El secreto de los coloridos calcetines guatemaltecos que dejan huella en el mercado

Érick Ochoa creó una marca de calcetines con sello 100% nacional y diseños originales.

Érick René Ochoa Reyes, creador de Monopatía, empresa dedicada a la fabricación y diseño de calcetines con temas originales y que identifican a los guatemaltecos.
Érick René Ochoa Reyes, creador de Monopatía, empresa dedicada a la fabricación y diseño de calcetines con temas originales y que identifican a los guatemaltecos.

Con poco de capital y un producto peculiar, así fue como empezó Érick Ochoa el camino del emprendimiento, que en su opinión no es una decisión sencilla de tomar, porque requiere fortaleza para superar obstáculos y disciplina para obtener buenos resultados.

Observar cómo cambió la moda de calcetines en el mundo, le abrió a Érick una oportunidad de negocio. Los colores llamativos, diseños diferentes, palabras y frases se podían combinar y plasmar en esos “protectores de pasos” —como les llama— y ofrecer a los guatemaltecos un producto original y de alta calidad.

Salir adelante

En varias ocasiones el emprendedor recibió fuertes críticas por el tipo de producto que quería vender, pero estaba convencido que podía funcionar, por lo tanto, tocó varias puertas de fábricas de calcetines en el país, pero no encontró lo que buscaba, hasta que conoció a una persona que podía fabricar sus diseños desde Singapur y China.

Fue así como empezó la alianza y Ochoa envió los primeros diseños. Los cinco estilos que envío fueron: Los elotes locos, los shucos, las chelitas, los reyes, y los convivios.

“No vendo solo un par de calcetines, sino una experiencia. Desde el momento en que un cliente se pone en contacto con la empresa empezamos una relación de confianza y el mejor resultado es cuando publica una foto en sus redes sociales con el par de calcetines que se convierten en casi un tesoro”, afirma el emprendedor.

Actualmente Monopatía posee más de 30 diseños y cada par se vende a Q50, o bien en un combo de tres pares de calcetines a Q135. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

“Vuelta al calcetín”

Érick, con toda honestidad y humildad, comentó un capítulo difícil que tuvo que enfrentar.

Al principio, cuando creó la marca de calcetines los llamó Cienpiés, todo marchaba sobre ruedas, empezó a posicionar la marca en redes sociales, las ventas se dispararon, pero un día recibió una carta de un abogado que le pedía retirar el nombre porque ya estaba registrado por otra empresa.

“Sentí que todo se venía para abajo, no sabía qué hacer, pero al final me asesoré y les solicité que me dieran tiempo para poder hacer el cambio de nombre y sustituir todo lo que ya se había hecho, las etiquetas, logos, empaques, todo había que cambiarlo, pero lo logré, no me di por vencido y asumí la responsabilidad”, expresó con nostalgia.

Entonces, “le dio vuelta al calcetín”, y marcó el cronómetro en cero y empezó de nuevo con el proceso creativo, solo que esta vez se aseguró que el nombre que escogiera no estuviera registrado y la lección aprendida fue que patentó su nueva marca.

Así surgió el nombre de Monopatía. Mono que significa empatía y, “en buen chapín” pie, patía.

“En el camino de emprender es mejor asegurarse bien de todos los aspectos legales, fue una gran lección y espero que ayude a otros a que cuando abran un negocio se asesoren y registren su idea”, recomendó Ochoa.

El joven emprendedor busca posicionar su producto en locales y espera poder encontrar una fábrica en Guatemala, que lo apoye en sus diseños.

Los productos de Monopatia son calcetines hechos 90% de algodón, 5% polyester, 5% spandex y doble costura. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Plataforma Digital

Érick Ochoa creador de Monopatía, empresa dedicada a la fabricación de calcetines, expandió su línea e incursionó en diseños para niños y también para dama.

Actualmente ya posee más de 30 diseños y cada par se vende a Q50, o bien en un combo de tres pares de calcetines a Q135.

Un punto importante que destacó Ochoa es la promoción del producto en plataformas digitales de comercio electrónico.

Por ejemplo, logró enviar calcetines a toda la provincia a través de una página llamada Shopper Guatemala con la que logró alcanzar a un mayor público objetivo. Ochoa afirma que el impacto en redes sociales es importante, para ganar confianza y credibilidad.

Puede encontrar a Monopatía en monopatiagt en Facebook e Instagram.

Contenido relacionado:

> Un emprendimiento que nació en Quetzaltenango llega a México

> En estos lugares llegará el Emprende Fest en el 2019

> Estos son los 8 centros de emprendimiento que empezarán a operar en Guatemala

 

0