Coronavirus: ¿Cuánto creció el comercio electrónico en Guatemala durante días de cierre?

Una de las tendencias ganadoras durante la pandemia fue la aceleración de las compras en línea, que han logrado nuevos compradores en toda Latinoamérica.

Publicado el
Según la firma Kantar, el comercio en línea en Guatemala aumentó considerablemente en los días de encierro. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)
Según la firma Kantar, el comercio en línea en Guatemala aumentó considerablemente en los días de encierro. (Foto Prensa Libre: Shutterstock)

Según el último informe de la firma Kantar —dedicada al estudio de mercados—, los compradores empiezan a dedicar parte de su presupuesto a las compras por este canal.

En Guatemala, el 20% de pobladores compró productos de consumo masivo a través de teléfono, redes sociales, WhatsApp o páginas en internet en el período de cierre; es decir, creció 19 puntos porcentuales versus el mismo período del año pasado, informó Kantar.

En cuanto a canales, la cercanía juega un papel importante y el crecimiento de la canasta viene por compras de canal tradicional. En este los depósitos crecieron un 39%; los minisúper, un 29%; y el mercado cantonal aumentó un 24%.

La canasta de consumo masivo en Guatemala crece 6%. Alimentos, lácteos y productos para el cuidado del hogar es lo que más compra el consumidor en el país.

El 62% del crecimiento de la canasta se da por las categorías “necesarias”. El mayor crecimiento de estas categorías pertenece al sector de alimentos y se dividen en básicas, en un 6%; necesarias, en un 10%; y prescindibles, -10%.

Lenita Vargas, integrante de Kantar, dijo que se ha visto una evolución que se da mes a mes en la región, y son principalmente las grandes ciudades las que impulsan la tendencia ahora.

En Brasil, el comercio electrónico alcanza una penetración de 8.8% a junio de este año; la penetración en la ciudad de Sao Paulo es de 17%. Es decir, dos veces más que el promedio del país.

En cuanto a los compradores argentinos, al comercio digital destinaron 31% de su gasto durante mayo, cuando en el trimestre de marzo a mayo del año pasado solo era de un 8%, “por lo que se está ganando cierta fidelidad a esta forma de comprar”, enfatizó Vargas.

Actividades de cuarentena

Ante la situación actual que vivimos con el aislamiento social las actividades que se llevan a cabo con mayor frecuencia son la limpieza en el hogar, que es visto como una forma de pasar el rato.

Le siguen pasar más tiempo con los hijos, mirar televisión y películas, y cocinar.

Tendencias en consumo masivo

Por lo anterior, se puede decir que durante el covid-19 hubo motores de crecimiento y este aumento en el valor de bienes de consumo masivo se atribuye a cuatro tendencias clave:

Almacenamiento antes de la cuarentena: Al inicio era inevitable llevar los carritos llenos con artículos adicionales a lo normal debido a las restricciones de circulación y posible aislamiento. En América Latina, después del almacenamiento, la frecuencia disminuyó y las compras fueron mayores, aumentando la importancia de las misiones de abastecimiento.

Consumo fuera del hogar se transfiere a dentro de casa: Bares, comida rápida cadenas y restaurantes fueron los canales más impactados, reflejándose directamente en el rendimiento de alimentos listos para el consumo y cerveza. En Brasil, la mayor retracción ocurrió en la última semana de marzo. Almuerzo y bocadillos de la tarde fueron los principales momentos de consumo que contribuyeron negativamente, lo que se reflejó en un aumento de +27% de nuevas ocasiones en el hogar para Alimentos y Bebidas.

Nuevas ocasiones fuera de los momentos centrales: Con la mayoría de las personas trabajando desde casa y niños fuera de la escuela, se observó un aumento de momentos de alimentación dentro del hogar. En México, se generaron 8.1% más de ocasiones para comer, principalmente debido a que las personas pican entre las comidas principales, ya que anhelan momentos de placer y “estimulantes” a lo largo del día; estas ocasiones aumentaron en un 3%. También hubo un renovado enfoque en algunos momentos del día.

Por ejemplo, sin las prisas de la mañana, las familias han pasado más tiempo preparándose y desayunando juntos. En México, la gente ha pasado 5.5% más tiempo en la cocina preparando el desayuno, 1.4% más haciendo el almuerzo, y 2.2% más para cocinar la cena. En Colombia, el 90% dice que está comiendo más sano y el 61% está probando nuevas recetas en casa.

Mayor atención a la salud y la higiene: El flujo constante de consejos establecidos por las autoridades sanitarias durante la pandemia ha provocado un aumento en las ventas de productos relacionados con la higiene y la salud.