiene que concebir cual será la tasa de crecimiento económico, lo relacionado al comercio, el consumo proyectado y todas estas variables influyen. Si falla alguna de ellas como el consumo, impacta en el IVA por la compra de menos bienes y servicios; si no se programa el PIB, va a influir en los empresarios o en los trabajadores si se presentan crisis.

Lamentablemente, las autoridades siempre son optimistas y esa es la variante de años, que ponen tasa de crecimiento alto, pero no se alcanza eso y ello implica al superintendente mucho trabajo.

¿Por qué es importante la coordinación?

Hay muchos tributos que requieren mayor coordinación macroeconómica para garantizar un buen recaudo. Pero eso no debe ser excusa o pretexto para no cumplir la meta y mi juicio ese castigo (destitución) me parece bien.

Es más, otras muchas entidades deben estar sujetas a su remoción o confirmación en sus tareas en determinados indicadores programables.

Contenido relacionado

> Guatemala buscará en seis meses mejorar tiempos de mercancías en aduanas

> Directorio de la SAT resuelve que superintendente incumplió meta de recaudación de 2019

> ¿Habrá cambio de superintendente en la SAT? La decisión se conocerá antes del 28 de enero