Empresarios piden que se castigue el contrabando aduanero y se elabore nueva ley

Fortalecer a las instituciones que tienen relación con el contrabando para combatirlo, tipificarlo como delito, y considerarlo como un asunto de seguridad nacional, son algunos de los factores que plantearon empresarios al gobierno de Alejandro Giammattei para que se elabore una nueva ley, dado que fue uno de los pilares que planteó en su plan de gobierno.

La IVE detectó un movimiento inusual de transacciones financieras en departamentos fronterizos con México que podrían estar vinculado a redes del contrabando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
La IVE detectó un movimiento inusual de transacciones financieras en departamentos fronterizos con México que podrían estar vinculado a redes del contrabando. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Directivos de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB) exigieron la integración de una mesa técnica para la creación de una nueva normativa, debido a que el marco legal del Decreto vigente 58-90 “Ley Contra la Defraudación y el Contrabando”, es obsoleto y no permite el combate directo y frontal contra el contrabando.

Según Enrique Lacs, director ejecutivo de la CGAB, dijo que en la actualidad, la legislación vigente contra el contrabando es ineficiente debido a que en algunos casos fomenta este lícito, porque los jueces no resuelven de manera uniforme los casos que se les presentan.

Muchos ejemplos se pueden mencionar de resoluciones de jueces no apegados a la ley, en una incautación de granos básicos que mostraba empaque de origen mexicano sin documentación para respaldar su ingreso legal a Guatemala, el juez resolvió que no podría ser contrabando y devolvió la mercancía al delincuente.

Además, señaló Lacs, se manifiesta una total ineficacia del marco legal vigente, al momento de aplicar la legislación, en cuanto a la destrucción o destino final de las mercancías que son objeto del contrabando, en particular las que representan un serio riesgo a la salud.

En opinión de Javier Zepeda, director ejecutivo de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) los esfuerzos para combatir el contrabando se llevan a cabo desde hace años desde La Comisión Interinstitucional contra el Contrabando y la Defraudación Aduanera (Coincon), y si el gobierno actual suma a otras instituciones y se determinan otras acciones también están dispuestos a contribuir desde lo privado en ese fortalecimiento.

“Lo que hace falta es mayor coordinación interinstitucional con operativos y acciones que tenga un presupuesto, una logística y se puedan evidenciar acciones concretas, además de sumar al Organismo Judicial para que puedan condenar estos hechos ilícitos de una manera contundente”, enfatizó Zepeda.

Coincon reportó que a marzo del 2019, sumaron Q4 millones 481 mil 451.07 en mercancías incautadas por contrabando.

También, registraron Q37 millones 106 mil 037 por concepto de ajustes pagados en aduanas, en temas relacionados a subvaluación de productos que buscan ser ingresados al país.

Coincon está conformado por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), Ministerio de la Defensa, Ministerio de Gobernación, Ministerio Público, Procuraduría General de la Nación, Ministerio de Finanzas y el sector privado.

Presentarán nueva ley

“Es urgente atacar la evasión fiscal y los altos riesgos a la salud con nuevas medidas por lo que el Coincon debe elaborar una nueva Ley que sí se aplique y que fortalezca a las instituciones del Estado para cumplir con sus obligaciones de combate al contrabando, tal y como se indica en la Política nacional”, recomendó Luis Mazariegos del Observatorio contra el Contrabando.

En ese sentido, Werner Ovalle, superintendente interino de la SAT comentó que precisamente desde el Coincon trabajaron varios instrumentos que se presentarán en la próxima reunión de la comisión, sin embargo no brindó más detalles, porque los documentos se enviaron a los diferentes ministerios para que puedan regresar los mismos con observaciones.

“Estamos analizando la forma de cómo plantear las iniciativas porque el contrabando es un componente que afecta a la recaudación tributaria, afecta la seguridad del país y atenta contra la salud de los guatemaltecos, porque la mayoría de mercancías vienen adulteradas”, explicó Ovalle.

El propósito principal es que la o las iniciativas o instrumentos estén legitimados por todos los actores para poder brindar el seguimiento correspondiente en el Congreso de la República, agregó el jefe interino de la SAT.

“En la próxima reunión se tomará la decisión de la ruta a seguir para presentarlas de manera oficial, los insumos técnicos que ya se habían preparado con los grupos de trabajo están en los ministerios por cualquier observación”, resaltó Ovalle.

Habilitarán puesto de control móvil apoyado por EE. UU.

En abril empezarán a operar el primer puesto control interinstitucional que incluye aduanas y controles antinarcóticos entre otros, de un total de 12 que serán apoyados por Estados Unidos.

El proyecto se trabaja desde el 2019 y se proyecta que esté implementando a inicios de abril, para ello se tiene el acompañamiento de la aduana de ese país por medio de la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (Bureau of Intl Narcotics & Law Enforcement o INL por sus siglas en inglés) informó Ovalle.

El primero que entrará en operación será en San Marcos cercano a la aduana de Tecún Umán, agregó. Productos de contrabando se han detectado en lugares como Cobán (Alta Verapaz), Chimaltenango, Escuintla en donde posteriormente funcionarán estos controles.

En la actualidad están en la fase de recepción de la donación, agregó, por lo que aún no podría dar un monto. “La embajada americana está contabilizando porque se trata de un equipo tecnológico, tener un puesto de control móvil y dependiendo de la información que tengan podrán implementar más controles”, agregó Ovalle.

El puesto integraría aduana, Policía Nacional Civil, unidad antinarcóticos, Ministerio de Agricultura, mientras que el Ministerio de salud sería llamado cuando se requiera.La visión es fortalecer la lucha contra esos ilícitos en el marco de la Política Nacional contra el Contrabando.El ministro de Finanzas dijo ayer que antes de pensar en subir impuestos se debe combatir el contrabando y la evasión.

Según estudios de la SAT existe el 78% de evasión de ISR (estimado en unos Q25 mil millones), 42% de evasión del IVA (unos Q16 mil 50 millones) y defraudación aduanera y contrabando por unos Q30 mil millones.

Expuso que según estudios de la SAT existe 78% de evasión del impuesto sobre la renta (ISR) que representa unos Q25 mil millones, 42% de evasión del impuesto al valor agregao (IVA) que equivale a unos Q16 mil 500 millones, y defraudación aduanera y contrabando por unos Q30 mil millones.

*Con información de Rosa María Bolaños

Efectos del contrabando

Según información de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas y de acuerdo con la Política Nacional de Prevención y Combate de la Defraudación y Contrabando Aduanero 2018-2028, las principales causas por las cuales las personas cometen estos delitos son los incentivos económicos, pues en los pasos ciegos, los contrabandistas no pagan tributos, ni aranceles por los productos.

“El problema es que los productos ponen en riesgo la salud de los guatemaltecos por carecer de controles sanitarios y mucho de ellos son alterados”, resaltó Lacs.El contrabando aduanero hacia Guatemala proviene de diversas fronteras con México, El Salvador, Honduras y la zona de adyacencia con Belice.

Siendo las mercancías más trasegadas los productos procesados de la canasta básica alimenticia, cigarrillos, licores, ganados en pie, productos avícolas, lácteos, aceites, combustibles y derivados del petróleo.

El valor de las mercancías contrabandeadas representa el 3.8% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, equivalente a la pérdida de crecimiento económico entre 0.7% y 0.9%, según un estudio de estimaciones usuarias de contrabando para el 2019, que elaboró la Central American Business Intelligence y que presentó en noviembre del 2019.Por lo anterior, el valor de los productos de contrabando que ingresaron a Guatemala en 2019 son unos Q31 mil millones.