Aduana única: La inesperada propuesta para habilitar el punto comercial entre Quiché y México

Pasan los meses y años y la aduana conocida como Ingenieros, que solo tiene construcción del lado mexicano, se hace cada vez más urgente para los empresarios de ambos lados de la frontera.

La aduana Ingenieros está a 25 kilómetros de la Franja Transversal del Norte, y es un acceso para Honduras, El Salvador, Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La aduana Ingenieros está a 25 kilómetros de la Franja Transversal del Norte, y es un acceso para Honduras, El Salvador, Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Gobierno de México tiene el interés de activar lo antes posible la operación en el punto fronterizo ingenieros en Ixcán, Quiché que ya está construido para la facilitación del comercio, y que sea la primera aduana única con Guatemala en el manejo de un despacho conjunto de mercancías.

El tema se tendrá que abordar al más alto nivel, porque es de voluntad política, declaró Arturo Soto Aguirre, presidente de la Cámara de Comercio e Industria Guatemalteco-Mexicana (Camex) y exembajador de Guatemala en México.

Recordó que el planteamiento para la habilitación de esa aduana tiene 17 años, y que este es el momento para ponerla en funcionamiento con un modelo de aduana integrada.

Hasta julio las exportaciones de Guatemala hacia México rondaban los US$261 millones y las importaciones US$1 mil 166 millones, siendo ambos países jugadores importantes en las relaciones comerciales.

Soto Aguirre asumió recientemente la presidencia de Camex y conversó con Prensa Libre.

¿Cuáles son los antecedentes de esta iniciativa?

En 2003 Guatemala se envió una nota al Gobierno mexicano en la cual se expresaba el interés de abrir esa nueva frontera, y, a los dos días, hubo respuesta del entonces canciller Luis Ernesto Derbez, que fue el primer acercamiento.

En el lado de México y de Guatemala no había nada, y después en 2007 en una reunión binacional que se hizo Petén, se volvió a hablar.

A la fecha, México construye instalaciones de su lado, en espera de que Guatemala haga lo suyo, pero el problema y, para variar, hay una invasión donde se ubicaría la aduana y hubo un reparto de tierras que se hizo en el tiempo de la UNE (gobierno de Álvaro Colom, 2008-2012), y eso impide tener instalaciones del lado guatemalteco.

¿Qué sucede entonces?

México concluyó sus instalaciones y su espacio. En el lado de Guatemala, hay un terreno que fue donado para ese propósito, pero está desfasado, porque no conecta directamente con la frontera mexicana por unos 200 metros, que no es mucho.

En ese sentido, como Camex hemos estado colaborando con el Ministerio de Relaciones Exteriores porque es un tema de Gobierno a Gobierno y nosotros solo podemos acompañar por la experiencia que tenemos.

¿Cómo se encuentra el punto actualmente?

Ahora estamos en pláticas sobre qué se va a hacer del lado de Guatemala.

Nuestro punto de vista es que los Gobiernos consideren hacer una sola aduana, algo así como las que Guatemala tiene con Honduras con la unión aduanera, eso resuelve hacer solo un trámite en ambos y facilitar las operaciones de comercio.

Del lado de Guatemala, solo hay que hacer la construcción de un predio fiscal para el estacionamiento de vehículos de transporte de carga.

¿Cuál es la propuesta?

La idea es hacer algo diferente a lo que actualmente se tiene para que sea una aduana única.

Eso implica tener más coordinación entre los requisitos de país a país en temas de importación y exportación y sabemos que eso cuesta un poco.

Solo en Tecún Umán II, San Marcos, para poner un ejemplo, no se ponen de acuerdo en los horarios en las aduanas, que deben ser de 24 horas y esas son las cosas en las que se tienen que limar las diferencias para hacer una frontera fluida, que permita el movimiento de bienes y servicios.

¿Por qué es de interés esa aduana?

Tiene características muy especiales, y al ver el mapa de México en el área de Quintana Roo, se recibe una millonaria cantidad de turistas y Guatemala puede ser un proveedor de alimentos para esa zona, sin pasar por Belice.

En México ya existe una carretera que pasa por Ingenieros, bordea por el río Usumacinta y conecta con un tramo para Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Ingenieros está a 25 kilómetros de la Franja Transversal del Norte, y es un acceso para Honduras, El Salvador, Guatemala y por eso tiene mucha importancia e insistimos en la apertura de la aduana.

¿Qué avances hay de esa propuesta?

Ya se planteó al intendente de Aduanas Werner Ovalle, a la Cancillería como sugerencia y como participantes invitados.

¿De qué depende?

Entiendo que el presidente Andrés Manuel López Obrador ya anunció la apertura, sin embargo, del lado de Guatemala no hay nada. Por eso se propone trabajar una aduana única.

Se utilizaría la aduana mexicana que ya está construida, y lo único que habría que hacer para aquellas personas que transitan a pie una aduana sencilla de migración, así como un predio para estacionamiento de vehículos para que no queden varados en la frontera.

Si se pudiera aceptar la propuesta y lo aceptan ambos Gobiernos, aceleraría mucho.

Es una cuestión de voluntad de los Gobiernos. El de México está muy anuente a hacer eventos con Guatemala y el presidente López Obrador ha sido enfático en ser proactivos, hay que aprovecharlo y, por nuestro lado, hay que hacerlo.

Eso mismo puede ocurrir con la aduana El Ceibo en Petén en la que no hay instalaciones y en Tabasco ya hay infraestructura, y puede ocurrir lo inverso con una aduana ferroviaria en el lado de Tecún Umán donde hay espacio para México.

Además de alimentos, ¿qué otros sectores pueden aprovechar ese paso formal?

Está el aceite de palma y la mayoría de las plantas de refinación están en Veracruz. Pasando por ahí, sería mucho más rápido ya que México es un importante comprador de esta materia prima.

Recuerde que México nos ve como una región y, tan es así, que existe un Tratado de Libre Comercio único, nosotros tenemos que reaccionar, y ahí juega un papel importante la unión aduanera.

¿Cómo hay que ver, a futuro, esa facilitación del comercio?

Guatemala es la puerta de entrada hacia Centroamérica y por decirlo así, es la frontera de Centroamérica con México.

Ahora solo hay un paso que es Tecún Umán 2, es el único que hay, pero requiere mantenimiento y que sea más fluido.

“Hay un convenio aduanero”

Werner Ovalle, intendente de Aduanas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), explicó que existe con México un acuerdo de despacho aduanero unificado que se firmó en diciembre de 2019, y es un modelo que se ha proyectado entre los países.

El convenio permitiría utilizar la infraestructura construida en el lado mexicano.

“Las autoridades de ambos países estarían en una misma cabecera haciendo la revisión aduanera de cómo está funcionando con Honduras en los puestos integrados en el marco de la unión aduanera”, manifestó el intendente.

Comentó que el documento se encuentra en el Congreso y se está en la fase de ratificar y aprobar para que pueda ser una ley en Guatemala y, a partir de ahí, hacer las coordinaciones con México.

“Es un modelo que vendrá aportar mucho para la facilitación del comercio y es lo que se busca; que dos aduanas no hagan una misma operación si no, centralizarla en una misma”, puntualizó.