Coronavirus: FMI pronostica un 2020 negativo para Guatemala y Centroamérica

El organismo financiero internacional estima que la economía mundial será de -3% con una “incertidumbre elevada” por los efectos del coronavirus.

El FMI pronosticó que la economía de Guatemala tendrá un crecimiento negativo para 2020 por efecto del coronavirus mayor a lo previsto por las autoridades monetarias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
El FMI pronosticó que la economía de Guatemala tendrá un crecimiento negativo para 2020 por efecto del coronavirus mayor a lo previsto por las autoridades monetarias. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Por el efecto de la pandemia del coronavirus la economía guatemalteca tendría un desempeño negativo de 2% para 2020, oficializó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de las reuniones de primavera que analiza el desempeño económico mundial y brinda las cifras más recientes.

Como era de esperarse, la posición negativa no solo es para Guatemala sino para la mayoría de los países, en los cuales se incluyen a los principales socios comerciales que son Estados Unidos, Centroamérica, México y la Unión Europea.

“Caída muy significativa”

Consultado al pronóstico que oficializó el FMI, Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat) y Junta Monetaria, resaltó que las nuevas estimaciones de la economía mundial representan una caída muy significativa que incluye a países de economías avanzadas, emergentes y en desarrollo.

En el caso de Guatemala, se proyectó una caída del producto interno bruto del 2%, que, según el funcionario, estaría muy en sintonía con el pronóstico que presentó el pasado lunes el Banco Mundial (BM) del -1.8% -siempre en negativo-.

“Estamos trabajando los escenarios y revisándolos para darlos a conocer a los integrantes de la JM y es una revisión a la baja mucho mayor de lo que se había previsto en todo el mundo”, afirmó el presidente de la banca central.

Eso quiere decir que la profundidad y la magnitud de la pandemia y el efecto económico en todas las economías mundiales es mayor a los previsto inicialmente, manifestó Recinos.

Para el caso de Guatemala, el escenario que se había previsto el pasado 25 de marzo era de 0.5% a 1.5% -positivo- del PIB para 2020, pero con las cifras actualizadas que presentó el FMI el presidente declaró: “desafortunadamente, el crecimiento será menor, con una probabilidad no tan mayor a lo que estima los organismos financieros internacionales”.

En ese sentido, mencionó que no se tiene una cifra precisa por el momento, ya que los cuerpos técnicos están trabajando en la estimación.

Estimación conservadora

Nils Leporowski, presidente del Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), expresó que los datos que brindó el FMI aún son conservadores, ya que la crisis causada por la pandemia tanto en Guatemala como en otros países no ha terminado y se desconoce cuándo terminará.

“Son estimaciones que ellos -FMI- han realizado de acuerdo con modelos y pronósticos matemáticos, pero la pandemia sigue, todas las empresas permanecen cerradas en Estados Unidos y Europa y calcular cuánto caerá la actividad económica industrial y el PIB de los países todavía falta un poco”, aseguró el líder empresarial.

Para Guatemala, afirmó Leporowski, aún no se tiene claridad de cuándo se empezarán con las actividades productivas, industriales, comerciales y agrícolas a un cien por ciento y cada día que pasa se impacta más en el aparato productivo nacional.

“Hay algunas empresas que están suspendiendo personal y otras despidiendo”, lamentó el empresario.

En todo caso, explicó las cifras aún están planas y pueden ser mucho mayor al cierre del presente ejercicio.

“Es una pandemia que primera vez se está viviendo, muchas personas la tratan de comparar con el colapso financiero del 2008 y nada que ver; el coronavirus es algo nuevo y no se sabe cómo medirlo porque es primera vez que sucede hace 100 años, nadie sabe cómo resolverlo, ni cuál será el impacto en la economía al final de esto”, remarcó el dirigente empresarial.

Advirtió de que esta pandemia provocará grandes cambios en la sociedad, los mismos negocios se tendrán que reinventar y las empresas y personas se volverán más eficientes y hasta muy probable el estilo de vida de las personas en algunos países.

El Congreso aprobó un paquete de medidas fiscales para atenuar los efectos del coronavirus en la economía en 2020, pero aun así el FMI pronostica una caída del PIB. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Alerta

Recinos reiteró que la proyección para Guatemala y los principales socios sobre todo en Centroamérica, es de mucha inquietud.

“La preocupación es para todos los países, no solo los latinoamericanos sino a nivel mundial. Para Estados Unidos una caída del 5.9% del PIB, similar caída para Europa y México del 6%, pareciera que los principales socios de Guatemala se están viendo contraídos y lógicamente el país saldrá afectado en este año”, apuntó el funcionario.

Reconoció que la cifra que dio a conocer el FMI no fue discutida con los cuerpos técnicos del Banguat y se analizarán algunos detalles sobre las proyecciones como el ingreso de las remesas familiares, exportaciones, importaciones, cuenta corriente de la balanza de pagos -que registra las operaciones de comercio exterior- y también cual es la provisión en la parte fiscal.

Según Recinos, en la estimación de los organismos financieros, no se consideró el impulso fiscal que aprobó el Congreso hace dos semanas de los Q11 mil millones de la emisión de un bono que será adquirido por el Banguat y otros Q5 mil millones de bonos, que son Q17 mil millones adicionales que se contemplan adicionales al presupuesto.

“Tenemos que hacer esa revisión, ya que con ese impulso fiscal probablemente el crecimiento será negativo, que así pareciera será ser, podría ser menor a lo que está estimando el FMI y el BM, pero repito en está ocasión no fue discutido con los cuerpos técnicos los detalles de los supuestos que están detrás y es algo que explorar lo antes posible”, puntualizó.

Existen dudas de determinar si se consideraron las políticas anticíclicas que Guatemala adoptó y que, si eso fuera así, tal vez la caída no será del 2% y podría ser del 1.5 a 1% siempre negativo, consideró el funcionario.

“Estoy casi seguro de que no se tomó en cuenta el paquete fiscal que aprobó el Congreso y eso lo que busca es aumentar la demanda y la oferta para atenuar la caída brusca del crecimiento de la economía”, subrayó.

Hay confianza

El FMI proyecta para Guatemala una acelerada recuperación y estima un crecimiento de 5.5% para 2021 y eso significaría que el crecimiento sería en V -es decir hay caída, pero una recuperación pronta del PIB-.

Leporowski reconoció que al principio de año había mucho optimismo, el sector construcción mostraba un dinamismo muy importante, el sector comercio con buenos niveles de ventas y en el sector agrícola algunos productos mostraban una recuperación de sus niveles precios en el mercado internacional.

El presidente del Cacif declaró que la pandemia vino a parar los buenos pronósticos de crecimiento y los programas de inversión América Crece de los Estados Unidos en la cual había una apuesta en los temas de infraestructura.

“Somos optimistas y pensamos que esto nos traerá oportunidades y al terminar esta crisis va a arrancar con más fuerza la producción”, consideró.

Panorama gris

Estas son las proyecciones de crecimiento económico para los países de Centroamérica y el Caribe, según el Fondo Monetario Internacional:

  • País                                                 2020                                  2021
  • Guatemala                                     -2.0%                                5.5%
  • El Salvador                                     -5.4%                                4.5%
  • Honduras                                       -2.4%                                4.1%
  • Nicaragua                                      -6.0%                                0.0%
  • Costa Rica                                      -3.3%                                3.0%
  • Panamá                                          -2.0%                                4.0%
  • República Dominicana                -1.0%                                4.0%

Fuente: Fondo Monetario InternacionaI