Bloqueo de tres días en San Marcos costó Q158 millones a la inversión privada

Hasta este viernes diferentes empresas productoras de bienes y prestadoras de servicios hacían un inventario del impacto por el bloqueo en la aduana Tecún Umán II por un grupo de personas que demandaban la reparación de un tramo carretero en Ocós, San Marcos.

Por tres días durante esta semana permaneció bloqueada la carreterra que conecta con México, lo que generó pérdidas por unos Q150 millones, según estimación de Ascabi. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Por tres días durante esta semana permaneció bloqueada la carreterra que conecta con México, lo que generó pérdidas por unos Q150 millones, según estimación de Ascabi. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Sin embargo, las estimaciones preliminares señalan que hubo un impacto de pérdidas por unos US$21 millones (unos Q158 millones), que representan unos US$7 millones diarios, dijo Rafael Briz, directivo de la Asociación de Cámaras Binacionales de Guatemala (Ascabi).

La medición incluye las pérdidas al sector transporte, el pago de impuestos y las relaciones comerciales.

Castigo al sector

El tramo carretero (CA2-Occidente) estuvo bloqueado por tres días y provocó congestionamiento por más de 10 kilómetros, lo que representó en pérdidas parciales de mercancías, sobre todo las perecederas, junto al incumplimiento de contratos entre proveedores y clientes, por el bloqueo, así como otros efectos indirectos en las relaciones comerciales, apuntó el directivo.

El paso de vehículos permaneció bloqueado en el kilometro 245, por la protesta que llevaron a cabo vecinos por la falta de respuesta para atender la construcción de una ruta, provocó las millonarias pérdidas.

Lea también: Aduanas de Guatemala deberán permitir correcciones en certificados de origen

“Estas acciones castigan al sector económico formal y comercial, así como al transporte y a la logística, que son perjudiciales e impactan al comercio y a la inversión que se traduce en la pérdida de empleos y competitividad”, afirmó Briz.

Ana Chan, presidenta de la Cámara de Comercio e Industria Guatemalteco-Mexicana (Camex), subrayó que hubo un impacto sustancial en los sectores de comercio, agrícola e industria, que no pudieron trasladar las mercancías y en algunos caso hubo producto que fue dañado.

“Se está realizando la compilación de las pérdidas las cuales son parciales pero millonarias”, dijo Chan, quién recordó que hay mercancías que no llegaron a sus destinos en los tiempos establecidos de entrega. Todo esto repercute en más costos o en el peor de los casos, sanciones, advirtió.

Durante la conferencia de prensa, se conoció el caso de una empresa que tenía varados más de 50 medios de transportes con mercancías diversas, que no pudieron hacer los despachos en los tiempos previstos. Agregó que esta situación es un mal mensaje para los posibles inversionistas extranjeros, así como la imagen de país.

Hoja de ruta

Briz dijo que debe de privar el diálogo ante este tipo de medidas y Ascabi planteó una hoja de ruta para evitar en el futuro otros hechos similares.

Dijo que se comprende el sentir de las comunidades, al conocer que sus peticiones no se cumplen, pero que la medida a aplicar no es el bloqueo de carreteras de las rutas internacionales, que afectan al resto de personas y actividades, si no que las medidas deben ser el diálogo.

Además de que las autoridades de los ministerios de Gobernación y Comunicaciones tomen en cuenta las demandas de las personas afectadas y la creación de las mesas de diálogo para buscarle solución.

El planteamiento también incluyó un bloqueo que se realizó en Quiché, por las mismas circunstancias.

Directivos de las cámaras binacionales, afirmaron que los bloqueos representaron pérdidas por unos Q158 millones, y afirmaron que se deben de atender las peticiones de las personas. (Foto Prensa Libre: Urías Gamarro)

Conflictividad

Fernando Calvillo Calderón, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Taiwanesa, expuso que el nivel de conflictividad social del país se mantiene, ahora que, participan parte de los sectores que crean esa problemática en la contienda electoral.

“La conflictividad ha disminuido, pero habría que esperar qué respuesta tienen esos sectores en cuanto al voto y los resultados de las elecciones”, afirmó.

Sobre el tema político, Briz, dijo que existe preocupación por el desarrollo de la campaña y la limitación de los tres meses que tienen los partidos políticos par dar a conocer sus planes de trabajo.

El directivo de Ascabi, sostuvo que es imposible que en tres meses se den a conocer los planes de gobierno en materia de educación, salud, comercio, inversión y otros ejes de trabajo, que, en particular, los llevan los partidos políticos.

Recordó que Guatemala mantiene desde el 2014 una caída en los flujos de inversión extranjera directa y el candidato que surja ganador deberá retomar lo antes posible el tema.

Otra situación grave, explicó Briz, fue el reciente cambio de la nota de percepción de la calificadora Fitch, que de estable la pasó a negativa, en medio del proceso electoral.

Agregó que esta situación no solo afecta de manera interna, si no a escala mundial.

Fomento de inversión

Briz dijo que a pesar de este clima de negocios en el país se siguen fomentando las relaciones comerciales entre los países y continúan llegando inversionistas al país.

“No tenemos conocimiento de ningún inversionista miembro de Ascabi que se quiera retirar de Guatemala, sino todo lo contrario, apostando al país”, dijo al ser preguntado sobre esa situación.

Ricardo Mosquera, directivo de la Cámara de Comercio e Industria Ítalo Guatemalteco, reconoció que es posible que nuevas inversiones no vengan al país este año por la coyuntura política y aquellos que vengan, ya sabrán a lo que se enfrentan.

Le puede interesar: Autopista Escuintla-Puerto Quetzal es vital para el comercio exterior del país

Al respecto, dijo se deben enviar las señales de confianza para que nuevas inversiones se instalen en el país y lo que observen como un mercado interesante en los negocios, así como evitar la polarización.

Las cámaras adscritas en Ascabi representan más del 70% del comercio exterior con Guatemala y se proyecta que generan más de 120 mil empleos de las empresas asociadas.

Contenido relacionado

> El país podría deteriorar más su imagen ante inversionistas, según Fitch

> Crecimiento se mantendrá este año en Guatemala, pese a incertidumbre electoral

> Crecimiento se mantendrá este año en Guatemala, pese a incertidumbre electoral