Centroamérica lidera crecimiento regional

Según informe de organismo internacional, Venezuela es único país con descenso significativo en dos años consecutivos; resto de países se perfila con más expansión.

Publicado el

Archivado en:

América LatinaGuatemala
Según la Cepal, el crecimiento de Guatemala fue de 3.4 por ciento. En la política económica revisada hace una semana, el Banguat proyectó 3.2.
Según la Cepal, el crecimiento de Guatemala fue de 3.4 por ciento. En la política económica revisada hace una semana, el Banguat proyectó 3.2.

La Cepal mantiene previsiones de crecimiento de 3.4% del PIB para Guatemala en el 2017.


El crecimiento de Guatemala será superado por Honduras, Costa Rica y Nicaragua a los cuales se les proyectan 3.6, 4.1 y 4.7%, respectivamente.

En promedio, Centroamérica crecería 3.6%.

Tras dos años consecutivos de contracción económica, la región “muestra mejores expectativas de crecimiento”, señaló el organismo en su estudio económico para 2017 divulgado este jueves en Santiago de Chile.

A diferencia de 2016, este año “todos los países de la región presentarán tasas positivas de crecimiento, con excepción de Venezuela”, cuyo producto podría caer hasta 7,2 por ciento, agregó el informe.

Para Centroamérica y México el organismo de Naciones Unidas estima un crecimiento del orden del 2,5 por ciento en promedio, debido principalmente “al aumento de ingresos por remesas” y “a las mejores expectativas de crecimiento de EE. UU.”, principal socio comercial de la zona. América del Sur, en cambio, crecerá un 0,6 por ciento.

La Cepal estima que entre los factores para el mejor ambiente económico para la región estaría “la moderada recuperación de la economía mundial”, que terminaría esta año con un crecimiento de 2,7 por ciento.

A eso se suma el “leve repunte del volumen del comercial mundial”, que se espera sea del 2,4 por ciento, y “un mayor nivel de precios de los productos básicos”, en un promedio de 12 por ciento más que en 2016.

A pesar de las positivas cifras de crecimiento, la Cepal proyecta, sin embargo, un alza en las tasas de desempleo urbano, que llegaría este año al 9,4 por ciento. En 2016 había sido de 8,9 por ciento, según el estudio.