Bono familia: ¿Por qué tardó más de un mes el segundo desembolso a los beneficiarios?

El segundo ciclo de pago para las personas que calificaron en el programa de asistencia social Bono Familia que ejecuta el Ministerio de Desarrollo (Mides) acumula un retraso de aproximadamente 36 días, y para esta semana se espera el reinició.

Publicado el
Las autoridades reconocieron atrasos en el pago del segundo ciclo del Bono Familia y esta semana se estaría reactivando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Las autoridades reconocieron atrasos en el pago del segundo ciclo del Bono Familia y esta semana se estaría reactivando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Las autoridades confirmaron los atrasos a los beneficiarios, y ante el contexto actual de desempleo en el sector formal e informal, despidos y ante la falta de ingresos propios, el subsidio estatal se convierte en una de las principales ayudas económicas.

Tanto el Mides como el Ministerio de Finanzas expusieron que se tuvo que reiniciar el proceso de validación de las nóminas, luego de que se realizaran modificaciones al decreto 13-2020 y se incluyeran a las clases pasivas con una pensión menor a Q2 mil, así como a otros núcleos familiares que comparten el mismo contador de energía, declaró el ministro Álvaro González Ricci.

El funcionario explicó que el segundo ciclo estaría listo para erogarse entre el miércoles y jueves de esta semana, y que los recursos financieros ya están disponibles para que el Mides los ejecute, de acuerdo con la programación.

El Bono Familia equivale a un pago de Q1 mil mensuales a las familias afectadas por el covid-19.

Justificación

Tanto González Ricci como Walter Gómez, vocero del Mides, informaron que el segundo pago se atrasó por las modificaciones al referido decreto 13-2020 que dio vida al Bono Familia por el Congreso.

“La inclusión de clases pasivas y los nuevos núcleos familiares hubo necesidad de detener la inspección y la generación de pagos para poderlos agregar a ellos a las plataformas, y eso fue lo primero que nos demoró”, aseguró Gómez.

Además, los beneficiarios tienen que llenar un formulario de priorización para poder recibir su pago, lo que ocasionó un nuevo proceso para las personas que estaban inscritas, más las que se estaban inscribiendo.

Explicó que todo ese proceso ya se finalizó e incluyó a los beneficiarios, y justamente, según Gómez, se está en el proceso que personas que trabajan en el Estado, o personas que estaban incluidas, pero que lograron emplearse en este tipo, se solicitaron de nuevo las bases de datos y nóminas a las entidades involucradas para poder hacer una depuración.

Gómez dijo que ese proceso está “muy adelantado” y que faltan pocas nóminas para ser inspeccionadas y del 80% de expedientes que se solicitó solo hace falta la revisión del 20%, que se completó del viernes 14 al 17 de agosto.

Además, de manera paralela, se está trabajando para iniciar el desembolso del segundo pago.

“Se depende de este proceso y una vez depurado el padrón y con las planillas se empezará con el segundo pago”, precisó el vocero del Mides.

Hasta ayer aún se estaban alistando los datos de las personas y clases pasivas que se incluyeron a la plataforma.

González Ricci declaró que se tuvieron que hacer cruce de datos, ya que, si no fuera por estas modificaciones que ordenó el Congreso ya se hubiera desembolsado en totalidad el segundo ciclo.

El Bono Familia equivale a un pago de Q1 mil mensuales a las familias afectadas por el covid-19, y el primer pago se realizó el 26 de mayo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

36 días después

El padrón de beneficiarios del Bono Familia es de dos millones 653 mil, y la ruta de pago era entre 40 y 50 días, luego del primer desembolso que se hizo el 26 de mayo, y se tenía que haber terminado 50 días después.

El decir el ciclo de pago debe durar 50 días.

Gómez aseveró que diariamente se envía entre 60 a 70 mil notificaciones diarias, y la idea es no saturar al sistema financiero.

El ministro puntualizó que ya se tenía un proceso de calendarización, pero insistió que estas modificaciones provocaron el atraso, y el nuevo enrolamiento.

Por otro lado, hay información de clases pasivas de instituciones descentralizadas como municipalidades o portuarias que no están en el sistema Guatenominas, y se tiene que generar información adicional con esas bases de datos.

Monto será más

Según el tablero de los programas sociales y económico del Minfin, este lleva ejecutado 41% o sea Q2 mil 478 millones de los Q6 mil millones asignados por el Congreso.

Está comprometido otros Q2 mil 478 millones, y el saldo disponible es de Q3 mil 521 millones.

No obstante, el ministro manifestó que fácilmente, el desembolso será entre Q2 mil 500 a Q2 mil 800 millones.

“Se está ampliando la base porque estaba calculado para dos millones de hogares y enrolados hay 2.6 millones de hogares y lógicamente subirá el aporte. Al final del día el recurso está llegando a las familias y a la economía que es la doctrina del programa”, señaló el funcionario, al agregar que aún no se ha finalizado de pagar el primer ciclo.

Tiempo prolongado

Walter Figueroa, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), declaró que los atrasos de tiempos reportados por el Mides, pueden ser mucho mayor para las personas que calificaron, cuando la objetivo era agilizar la dotación de recursos monetarios.

Recalcó que las personas más impactadas son aquellas que perdieron su empleo, o que su fuente de ingresos era la economía informal, que de repente se le corta la asistencia como bajar un “switch”.

“Esta situación significa que a escala institucional no se estaba preparado para contar con un sistema de transferencias monetarias. No es situación de este Gobierno, sino que viene desde hace varios años por el abandono y se debe crear un padrón único que sea inclusivo y transparente”, afirmó el analista del Icefi.

Recordó que puede presentarse una nueva tragedia natural como el Mitch o Volcán de Fuego, sin contar con una base de beneficiarios o de personas que puedan aplicar a programas de asistencia, y para todo esto se tiene que regular y normar con la creación de leyes específicas.

Por otro lado, explicó que la ejecución del 100% del Bono Familia, puede generar 70 mil nuevos puestos de trabajo y puede incidir en el desempeño del PIB.

Incertidumbre

El ministro afirmó que se mantiene cierta incertidumbre por un tercer pago a los beneficiarios, ya que aumentó el número de beneficiaros a los que se tenía previsto.

En todo caso puede haber un tercer pago, pero no hasta los Q1 mil mensuales.

“Tenemos la matriz para poder presentar una propuesta de los programas que no se han ejecutado en la temporalidad a pedir al Congreso que se pasen al Bono Familia para cubrir ese tercer pago”, aseveró González Ricci.

La propuesta será presentada en los siguientes días al Congreso, y los recursos que no se van a ejecutar en otros programas pasarlos a Bono Familia.