Con inversión de Q311.6 millones Bayer moderniza su planta de producción de medicamentos en Guatemala

Con la inversión de US$41.5 millones —unos Q311.6 millones—, la compañía alemana Bayer efectuó la modernización tecnológica e innovación de su fábrica de medicamentos en Guatemala en busca de ampliar ventas a mercados internacionales.

Operación de la planta de producción de medicamentos  de Bayer en Guatemala. (Foto, Prensa Libre: Bayer).
Operación de la planta de producción de medicamentos de Bayer en Guatemala. (Foto, Prensa Libre: Bayer).

En la planta de Consumer Health, que opera en  el kilómetro 14.5 de la calzada Roosevelt, se tiene previsto producir durante el 2019, mil millones de tabletas de diferentes medicamentos de su catálogo, informó Patricia Spat, gerente general de Bayer en Guatemala.

Estos se destinan  al mercado nacional y  a la exportación hacia 11 países de Centroamérica y el Caribe.

La renovación no se hizo bajo el concepto de aumentar la capacidad de producción, sino hacer eficiente la planta y  responder a los  requerimientos de estándares de la industria farmacéutica, que son muy dinámicos y cada vez más exigentes, indicaron Spat y Milton Batres, gerente de la  mencionada planta.

Ahora se  hacen trámites  con   México y  Perú para que vengan a verificar la planta, para poder exportar a esos países y ampliar el mercado, agregaron.

“Bayer se sometió a diversas actualizaciones tecnológicas para convertirse en referencia mundial en innovación y tecnología,  se constituye como una de las fábricas de medicamentos (OTC) más modernas de América Latina”, mencionó Batres.

La renovación consiste en áreas de producción, creación de esclusas de materiales y renovar parte de la maquinaria que conlleva  automatización de ciertas áreas, aunque, aclara, que no significa reducción de plazas, sino mejorar la tecnología.

Vista de la planta de producción de medicamentos de Bayer en Guatemala. La compañía posee dos fábricas en el país. (Foto, Prensa Libre: Bayer).

En Centroamérica y El Caribe la firma  cuenta con ocho plantas, de las cuales dos están en Guatemala, donde se producen medicamentos de venta libre, en especial analgésicos, antigripales, dermatológicos, y gastrointestinales.

En el país, la firma  cuenta con unos 400 trabajadores, de los cuales, 215 son de la planta de medicamentos.

Condiciones del clima de negocios

“Tenemos mucha expectativa para el futuro y poder producir y exportar” más indicó Spat

“El clima de negocios (en el país) el año pasado nos afectó un poco, como afecto a todas las empresas, creemos que es coyuntural, creemos que esto va a pasar” respondió Spat al ser consultada acerca de las condiciones actuales para hacer negocio en el país.

“Creemos que el clima político es importante pero las empresas también debemos tener esa capacidad de poder ver esas oportunidades que tenemos y que nos ofrecen los países para estar presentes”, añadió la ejecutiva.

La empresa quiere mantener presencia en Guatemala y ampliarla, como lo ha hecho otros países de Latinoamérica.

Spat explicó que el año pasado afectó una condición climática en la planta de Amatitlán, pero principalmente el efecto fue económico principalmente ya que, durante el año, entre septiembre y octubre se retrajo la economía pero posteriormente se recuperó y ahora está optimistas para el cierre del primer trimestre del 2019.

Contenido relacionado

> Sector inmobiliario: Invertirán Q368 millones en construcción de dos edificios de oficinas y apartamentos

> En qué consiste el “cuchubal” para que pequeños inversionistas puedan comprar bonos del Tesoro

> Comercio al detalle: Walmart invertirá Q360 millones en Guatemala durante 2019

 

 

0