El ingreso de inversión extranjera al país casi se triplicó el año pasado, respecto al 2020, gracias a una decisión empresarial

Guatemala reportó un flujo extraordinario de inversión extranjera directa (IED) en 2021, apalancada por la venta de acciones de una compañía del sector de telecomunicaciones.

Publicado el
Inversión extranjera directa en Guatemala
El sector de información y comunicaciones captó mayor inversión extranjera directa en 2021 en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

El año pasado, Guatemala atrajo inversión extranjera directa (IED) por US$3 mil 471 millones -unos Q26 mil 732 millones- lo que constituye una cifra histórica en los últimos 13 años, informó el Banco de Guatemala (Banguat), institución que actualizó las cifras el pasado viernes 8 de abril.

El cómputo oficial señala que el flujo de capital foráneo creció en 272% respecto al 2020, cuando fue de US$931 millones que fue la cifra más baja desde 2011, cuando los flujos empezaron a retroceder por debajo de US$1 mil millones.

Del 2008 al 2021 el total de IED es de US$17 mil 224 millones lo que equivale a que, en promedio, cada año se captan unos US$1 mil 324 millones.

Por país de origen

Luxemburgo se convirtió en el principal inversionista en Guatemala el año pasado con US$2 mil 249 millones y representa el 65% del flujo total, lo que cambió la tendencia que se venía reportando en años anteriores cuando Colombia era el principal país de origen de este tipo de recursos y que ahora se ubicó en segundo lugar con US$259.8 millones, una participación del 7.4% del total.

Le siguen Centroamérica y República Dominicana con US$240 millones (6.9%) de los cuales, US$188 millones provienen de Panamá; US$31.8 millones de Honduras; US$9 millones de Costa Rica; US$5.5 millones de El Salvador; y US$4.8 millones de República Dominicana.

Lea además: La transnacional Millicom tuvo muchos motivos de peso para comprar Tigo Guatemala y así lo explicó

Después están México, US$199 millones (5.7%); Estados Unidos, US$132 millones (3.8%); Países Bajos, US$124 millones (3.5%); y Rusia, US$113 millones (3.2%), que son los más significativos.

Por actividad

El cambio de tendencias también se encuentra en los destinos de los recursos por actividad productiva, pues información y comunicaciones registró inversiones por US$2 mil 292 millones (66%), cuando en ejercicios anteriores dominaba el sector de finanzas y seguros, que hoy aparece en la segunda casilla con US$341 millones (9.8%).

El sector de comercio y reparación de vehículos operó US$260 millones (7.4%); las industrias manufactureras, US$249 millones (7%); suministro de electricidad, agua y saneamiento, US$160 millones (4.6%); y otras actividades US$101 millones (2.9%).

 

Lectura

Que Luxemburgo y la actividad de información y comunicaciones destaquen en el reporte de IED tiene una explicación, y se debe a la compraventa de acciones que realizó en noviembre del 2021 la compañía Tigo Guatemala con Millicom International Cellular S.A., que adquirió el 45% de su participación accionaria, por lo que ahora, esta compañía posee el 100% de acciones de Tigo Guatemala, y ha sido una de las operaciones más fuertes realizadas en los últimos años.

Para el consultor fiscal y empresarial, Juan Carlos Paredes, hay que considerar que este movimiento de capital no es de los normales, pues no se están ampliando unidades productivas, y se mantiene el mismo flujo de inversión -por ser una transacción accionaria-, pero en todo caso, Guatemala ahora tiene una posición favorable con el resto de Centroamérica.

“Ese flujo de recursos también pudo haber salido, pues si viene una empresa a realizar obras de infraestructuras como carreteras, trae su propio capital y se considera una inversión extranjera. También es un flujo positivo, si se construye una unidad productiva en la agroindustria u otro sector.

En lo que estuvo fue que una operación es extraordinaria de compra de acciones, así que, dadas las condiciones de conflicto internacional, alza en la inflación global y posible aumento de las tasas de interés, Guatemala debe ser agresiva en la atracción de capitales en la región.

“Guatemala puede dar cabida a estas nuevas inversiones, puesto que hay situaciones favorables, en comparación con los problemas de Honduras, El Salvador y Nicaragua. La ruta es mantener un ordenamiento en la parte del estado Derecho”, enfatizó.

David Juárez, presidente de la Cámara Guatemalteca-Coreana de Comercio (Camcor), afirmó que para este año se planteó la meta de captar unos US$50 millones de inversión para la industria textil, y desde el 2021 empezaron a observar un movimiento de capitales de Corea del Sur y Vietnam hacia Guatemala.

“El principal destino de la inversión coreana en Guatemala es el clouster textil, sobre todo para mejorar sus capacidades productivas, y se está dando una relocalización de inversiones en la reubicación de sus plantas de producción aunada a la crisis logística, para tratar de acercarse a los principales mercados de consumo como EE. UU., lo que ahorraría tiempos y costos”, precisó.

Lea también: El Banguat no ha divulgado las cifras de cierre 2021, pero el FMI afirma que la economía nacional creció 8%

Recordó que ya en marcha inversión coreana en ese sector y con ello se viene el resto de la cadena de suministros que atrae a otras compañías. Para 2022 se proyecta que el flujo de IED se situé en unos US$1 mil 54 millones, en total.

Divisas por remesas

Por otro lado, en el primer trimestre del año, Guatemala recibió US$3 mil 936 millones en divisas por remesas familiares, lo que significa una diferencia positiva de US$801 millones respecto al mismo período del 2021. Solo en marzo último se captaron US$1 mil 493 millones.

En 2021, el ingreso de divisas por remesas fue de US$15 mil 295 millones, para una tasa de crecimiento de 34.9% sobre 2020. Para 2022 las remesas podrían tener una participación dentro del PIB de 18%.

US$1,500 millones en 2022

Durante el anuncio del Investment Summit llevado a cabo el 29 de marzo pasado, el ministro de Economía, Janio Rosales, destacó que se prevé cerrar 2022 con un monto de IED (confirmada) de aproximadamente de US$1,500 millones.

Juan Carlos Zapata, director ejecutivo de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (FUNDESA), expresó: “La iniciativa Guatemala No se Detiene es el esfuerzo público-privado más ambicioso para permitirle al país aumentar los empleos formales y la atracción de recursos, con indicadores medibles y verificables enfocados en infraestructura, capital humano y certeza jurídica hacia la inversión”.