De Xela a Monterrey: un laboratorio guatemalteco busca inversión en México

Jorge de Paz es el único guatemalteco que participó en uno de los festivales de emprendimiento más grandes de Latinoamérica INCmty, quien con su dispositivo que ayuda a personas con discapacidad auditiva busca captar la atención de inversionistas.

Jorge De Paz fue el único emprendedor guatemalteco que participó en el festival INCmty en Monterrey. (Foto Prensa Libre: Natiana Gándara)
Jorge De Paz fue el único emprendedor guatemalteco que participó en el festival INCmty en Monterrey. (Foto Prensa Libre: Natiana Gándara)

Los nervios eran evidentes en Jorge de Paz previo a subir a un escenario y dar el “pitch” como se le llama a la intervención de 15 minutos que lleva a cabo un emprendedor para vender su idea ante varios asistentes.

Esta actividad se llevó a cabo en el evento de emprendimiento que organiza el Tecnológico de Monterrey y que reúne a más de 8 mil emprendedores de México y Latinoamérica del 7 al 9 de noviembre.

De Paz fue el único guatemalteco que logró una oportunidad para participar en el Inc Accelerator que tiene como objetivo exhibir las nuevas ideas de negocio y logren captar fondos de inversión.

De Paz relató que la experiencia es abrumadora porque se presenta ante emprendedores, posibles inversionistas y mentores que pueden apoyarlo a acelerar su negocio.

Aún no conoce los resultados que pueda obtener luego del evento, pero lo más valioso, según De Paz es establecer conexiones, exponer a más personas el proyecto y seguir aprendiendo de los especialistas.

El despegue

Beethoven Lab nació en el 2017 con cinco estudiantes de Ingeniería en Electrónica de la Universidad Mesoamericana en Quetzaltenango, pero quienes continuaron con el proyecto fueron José Luis Yax y Jorge de Paz.

Con Q2 mil arrancaron con el prototipo y debieron importar algunas piezas de Estados Unidos para poder fabricarlo.

El propósito del dispositivo es evitar que las personas con discapacidad auditiva deban someterse a una cirugía coclear, porque es costosa, unos Q250 mil apróximadamente, y reduce el costo en un 90%.

La tecnología consiste en un sistema de transmisión de sonido con conducción ósea.

El evento que los sacó a la luz internacional fue el concurso que organizó el History Channel donde compitieron por obtener capital semilla.

Tercer prototipo

Actualmente cuentan con el tercer prototipo que es un tamaño más compacto y lo han mejorado considerablemente, dijo De Paz.

Por lo tanto, con este tercer prototipo buscan ya poder producirlo en masa y empezar a venderlo, porque el 5% de la población mundial padece de alguna discapacidad auditiva.

Recientemente viajaron a Silicon Valley para recibir capacitación y validar la tecnología que utilizan.

Además, fueron nominados como jóvenes emprendedores destacados menores de 35 años del MIT.

Es así como De Paz trabaja para poder captar una primera ronda de inversión y hacer realidad el proyecto que podría ayudar a miles de personas con discapacidad auditiva.

Contenido relacionado:

> Este guatemalteco convirtió una amarga experiencia en una aplicación para viajar por el país

> Sabrina Tan: cómo mis alergias me llevaron a crear un negocio millonario

> Este negocio empezó con Q300 y ahora vende más de 1,200 lámparas al año

0