Crisis en Nicaragua ha generado pérdidas de 24% en ventas señalan cámaras de comercio regionales

La Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) mostró su preocupación por los bajos niveles de crecimiento económico y la inestabilidad política de la región, principalmente por la crisis en Nicaragua.

En abril del 2018 se agravó la crisis socio-política en Nicaragua. Surgieron enfrentamientos armados y protestas pacíficas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
En abril del 2018 se agravó la crisis socio-política en Nicaragua. Surgieron enfrentamientos armados y protestas pacíficas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Un estudio de la Federación indica que la crisis sociopolítica de Nicaragua ha generado pérdidas en ventas a nivel regional de un 24% en promedio a las empresas.

Según explicó el presidente de la Cámara de Comercio de Industria de Tegucigalpa, Guy de Pierrefeu, muchas compañías han tenido que generar planes de contingencia por ejemplo, trasladar vía marítima los productos, para así evitar los bloqueos. Sin embargo, persiste el problema de la venta de productos a Nicaragua o de empresas nicaragüenses hacia otros países.

“Lo importante es que se organicen las empresas para enfrentar esta problemática porque desafortunadamente el Gobierno de Nicaragua no da ninguna señal de querer democratizarse sabemos que tiene señales dictatoriales y hay que resolver el problema político antes de resolver la totalidad del problema económico”, afirmó Pierrefeu.

La Federación de Cámaras expresó que pese a que no existe un bloqueo actual de vías, hay dos “tranques” que Nicaragua y su presidente Daniel Ortega no pueden quitar, como lo es la presión internacional y la situación económica que se deteriora día a día.

Datos de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua indican que hasta la fecha el sector ha tenido pérdidas por US$1.6 mil millones en consumo, mientras que se han perdido 150 mil empleos directos.

No solo impacta en economía

“Seguimos manteniendo una preocupación porque no solamente es el tema comercial y pérdidas económicas sino que nos preocupa muchísimo la situación de pérdidas de vidas, derechos humanos y que aspiramos en tener gobiernos democráticos y representativos”, manifestó el presidente de la Cámara de Comercio de Guatemala, Jorge Briz.

La crisis de Nicaragua, iniciada en abril de 2018, ha dejado 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Organismos locales elevan la cifra a 568. El Ejecutivo reconoce 199 fallecidos.

Adicionalmente la Alianza Cívica cuenta 809 “presos políticos”, casi el doble de los que reconoce el Gobierno, que los identifica como “terroristas”, “golpistas” o “delincuentes comunes”.

“Estamos en un impasse. En Nicaragua las platicas no avanzan (…) Nos han metido dos reformas tributarias muy fuertes, sigue la fuga de capital, la juventud que podría estar trabajando se va, hay un 35 % de los depósitos fuera del país, que es un gran temor”. Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Nicaragua.

Situación regional

A la situación que vive Nicaragua hay que sumarle la tensión política que existe entre el presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, y el mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Por lo tanto, para los expertos es necesario una integración de la región en infraestructura, seguridad, aduanas, para que también hechos aislados o políticos de cada país no afecten tan seriamente a los empresarios y comerciantes.

Lea también: otros sectores esperan crecer a pesar de incertidumbre electoral en Centroamérica

“Situaciones aisladas van en contra de un proceso de integración que ha sido larguísimo y costosísimo (…) Aún nos falta mucho camino por recorrer y no hay voluntad política”, manifestó Briz.

La Federación de Cámaras además criticó los “excesivos procesos ineficientes” de los gobiernos de la región, en lugar de ser facilitadores de la actividad empresarial, de generar un clima óptimo para la inversión, reducir la burocracia y el gasto público.

Para el año 2019 los comerciantes además estiman una situación internacional complicada, con precios del café y la palma africana muy bajos, mientras que el precio del petróleo sube, lo que afecta la competitividad, encarece la vida y empeora la calidad de vida de las personas.

Contenido relacionado

> Economía de Nicaragua se desplomará en 2019 si no se resuelve crisis

> Nicaragua fija nuevo cobro para importaciones terrestres, industriales y transportistas de Centroamérica lo rechazan

> Inversionistas guatemaltecos congelan negocios en Nicaragua