Empresas tienen dos años para cambiar el etiquetado de los plaguicidas

Las empresas que comercializan plaguicidas en Guatemala y en Centroamérica tienen dos años para cambiar el etiquetado de los productos según la modificación a las normativas que entró en vigencia a finales del año pasado.

Los fabricantes de plaguicidas tienen hasta diciembre del 2020 para registrar sus nuevas etiquetas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Los fabricantes de plaguicidas tienen hasta diciembre del 2020 para registrar sus nuevas etiquetas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

El nuevo Reglamento Centroamericano de Etiquetado de Plaguicidas establece que las empresas tienen el plazo de alrededor de dos años, hasta el 20 de diciembre del 2020, para presentar sus solicitudes de etiquetas nuevas con este reglamento.

Para ello deben pedir la aprobación de las autoridades del Ministerio de Agricultura y de Salud, y estos tendrán un año para resolver a partir de haber recibido propuesta efectuada por cada empresa.

Además, las empresas tienen un año más para agotar la existencia de etiquetas anteriores en el mercado.

Es decir, dentro de cuatro años máximo ya debe haberse efectuado el cambio generalizado al etiquetado de los plaguicidas en cada país de Centroamérica y Panamá explicó gerente general de la Gremial de Fabricantes de Productos Químicos para la Agricultura (Gremiagro).

“Dentro de cuatro años no tiene que haber una sola etiqueta que no cumpla con este reglamento. El Ministerio de Agricultura podrá recoger los productos que estén en los autoservicios que no cumplan con este reglamento de etiquetado” dijo Ortíz.

El Ministerio en mención podrá consignar el producto que incumpla con esas nuevas disposiciones.

Sin embargo, los productos importados de cualquier otro país también deben tener una etiqueta como esta. Además, que no se permite solo sobrepegarles una pequeña como se hacen en los productos en varios sectores, cuando vienen en otro idioma.

Los cambios a las etiquetas se refieren a que antes se usaba la clasificación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero ahora se basan en clasificación del Sistema Globalmente Armonizado (GHS), y las diferencias entre ambas se refieren a clasificaciones de productos, toxicidad y peligrosidad.

Mercado

Según datos del país, en Guatemala se importaron Q1 mil 737.7 millones de plaguicidas en el año 2018.

Existen 110 casas importadoras, mientras que hay unos 3 mil agroservicios.

Sin embargo, el comercio ilegal, que incluye también contrabando, alcanza entre el 12% a 15%.

Diferencias

Advertencias de toxicidad

En los dos sistemas existen 5 clasificaciones o categorías identificadas por un símbolo, una palabra de advertencia y un color, según la peligrosidad o toxicidad del producto.

En las nuevas etiquetas exigidas seguirán existiendo las 5 clasificaciones, pero ya no será identificado con las palabras de advertencia “muy tóxico”, “tóxico”, dañino, cuidado o precaución sino con las palabras “peligro” y “atención”.

Gremiagro detalla las diferencias entre las etiquetas vigentes y las nuevas que se deben usar. (Foto, Prensa Libre: Gremiagro).

Los colores en rojo seguirán identificando los plaguicidas de mayor toxicidad, el resto, aunque también representan peligro varían entre los colores amarillo, azul y verde.

Estos llevan una identificación numérica para indicarle que tan peligroso.  Los que tienen un número menor representan que con una cantidad menor son más tóxicos que otros.

Nombres

La nueva etiqueta deberá llevar el nombre común del ingrediente activo del producto en inglés, hasta ahora se ha aceptado en español, pero las traducciones variaban mucho y eso causa confusión indicó Julio Orozco, asesor de Gremiagro.

También ser armoniza el nombre científico de la especie vegetal, debe ir en inglés, y con letra cursiva, negrita y sin subrayar.

La forma de incluir los nombres en las etiquetas de plaguicida también cambió. (Foto, Prensa Libre: Gremiagro).

¿Qué efecto tendrá?

La misma etiqueta será para toda Centroamérica y Panamá, pero si se trae producto de otros países, cuando entra al país debe ser etiquetado con esta nueva modalidad basada en el reglamento mencionado.

El efecto mayor va a ser para las empresas porque tienen que cambiar todas las etiquetas que actualmente poseen y tramitar su autorización.

Para los usuarios el efecto más importante es el cambio de los colores que identifican algunos productos que antes eran de un color que identificaba la peligrosidad de ingerirlo ahora tendrán otro. Un ejemplo es el paraquat, que usaba la franja de color amarillo ahora va a usar azul.

También se añadieron pictogramas que se deben incluir en las etiquetas de plaguicidas. (Foto, Prensa Libre: Gremiagro).

También habrá cambios en pictogramas. Se agregó, por ejemplo, el pictograma de una abeja, quiere decir que ese producto hace daño a estos animales.

Es importante que la etiqueta debe indicar los detalles para la aplicación, cómo protegerse, estar registrado en el Ministerio, establecer la fecha de vencimiento, instrucciones en casos de intoxicación.

La importancia de la etiqueta es establecer los avisos necesarios para el usuario, evitar accidentes o en el caso de emergencia saber que contiene.

“En plaguicidas es ilegal colocar sobre una etiqueta que viene en inglés u otro idioma otra etiqueta en español, si se quiere vender en Centroamérica debe traer su etiqueta específica y en español, excepto las palabras identificadas en el mismo reglamento” dijo Ortíz.

Detalles de las etiquetas. (Foto, Prensa Libre: Gremiagro).

Aunque significará un costo inicial para un tiraje de etiquetas nuevas también tiene la ventaja que eventualmente puede ser para toda el área centroamericana si se logra que los países acepten como válida una misma, porque se está cumpliendo con los mismos requisitos homogenizados.

Entre otras sanciones los directivos mencionan que si se mantiene un mercado un producto con una etiqueta antigua el Ministerio de Agricultura lo debe decomisar y el agroservicio lo pierde.

Contenido relacionado

> Experto en alternativas de producción que ganó medalla de Ciencia y Tecnología pide compromiso para enfrentar cambio climático

> Esta es la plaga que provocó escasez de cebolla en el país (y que subiera el precio)

> Los 3 enemigos y los 3 salvadores del sector agrícola en Guatemala

 

 

 

 

0