Coronavirus: Optimismo en comercio y preocupación en alcaldes por reducción de toque de queda

Asegurar un abastecimiento adecuado al mercado sobre todo de alimentos a los consumidores es el principal resultado de la modificación al toque de queda según los comerciantes, sin embargo, varios alcaldes se oponen a la medida.

Publicado el
El nuevo horario del toque de queda permitirá atender las cadenas de suministros adecuadamente y evitar los “cuellos de botella”, que se generaron la semana anterior, según representantes de varios sectores productivos. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
El nuevo horario del toque de queda permitirá atender las cadenas de suministros adecuadamente y evitar los “cuellos de botella”, que se generaron la semana anterior, según representantes de varios sectores productivos. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

El ajuste fue que el toque de queda inicia de las 6 de la tarde a las 4 de la mañana del día siguiente, según disposición del presidente Alejandro Giammattei el pasado domingo.

Representantes de varios sectores productivos comentaron que el nuevo horario permitirá atender las cadenas de suministros adecuadamente y evitar los “cuellos de botella”, que se generaron la semana anterior que implicó mayores costos y hasta el riesgo de un desabastecimiento.

Por otro lado, permitirá a los consumidores organizarse para hacer sus compras en los establecimientos en horarios que no exista mayor concurrencia.

El toque de queda se viene implementando desde marzo para contener los contagios de covid-19, pero el pasado domingo 19 de abril el mandatario flexibilizó la medida para que dé inicio a partir de las 6 de la tarde.

Medida acertada

Cristian Mayorga, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guatemala (CCG), comentó que la medida es positiva para mejorar los negocios y la atención de los consumidores, que están en sintonía con las acciones de prevención y control en los establecimientos.

Enfatizó que la ampliación de dos horas conllevará beneficios en las operaciones de las empresas y de las personas.

Entre los principales impactos, apunta a que será un mejor suministro de mercancías en los puntos de venta, y reducirá las horas de congestionamiento que se formaba por la cumplir el anterior horario restrictivo.

Además, indicó que evitará que las personas se agrupen y se programen para diluir “las colas”, agregó.

Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), explicó que la semana pasada las empresas distribuidoras reportaron problemas por los tiempos para poder hacer los despachos a sus clientes.

“Había un margen muy corto para abastecer el área metropolitana, pero ahora se mejoró”, enfatizó Zepeda.

Enrique Lacs Palomo, director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas, aseveró que la medida brinda tranquilidad, porque permitirá atender los canales de distribución minorista y mayorista.

“Se flexibilizan las operaciones logísticas y al mismo tiempo las personas puedan regresar a sus casas para cumplir con el toque de queda. Esperamos que la demanda llegue a su ritmo normal de ventas”, subrayó.

Los entrevistados comentaron que en algún segmento de comercio –sobre todo el de alimentos, bebidas, productos higiénicos y de salud– se incrementó la demanda.

Varios alcaldes se pronunciaron en contra del nuevo horario del toque de queda por el riesgo a los contagios del covid-19 en sus territorios. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Alcaldes rechazan cambio

Entre tantos varios alcaldes se pronunciaron en contra del nuevo horario que decretó el presidente Giammattei.

El alcalde de El Tejar, Chimaltenango, Julio Axel Figueroa, lamentó la decisión y a su entender se debía mantener por lo menos dos semanas más.

“Como autoridades locales estamos pidiendo a los vecinos que se queden en casa para evitar riesgos”, indicó Figueroa y dijo que las jornadas para los trabajadores municipales será hasta las 2 de la tarde como antes.

Abraham Rivera, alcalde de Escuintla, fue más directo e indicó estar en desacuerdo con la nueva disposición de disminuir las horas del toque de queda.

“Es importante contener unas dos semanas más para evitar las aglomeraciones de personas y así evitar que muchas personas salgan a la calle innecesariamente”, remarcó el jefe edil de la cabecera de Escuintla.

“Somos respetuosos de las disposiciones del Gobierno, pero queremos pedirle a la población que mantenga el protocolo de máxima higiene para salir y regresar de sus hogares, el uso de mascarilla, gel y guantes. No debemos bajar la guardia y aunque se redujo en dos horas el toque de queda, pido a la población del municipio que permanezca el mayor tiempo posible en su casa, que salga si realmente es necesario y tomar muchas precauciones”, declaró Víctor Hugo del Pozo, Alcalde de Antigua Guatemala.

Haroldo Oviedo, alcalde de San Juan Bautista, Suchitepéquez, manifestó su rechazo ante el cambio de horario del horario ya que muchas personas estarán en las calles y los locales comerciales cerrarán a las 5 haciendo una jornada normal de trabajo, que aumenta el riesgo de contagio para la población.

“A las 2 de la tarde ya no había personas circulando en el casco urbano del municipio, pero ahora será hasta las 6 de tarde y los vecinos tendrán más tiempo en estar en la calle lo que representa una preocupación”, enfatizó.

Julio Ambrosio alcalde de San Pedro Necta, Huehuetenango, calificó la decisión como desafortunado, pues ha habido complicaciones para que la población no se aglomere en todos los municipios.

“Nos preocupa porque ahora la población lo toma como si pueden retomar su vida sin hacer resguardo, no guardar las distancias prudenciales y lo preocupante siguen siendo las aglomeraciones”, se quejó el jefe edil.

Mencionó que por el aumento de casos confirmados deben endurecerse las medidas para evitar contagios en regiones donde no hay casos.

Con información de Carlos Paredes, Victor Chamalé, Julio Sicán, Mike Castillo y Marvin Túnchez