Coronavirus: ¿De cuánto fue el incumplimiento del IVA en 2019, según la SAT?

Se trata de un impuesto que tiene un potencial de recaudación de Q39 mil 470.06 millones en Guatemala y que históricamente su falta de pago afecta los ingresos del Estado.

Publicado el
La SAT estimó que el incumplimiento del IVA en el 2019 fue de Q10 mil 377 millones en Guatemala y registró un aumento del 4.2% con relación al 2018. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La SAT estimó que el incumplimiento del IVA en el 2019 fue de Q10 mil 377 millones en Guatemala y registró un aumento del 4.2% con relación al 2018. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El incumplimiento del impuesto al valor agregado (IVA) fue de Q10 mil 377.20 millones en el ejercicio fiscal del 2019, según el informe de estimación de la Productividad, Eficiencia e Incumplimiento que elaboró la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Se le conoce como incumplimiento del IVA, al monto que no se puede cobrar de ese impuesto, pero se calcula su estimación con base en modelos diseñados por el administrador tributario.

En 2019 el incumplimiento del IVA creció 4.2%, es decir, Q419 millones más que el 2018 cuando fue de Q9 mil 957 millones.

Ese impuesto tiene un potencial de recaudación de Q39 mil 470.06 millones en Guatemala, al analizar la variable de restar el gasto tributario asociado al consumo potencial.

La recaudación del IVA fue de Q29 mil 092.86 millones en el 2019, y fue mayor los Q27 mil 199 millones del 2018.

Coyuntura provoca efecto

Para este año, la tendencia podría cambiar sustancialmente por la emergencia sanitaria, siendo el IVA uno de los impuestos más afectados por un menor consumo de bienes y servicios y las importaciones en la economía, pero estas cifras se conocerán oficialmente hasta julio del 2021.

Las autoridades de la SAT han reiterado que se proyecta una caída en la recaudación tributaria por los efectos del coronavirus en el aparato productivo, reiteró el superintendente Marco Livio Díaz Reyes en una citación al Congreso este miércoles 1 de julio.

Las finanzas públicas del país dependen en parte de la recaudación del IVA doméstico –que registra el comportamiento del consumo–, así como el de importación –que se cobra a todas las importaciones–, y toda variable que represente a la baja o al alza de ese impuesto tendrá efectos en la administración presupuestaria del Gobierno.

Desglose

El reporte del 2019 de la evasión del IVA (Q10 mil 377.20 millones) es mayor a los Q9 mil 957.60 millones del 2018, y de los Q9 mil 938.89 contabilizado en el ejercicio 2017.

El incumplimiento de ese tributo representó 26.3% y el cumplimiento 73.7% el año pasado, detalla el informe del administrado tributario.

Al comparar con 2018, se refleja una leva baja, ya que el incumplimiento fue de 26.8%, y el cumplimiento de 73.2%; pero en términos generales, se mantienen en ese rango.

Del 2013 –año en que se empezó a medir este indicador– al 2019, el monto total del incumplimiento del IVA en Guatemala asciende a Q63 mil 758.59 millones.

Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como otros organismos financieros y agencias de calificación de riesgo país, señalan a Guatemala en sus evaluaciones de contar con una frágil estructura e instan en hacer cambios en el tema de impuestos y reformas.

Otras variables

El informe revela que en 2019 el consumo potencial total en bienes y servicios, ascendió a Q580 mil 232 millones, y la producción para uso final propio de Q67 mil 552 millones.

El consumo no afecto fue de Q14 mil 620.38 millones, y el gasto de Gobierno no gravable de Q49 mil 537 millones, mientras, el gasto de instituciones sin fines de lucro que sirven a los hogares no gravable ascendió a Q3 mil 494 millones, y un consumo exento de Q76 mil 660 millones.

La medición detectó que el consumo gravable es de Q368 mil 387.23 millones, con una base imponible potencial de Q405 mil 577 millones.

Cada año la SAT hace una evaluación del incumplimiento del IVA y para 2020 se proyecta una caída de los ingresos tributarios por el efecto del coronavirus. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Causas estructurales

El incumplimiento del IVA hay varias causas que lo explican, pero sobresalen las actividades de la economía informal, coinciden Rudy Castañeda, exjefe de la SAT y el analista fiscal Juan Carlos Paredes.

Pero también existe una complejidad para que las personas que están en la economía informal puedan afiliarse a un régimen impositivo, o bien, existen actividades económicas formales que se escudan en la informalidad.

“El problema es que la informalidad tiene el 70% de esa economía que no está registrada, no tributa y hay grupos económicos de cualquier tamaño que se aprovechan de utilizar ese segmento que se convierte en un sistema medio perverso”, puntualizó Reyes, al considerar que pueden estar involucradas redes de contrabando, defraudación aduanera u otros ilícitos de dudoso origen.

Consideró que este es un problema observado en todos los países, pero es un tema de cómo se abre realmente la economía para que sea más fácil tributar.

Citó como ejemplo lo que realizó México en 2014, que creó un régimen que incorporó a ciudadanos para que formalizarse, con beneficios como exención del impuesto sobre la renta, sujeto a acceder a créditos de vivienda, y otras variables de equiparación social existentes como salud, vivienda y educación que no tiene acceso una persona informal.

El resultado de ese programa, según Castañeda, en un período de cuatro años, lograron incrementar hasta cinco millones de nuevos contribuyentes.

“En Guatemala se debe buscar la viabilidad para lograr hacer algo parecido, porque no hay acciones relacionadas con la economía informal y es algo que se está viviendo todo el tiempo”, subrayó Castañeda, quien también fue exdiputado e integró la Comisión de Finanzas Públicas en la legislatura pasada.

Recordó que un avance fue liberar el secreto bancario, así como la Factura Electrónica en Línea (FEL).

Por dos vías

Paredes aseguró que en las últimas décadas la economía informal no se logra incorporar a un cumplimiento tributario, y las condiciones de organización, fiscalización, y simplificación son los elementos que inciden para que no estén integradas.

Además, que el Estado no cuenta con estrategias para poder incorporar a estos, y una de estas pueda ser la simplificación para la incorporación y la otra el control tributario, es decir en los niveles de operaciones económicas la SAT pueda tener una presencia más cercana para poder fiscalizar como en mercados, actividades de agricultura, ganadería, y más al fondo temas de contrabando y defraudación tributaria que operan en la economía informal.

El analista definió que la economía informal puede clasificarse en dos clases: la primera, de operaciones muy bajas pero que tienen una incidencia en la parte tributaria; y la otra, de gran magnitud que están al margen de ley, que no es economía informal pero que simplemente están incumplimiento, factor que impacta en la cobranza del IVA.

Por otro lado, las contribuyentes se abstienen de pedir la factura, y los que prestan un servicio o comercialización no emiten la factura, lo que contribuye al alto nivel del incumplimiento.

Pero también repercute en otros impuestos de menor escala como sobre la renta (ISR) y el de solidaridad (ISO).

Caída en la recaudación

El superintendente de Administración Tributaria, Marco Livio Díaz indicó que ya tienen una estimación de cierre de recaudación que sería de Q57 mil 107 millones ya con los datos del Banco de Guatemala, que sería una caída total de Q6 mil 919 millones.

Díaz indicó que con las nuevas estimaciones que se terminaron anoche -el martes- ya podría modificar el convenio de recaudación, ya que de haberlo hecho con los datos de mayo tendría que modificarlo de nuevo.

“La estimación de cierre incluida la recaudación de SAT y de otros entes sería de Q57 mil 107 millones, eso tendría una caída de la recaudación Q6 mil 582 millones y una caída total de Q6 mil 919 millones casi los Q7 mil millones”, explicó el jefe de la SAT.

El funcionario explicó que la caída se refleja en comercio exterior con Q2 mil 700 millones menos, compuesto por Q2 mil 418 millones en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y en derechos arancelarios Q340 millones. “El comercio exterior ha estado varado ha habido menos importaciones y el precio del petróleo está afectando la recaudación del IVA, solo ahí le podría decir que hay Q470 millones menos de IVA por ese efecto del petróleo”, dijo el superintendente.

Díaz también dijo que en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) hay una baja de Q950 millones y también hay una caída de Q230 millones en el Impuesto de Solidaridad (ISO).

“En la medida que no se abra la economía tendríamos una caída más grande en el ISR, porque al no haber ventas no habría utilidades en las compañías, y en el IVA domestico cayó en Q1 mil 394 millones. En distribución de petróleo Q841 millones, timbres fiscales Q115 millones y primera matricula de vehículos Q227 millones”, explicó el funcionario.

En otros rubros ha habido una baja recaudación como en hidrocarburos con Q113 y en salidas del país Q223 millones.

“La mina -suspendida- el año pasado tuvo una recaudación de Q10 millones y en lo que va del año Q14 millones por lo que podríamos decir que la perdida sería de Q14 millones que se hubieran recaudado en el segundo semestre”, añadió.

El jefe de la SAT indicó que la recaudación activa para el 2021 sería de Q61 mil 426 millones una caída de Q2 mil 633 millones que se habían previsto al 8 de mayo.

“En la comisión técnica del presupuesto acordamos de que se podrían bajar los techos, pero que en Julio se hará otra para que el Ministro de Finanzas tome la decisión de bajar los techos o buscar las fuentes de financiamiento”, refiere.

El diputado Carlos Barreda, jefe de bancada de la UNE dijo que habría una brecha de Q30 mil millones ya que se plantea un presupuesto de Q96 mil millones, ya que habría otros Q5 mil más de recaudación.