Cigarrillos, alimentos, zapatos y medicinas son los productos preferidos por los contrabandistas

El ingreso de contrabando se calcula en Q25 mil millones cada año. Mientras tanto, las autoridades han decomisado mercaderías por Q160 millones desde el 2019.

Publicado el
Contrabando de cigarros en Guatemala
Las incautaciones de mercancía por contrabando del 2019 al 2021 suman Q160 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

De 2019 a 2021, las instituciones que integran la Comisión Interinstitucional contra el Contrabando y la Defraudación Aduanera (Coincon), incautaron más de Q160 millones en mercadería ingresada al país sin pagar los impuestos correspondientes.

En el 2020, la incautación de mercancías que ingresó al país de manera ilícita, cayó más de un 400%, respecto a los años previos. Sin embargo, luego de la crisis provocada por el covid-19, el contrabando también se reactivó, como lo demuestran las incautaciones registradas en el 2021 por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), las que aumentaron alrededor de 75% en comparación con el año de la pandemia.

De 11 tipos de producto incautados entre enero y septiembre 2021 por el Coincon, el mayor monto corresponde a cigarrillos, (Q28.4 millones), lo que equivale al 27% del monto total registrado por las autoridades en ese período, a pesar de que no se trata de un bien de consumo básico.

Una investigación de la firma KPMG reveló en 2018 que el consumo de cigarrillos ilegales en América Latina y Canadá incrementó a un 22%, respecto al 17% registrado en 2016. En Guatemala, así como en Centroamérica, pasó del 23% en ese año, al 33% en 2018, cuya pérdida estimada para el fisco era de Q218 millones en concepto de impuestos no devengados.

Le siguen los zapatos con Q19.3 millones (18%); encomiendas, Q16 millones (15%); alimentos y bebidas, Q13 millones (12%); medicamentos Q10.3 millones (10.3%); e insumos de higiene Q7.1millones (7%).

Dos bienes que no se reportan en las incautaciones son el combustible y los huevos, pues en el primer caso, los sectores afectados indican que el producto suele transportarse tanto en cisternas, como en camiones con toneles. La distribución se realiza en envases plásticos a cargo de niños, mujeres y ancianos en orillas de las carreteras, en gasolineras sin control o a granel para grandes consumidores.

Lea también: Tráfico de drogas, armas, contrabando de dinero, trata de personas y corrupción: así opera el brazo financiero de “los Huistas”, según informe

“Se tiene conocimiento de que el contrabando de gasolina inicia en el sur de México, debido a que en el país vecino el precio es menor, aunque aún no se termina una medición del comportamiento, que está evaluando la Asociación Guatemalteca de Expendedores de Gasolina”, comenta Axel Romero, gerente de gestión de la Comisión de Defensa del Comercio Formal (Codecof).

Respecto a los huevos, entran al país por vía terrestre de México, Belice, Honduras y El Salvador, así como piezas de pollo por mar, vía Puerto Santo Tomás de Castilla y Puerto Barrios.

Cargando

Metodología de cálculo

Sobre la medición de esta actividad ilícita, se calcula que en 2019, año previo a la pandemia global, el valor de la mercancía contrabandeada sumó Q27 mil millones lo cual afecta tanto como ahora, a todas las industrias del país, principalmente a las de alimentos, bebidas, medicina y productos de cuidado personal, según Paulo de León, director general del Central American Business Intelligence (Ca-Bi).

Para el 2022, la estimación es ligeramente más reducida, en comparación con el 2019, aunque el comportamiento de la recaudación que reporta la Codecof, concuerda con los datos de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT). “Según la estimación del estudio de Ca-Bi, el comercio ilícito equivale al 4.2% del producto interno bruto (PIB) o Q25 mil millones”, indica Romero.

Partiendo del análisis del Ca-Bi, la medición del contrabando se basa en el Índice Mensual de la Actividad Económica, (IMAE), y la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) doméstico. Ambos indicadores deberían marcar un crecimiento similar cada año, pero se ha evidenciado que el aumento de la recaudación es más lento que el de la actividad económica. Y la brecha entre la recaudación efectiva y la teórica es el cálculo del comercio licito.

“Los costos se miden por la gama de productos que el contrabando impacta de diferente forma, según el periodo del año. O sea, que es estacional, por ejemplo,  en Semana Santa se incrementa el contrabando de bebidas (alcohólicas o no) boquitas y carnes enlatadas. Es una medición empírica que se hace por la pérdida de ventas, reportada por las empresas”, subraya Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB).

Lea también: El contrabando que ingresa al país cada año se calcula en Q25 mil millones, por lo que proponen un plan para combatirlo

Eso representa, por ejemplo, que el contrabando de huevos equivale al 15% de la producción local; aceite, 20%; abarrotes, 25%; lácteos y maíz, 10% y 25% respectivamente. Otros productos como cigarrillos 40%; y agroquímicos, 8%.

Sugerencias

Los consultados coincidieron en que las autoridades deben reforzar las acciones de persecución a las redes de contrabando (la SAT, la Policía Nacional Civil y el Ministerio Público) y eso incluye carreteras, centros comerciales, bodegas y mercados.

De igual manera, hacer ver la necesidad de crear una nueva ley contra el contrabando, pues la vigente tiene disposiciones que son interpretadas o aplicadas con enfoque fiscal aduanero y, el contrabando tiene otras implicaciones relacionadas con la salud y el medioambiente.