BCIE: Impacto económico de la crisis por coronavirus es tres veces más intenso que por el huracán Mitch

Una de las crisis destruyó infraestructura, la otra está destruyendo el empleo, indicó el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi.

El huracán Mitch  destruyó infraestructura y y bienes de producción, el covid-19, destruye empleo, dice el BCIE. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
El huracán Mitch destruyó infraestructura y y bienes de producción, el covid-19, destruye empleo, dice el BCIE. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La crisis derivada de la pandemia del coronavirus para los países del área “es tres veces más potente que el impacto económico del huracán Mitch”, que azotó varios países de Centroamérica en 1998, agregó.

El funcionario comentó que “como habíamos pronosticado, el segundo trimestre de este año ha sido letal para la economía, para los países que sufrimos el huracán Mitch la comparación es que ésta crisis es tres veces más intensa, muchas personas se van a quedan sin empleo”.

Es una situación seria y que es crisis de empleo y de falta de demanda de bienes, y la contracción económica desde la década de 1930, comentó Mossi al indicar que muchas personas, aunque se reabra la economía totalmente en los países estarán sin empleo.

La diferencia que menciona es que en 1998 se destruyeron carreteras, infraestructura y cultivos, ahora el aparato productivo no se destruyó, pero lo no que hay es demanda de productos y servicios (por medidas de restricción para evitar la propagación del coronavirus).

Por ello indicó que es esencial que una vez que se pueda reabrir de forma ordenada se reactiven las fábricas u otros centros de trabajo.

“Muchas personas no van a tener empleo cuando se habrá por completo y eso nos tiene muy preocupados, vamos ayudar a los países pero salir de este bache, del agujero de la economía va a tomar mucho tiempo” comentó Mossi en una conferencia para dar a conocer resultados de fondo de emergencia. Anunció que el BCIE trabajo en un plan de reactivación que presentará próximamente.

Uno de los aspectos externos que ayudará a la región es que la economía de Estados Unidos, que es el principal socio comercial, no se ha contraído tanto como se había pronosticado.

La búsqueda de mercados va a depender mucho de que tan rápido se levante la demanda mundial por bienes y servicios cuando se entre a la nueva normalidad, mencionó.

Pérdida de empleo

Respecto a empleos en Guatemala el IGSS reportó la pérdida de 107 mil 612 afiliaciones entre enero y julio del 2020, que da una idea del efecto en empleos formales.

En tanto el Cacif proyectaba la pérdida de 103 mil empleos (formales e informales) en el  segundo trimestre, de 62 mil en el tercer trimestre, y podría llegar a un acumulado de 407 mil a finales del año si no se reabre totalmente la economía.

Miles de contratos laborales han sido suspendidos, otros trabajadores han sido despedidos por efecto de la pandemia en la economía y negocios del país. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Mossi brindó una proyección del crecimiento económico, dijo que las cifras están cambiando constantemente, además que en octubre el Fondo Monetario Internacional (FMI) dará sus nuevos datos.

Para la región el BCIE proyectaba en agosto pasado el siguiente comportamiento para el 2020:

  • La caída del crecimiento económico sería superior a -4.9% en el 2020.
  • La contracción del PIB en la región se estima en US$26,200 millones.
  • Y que la deuda en relación al PIB se incremente al menos en 7.6 puntos porcentuales.

El Banco de Guatemala (Banguat) estimó en junio un comportamiento de la economía para el 2020 con una caída de -2.5% (con un rango base de -1.5% a un -3.5% en su escenario más pesimista), aunque en agosto el presidente de ese ente, Sergio Recinos dijo que la caída sería menos drástica y podría ubicarse en -0.5 a 1.5, sin embargo las cifras se revisarán oficialmente el otro mes.

Para el 2021 se estimó en 2.5% con un déficit fiscal en el presupuesto de 2.8%, pero el crecimiento podría llegar a 3.5 o hasta alrededor de 4%, con el déficit de 4.9% que está proponiendo el gobierno con el fin de invertir más en infraestructura, agregó Recinos esta semana.

Según datos de Segeplan las pérdidas por el huracán Mitch fueron de US$1 mil 061.4 millones, 4.7% del PIB. Aunque el crecimiento económico se registró en 4.6%, impulsado por en parte por el apoyo recibido para enfrentar la tragedia.

Acceso a fondos

El plan de contingencia es de US$2 mil 300 millones de los cuales los países han requerido el 35%.

En el caso de Guatemala el Estado no ha demandado financiamiento de emergencia al BCIE. Mossi dijo que de toda Centroamérica es el país que ha tenido mayor espacio fiscal es Guatemala y optó por aprobar toda la cartera de proyectos que había tenido en espera que incluyen fondos para salud y saneamiento, entre otros un préstamo de US$193 millones para apoyar los cinco hospitales más grandes del país.

En el caso del sector privado lo ha hecho el sistema bancario del país para abrir líneas de crédito para micro, pequeñas y medianas empresas. Según el directivo, del fondo de US$50 millones ya se ha brindado a la banca privada del país US$33 millones.

Sin embargo, explicó que hay insistencia de los bancos por la urgente activación del fondo de garantías, del cual está pendiente el reglamento, porque muchas empresas que buscan optar esos créditos ya están endeudadas, y necesitan de ese fondo para acceder a otro crédito.

Según el BCIE se han brindado US$12 millones al Banco Industrial y US$4 millones a Banrural, de este programa para colocación de créditos.