Contrabando se disparó al reabrir fronteras y golpeó con fuerza a tres sectores, según empresarios

Aunque el Índice de Actividad Industrial disminuyó la caída a septiembre del 2020 respecto de meses anteriores, el contrabando registra un aumento y podría ser una amenaza a la recuperación del sector, informó Paulo de León, consultor de Cabi.

Publicado el
Contrabando aumentó luego de apertura de flexibilización de  restricciones de viaje por el covid-19, denuncian industriales. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Contrabando aumentó luego de apertura de flexibilización de restricciones de viaje por el covid-19, denuncian industriales. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

“El mayor riesgo económico para Guatemala para los siguientes seis a 12 meses viene del contrabando desde México”, expuso el consultor de la firma Central American Business Intelligence (Cabi).

En una medición de la recaudación por contrabando se detectó que desde el 2017, se notó que la brecha empezó a subir, y de esa fecha para el 2020, ha tenido comportamientos variables.

La brecha de recaudación por contrabando bajó en abril y meses posteriores debido al confinamiento y cierre de fronteras para evitar la propagación del covid-19, sin embargo, empezó a subir de nuevo conforme se fueron flexibilizando medidas y de julio a septiembre se ha dado un ritmo mayor al de los tres años anteriores.

Golpe al fisco

En un análisis efectuado en febrero, se estimaba que la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) dejaría de recibir Q1 mil millones en impuestos por contrabando, como el impuesto al valor agregado (IVA) el análisis con datos actualizados a septiembre refiere que la recaudación del IVA de la SAT caerá en Q1 mil 400 millones.

A eso se le deben añadir Q350 millones del impuesto sobre la renta (ISR) que no recibirá porque no se reportan esas ventas.

La suma llega a Q1 mil 750 millones en ambos tributos y representa Q145 millones mensuales menos para el fisco, explicó de León.

Según las estimaciones del Cabi, durante el 2020 el valor de la mercancía contrabandeada es de entre Q31 mil millones a Q39 mil millones. Estas acciones afectan a toda la industria, pero en especial a la de alimentos, medicina y productos de cuidado personal, se agregó.

En este comportamiento influyen no solo la apertura de fronteras, sino que el peso mexicano se ha depreciado más en el 2020, refiere el análisis.

Aumentó la brecha anual de recaudación por contrabando, según estimaciones de Cabi. (Foto: Prensa Libre: CIG/Cabi).

El consultor de Cabi expuso además que hay una correlación entre la recaudación y el crecimiento económico, lo que se refleja en una correlación entre el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), que realiza el Banguat, y el IVA doméstico.

Sin embargo, se ha detectado que tres veces se rompe esa relación:

  • Amnistía fiscal. En el 2017 fue por la amnistía fiscal que perdonaron multas y sanciones, por lo que se dio un aumento en la recaudación del IVA doméstico.
  • Depreciación del peso. A finales del 2017 y 2018 el IVA doméstico se contrajo a una velocidad muy fuerte y el IMAE estaba estancado y también se rompió. Esto se vio influenciado porque el peso mexicano se depreció más del 30% y empezó a aumentar el contrabando.
  • Pandemia del covid-19. La tercera vez que refleja ese efecto, es en la pandemia del coronavirus la cual ha afectado muchos indicadores económicos.

De León considera que la tendencia del aumento de contrabando y su efecto en la recaudación podría extenderse por unos dos años.

Aún así, dijo que el fenómeno del contrabando va a cumplir casi tres años y no tiene caducidad. “Mientras exista el incentivo y la ausencia de controles que refuercen la ley y se persiga a quienes cometen ese ilícito, van a seguir los daños, incluso las personas ya no van a comercios formales sino a los que venden productos de contrabando” advirtió.

Piden acciones

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), coincidió con de León respecto de que de no ser controlado, el contrabando pone en riesgo la reactivación económica en los próximos meses.

“El contrabando ha estado afectando seriamente al país, sus efectos van más allá de lo económico, en primer lugar, el consumo de estos productos representa graves problemas de salud para las personas, además, pone en riesgo a aquellos que exponen su vida y la de sus familias al hacerse parte de este tipo de delincuencia”, expuso Zepeda.

Además, indicó que “el contrabando es una de las fuentes de financiamiento que utiliza el crimen organizado y, al no ponerle un alto, estamos contribuyendo con delitos que van desde el narcotráfico hasta la trata de personas”.

Mejora índice, pero con caídas

El Índice de Actividad Industrial refleja que a septiembre del 2020 se registra en 138.91, que representa una caída de -5.6% anual, y tomará unos meses más recuperar lo perdido por los efectos de la pandemia, mencionó de León.

Ese índice se ubica en el mismo nivel que hace dos años. El nivel máximo histórico fue en mayo del 2017.

“Se logra identificar que los peores momentos de la economía ya pasaron, tocando fondo en los meses del confinamiento y llegando a un punto de inflexión en julio, agosto y septiembre, lo que indica que el cierre del año será mejor”, añadió.

Aparte, indica también refleja crecimiento el ingreso de remesas y el Índice Mensual de Actividad Económica, que confirman que se va por un mejor camino que en meses anteriores, pero se debe mantener ese ritmo, comentó el presidente de la CIG, Eduardo Girón.

Empleo se recupera más lento

La movilidad no está totalmente restablecida, ya que aún está en 15% por debajo de la que se registraba antes de la pandemia, explicó de León, al comentar que ese aspecto sigue afectando a algunos sectores.

Para el indicador se analizan 14 sectores industriales.  De estos, seis ya reportan comportamiento positivo respecto de las caídas de meses anteriores. Algunas son:

Minería con 25.2%, sin embargo, en este sector se ha visto impactado en los últimos años con caídas bruscas derivadas del cierre de la mina El Escobal (de San Rafael) y algunos fallos de la Corte de Constitucionalidad que han afectado al sector, mencionó de León. Le siguen industria química y farmacéutica, 18.4%; plástico, 7.2% y salud, 5.5%.

Aún muestran contracción el sector de hoteles y restaurantes con -42.4%; ropa y calzado, -15.7% y telecomunicaciones, -13.2%

La firma Cabi explica los diferentes aspectos que serán determinantes en el desempeño de la actividad industrial y la economía en Guatemala. (Foto, Prensa Libre: CIG/Cabi).

Aparte de ello, según de León, la recuperación del empleo se está dando de una forma más lenta que las ventas, y eso también preocupa al sector, dijo el consultor, ya que los sectores de servicios que son intensivos en mano de obra y empleo, como restaurantes, hoteles y el tema de turismo en general, así como el transporte aún no están creciendo porque no se han reactivado en su totalidad o la demanda aún es baja, dijo el consultor.

Según los análisis de Cabi, el Índice de Actividad Industrial tendrá mejores comportamientos con 0% o 1% de crecimiento al cierre del 2020, que 10 o 12 sectores de los 14 analizados cierren en positivo. Para el 2021 se proyectan crecimientos de 9% a 11%.

El sector industrial tiene buenas perspectivas para la recuperación económica, en especial ahora que ya se anunciaron las vacunas y “parecen aumentar la confianza económica a nivel mundial”.

Menciona que también ya reportan comportamiento en positivo la industria química, la agroindustria, y servicios de energía, gas y agua. En negativo aún están bebidas influido principalmente por bebidas alcohólicas, la industria alimenticia.