Donald Trump dice que no hay guerra comercial y China impone más aranceles

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este miércoles que su país no se encuentra en una guerra comercial con China, luego de imponer aranceles a productos importados desde esa nación asiática. China, por aparte, extendió la lista de productos estadounidenses que deben pagar impuestos. 

El presidente de EE. UU. dijo que no se encuentran en una guerra comercial con China, pero ambas naciones impusieron medidas arancelarias. (Foto Prensa Libre: AFP)
El presidente de EE. UU. dijo que no se encuentran en una guerra comercial con China, pero ambas naciones impusieron medidas arancelarias. (Foto Prensa Libre: AFP)

Trump dijo que Estados Unidos no está embarcada en una guerra comercial con China, en momentos en que ambos países sacuden el mercado con medidas de revancha recíprocas.


“No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por la gente tonta, incompetente, que representaba a Estados Unidos”, dijo Trump en uno de sus habituales tuits matinales.

“Ahora tenemos un déficit comercial de US$ 500 mil millones anuales, con Robo de Propiedad Intelectual por otros US$ 300 mil millones. ¡No podemos permitir que esto continúe!”

Los comentarios se producen tras conocerse los planes de Pekín de aplicar aranceles que afectarán exportaciones estadounidenses por un valor de US$ 50 mil millones.

Lea también: Acero, aluminio y tecnología: ¿estamos ante una guerra comercial a gran escala?

China anunció aranceles del 25% a la soja, los automóviles y otros productos estadounidenses importados. (Foto Prensa Libre: EFE)

China responde

China anunció este miércoles aranceles del 25% a la soja, los automóviles y otros productos estadounidenses importados por valor de US$ 50 mil millones, una nueva etapa en la guerra comercial con EE. UU. horas después de que Washington publicara su propia lista de productos.

El Ministerio de Comercio chino enumeró un total de 106 familias de productos estadounidenses (carne, whisky, productos químicos o cigarrillos, entre otros) aunque indicó que la fecha de aplicación de los aranceles se anunciará más adelante.

TRUMP: "No estamos en una guerra comercial con China, esa guerra se perdió hace muchos años por la gente tonta, incompetente, que representaba a Estados Unidos"

“Cualquier intento de poner a China de rodillas con amenazas e intimidaciones nunca tendrá éxito. Tampoco tendrá éxito esta vez”, dijo el miércoles el portavoz del ministerio de Exteriores, Geng Shuang, en una rueda de prensa.

“No hay ganadores en una guerra comercial, y el que la inicia se hace daño a sí mismo y a los demás”, añadió el portavoz.
China también puso en marcha un proceso ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la cuestión de los aranceles, anunció el miércoles el ministerio en un comunicado separado, denunciando una “violación flagrante de las reglas de la OMC”.

El anuncio de China de este miércoles marca una nueva etapa en la guerra comercial entre las dos principales economías mundiales, que afecta en conjunto a productos valorados en US$ 100 mil millones. Esta cifra representa el 17% de los intercambios entre ambos países en 2017, que alcanzó US$ 580 mil millones de dólares.

La decisión es simbólica porque hasta ahora China no había anunciado medidas contra productos clave de la economía estadounidense como la soja o los automóviles.

Una tercera parte de la producción de soja estadounidense se vende en China (US$ 14 mil millones el año pasado), un producto además que procede en gran parte de los estados rurales, los mismos que votaron mayoritariamente a Donald Trump en las presidenciales de 2016.

Los planes de Pekín de aplicar aranceles afectarán las exportaciones estadounidenses por un valor de US$ 50 mil millones. (Foto Prensa Libre: AFP)

Los aranceles también afectarán a los aviones estadounidenses de menos de 45 toneladas -más pequeños que los aparatos comerciales que fabrica Boeing-, como los jet privados Gulfstream V y otros similares que usan la élite china.

El lunes China ya había anunciado aranceles a 128 productos estadounidenses por valor de US$ 3 mil millones de dólares a productos como la carne de cerdo, el vino y la fruta, en respuesta a los aranceles de Washington al acero y al aluminio chinos anunciados el 8 de marzo.

En las últimas semanas las decisiones de Donald Trump en materia comercial han sido criticadas por parte de la industria estadounidense y por miembros de su partido republicano y han provocado turbulencias en los mercados.

Contenido de interés: 

>Qué es y qué riesgos entraña el criptocolonialismo que plantea reconstruir Puerto Rico con bitcoins
>Spotify con buen debut en su salida a la Bolsa en Nueva York
>Emprendedores podrán participar en la tercera edición de “Get in the Ring”