Coronavirus: Caída en ingresos por impuestos revela qué sectores han sido más golpeados por confinamiento

La recaudación tributaria de mayo 2020 cayó 24% respecto del mismo mes del 2019 e influyó en la caída del 3.5% de ingresos de impuestos acumulados de los primeros cinco meses del año, según datos de la SAT.

El gasto tributario equivale al 2.5% del PIB por un monto de Q14 mil 930.49 millones en 2019, según estudio de estimación que realizó la SAT. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El gasto tributario equivale al 2.5% del PIB por un monto de Q14 mil 930.49 millones en 2019, según estudio de estimación que realizó la SAT. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

La cifra de ingresos netos acumulada de enero a mayo del 2020 se registró en Q24,732 millones, Q890.4 millones menos (-3.5%) que los Q25 mil 622 millones registrados en el 2019.

Mientras que solo en mayo la caída fue de Q1 mil 119.1 millones (-24%), según la información en el portal electrónico de la SAT.

La brecha fiscal también se hizo más grande. Con respecto a la meta programada de Q26 mil 538.5 millones para el 2020, la caída o brecha fiscal es de Q1 mil 806.5 millones, es decir 6.8%. En abril había llegado a Q800 millones.

El impacto por sectores y por impuesto refleja el comportamiento a la baja en diferentes actividades económicas en el país.

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) efectúa una clasificación de ingresos tributarios por actividad económica.

  • En esta se refleja una caída del 29.67% en los impuestos del sector de hoteles y restaurantes.
  • Le sigue una caída de 26.47% en impuestos relacionados a empleados en relación de dependencia, estudiantes y jubilados.
  • Mientras que la clasificación de otras actividades de servicios que incluye comunitarios, sociales y profesionales, la baja fue de -24.24%.
  • En tanto el transporte, almacenamiento comunicaciones y exportación de minas y canteras, cayeron 16.01% y 15.93% respectivamente.
  • En el caso del comercio al por mayor y menor la caída porcentual no fue tan drástica, -6.41%, sin embargo, el monto sí, ya que el ingreso de impuestos clasificado en ese sector bajó Q624.1 millones.

Los sectores de enseñanza, actividades inmobiliarias y alquiler y las industrias, también reportan caídas.

Abelardo Medina, analista del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), explicó que la SAT ha efectuado esta clasificación por actividad, y que a su criterio aún requiere mejoras porque se está clasificando a los contribuyentes con base a su actividad principal, pero un contribuyente tiene o puede tener diferentes actividades, entre otros puntos.

Comentó que lo que principalmente se está reflejando en estos datos son ventas y prestación de servicios, y que al comparar el comportamiento con el 2019 sí se observa una baja en las diferentes actividades económicas.

Era de esperarse un impacto en hoteles y restaurantes porque está restringido el turismo, viajes y reuniones, pero también se están reportando menos ventas en comercio doméstico y exterior, en inmobiliarias, servicios de diferentes tipos incluyendo los profesionales. El transporte es otro que está registrando caídas, derivado de las restricciones, explicó.

Según datos de la SAT, respecto a ventas, el impuesto al valor agregado de comercio exterior cayó en mayo del 2020, Q435.8 millones con respecto del mismo mes del 2019, y recaudó solo Q1 mil 016.1 millones.

Mientras que el IVA doméstico (ventas en el país) tuvo una baja de Q172.8 millones, reportándose solo Q1 mil 122.20 millones.

En cuanto al impuesto sobre la renta (ISR), solo en mayo la caída fue de Q133.4 millones.

Al respecto Medina explica que la caída en los impuestos relacionados a empleados en relación de dependencia, estudiantes y jubilados puede verse con varias aristas.

Menciona que en otro reporte de la SAT, respecto a regímenes específicos y formas de pago, lo referente al impuesto de los trabajadores en relación por dependencia se observa que se ha pagado más en el 2020. Mientras de enero a mayo del 2020 se ha pagado Q836 millones en el mismo plazo del 2019 fue de Q746 millones.

Al respecto Medina mencionó que se observa que sí se esté pagando por parte de las empresas el ISR que es retenido al empleado, y los que están pagando menos son las personas que tienen varios trabajos, incluso en relación de dependencia u otros ingresos y que ya no los están reportando.

Puede ser que haya un trabajador en relación de dependencia, y que su empresa le retenga, pero por aparte da clases o brinda otro servicio, el cuál debiera pagar, pero puede ser que ya no esté ejerciendo esos otros puestos, dijo como un ejemplo.

Medina dijo sin embargo que ese dato no significa que no hayan caído los empleos por la emergencia. Mejores reflejos sobre actividades empresariales y empleos se podrían ver a partir de julio cuando se debe pagar el trimestre del ISR correspondiente a abril, mayo y junio, además del impuesto de solidaridad (ISO, como un anticipo al ISR).

Efecto del comercio exterior

Respecto al comercio exterior, Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de Fundesa, mencionó que aparte de bajas en las exportaciones por la emergencia del covid-19 también sigue impactando la baja de precios internacionales para café, azúcar, melazas, ajonjolí y tabaco en rama, entre otros. En tanto el cardamomo y productos alimenticios ha tenido un mejor precio.

Zapata agregó que mucha de la actividad económica se ha visto afectada por el covid-19, y se ve una caída importante, aparte de las exportaciones la caída de precios del petróleo también afecta en los impuestos de ingreso al país.

El directivo también mencionó que se estancó el pago del impuesto sobre circulación de vehículos (ISCV).