Sugieren que usuarios sean sancionados por conexiones ilegales

Empresas y organizaciones del sector eléctrico plantearon ayer que con el objetivo de minimizar las inconformidades relacionadas con el servicio, principalmente en la provincia, los usuarios que no pagan por el suministro o lo hacen a otras organizaciones, también deben  ser sancionados.

El sector de energía sugiere que los usuarios deben ser sancionados por usar conexiones ilegales. (Foto Prensa Libre: Archivo).
El sector de energía sugiere que los usuarios deben ser sancionados por usar conexiones ilegales. (Foto Prensa Libre: Archivo).

 Jaime Tupper, gerente de la distribuidora Energuate, que opera Deorsa y Deocsa,   dijo que se trata de un tema delicado, porque se ha detectado que  son más de 120 mil usuarios —contadores conectados— los que hacen uso de  energía eléctrica sin pagar a la empresa.

“Muchos de los  usuarios violan  la ley,   porque los han obligados a hacerlo por medio de presiones o la incitación a delinquir y aceptar”, refirió el ejecutivo.

Tupper  comentó que el objetivo no  es hacer esas 120 mil denuncias,  sino que se  penalice a los que  están engañando a los usuarios y a algunos clientes, con el fin de hacer cumplir la ley.

Sin embargo, explicó que no se trata solo de consumidores  residenciales, sino también de   industrias y  comercios. Tupper manifestó que muchos se ven tentados por las ofertas que les hacen, ya que les dicen que deben pagar solo Q30 mensuales por el servicio.

“De alguna forma están tomando ventaja en esta situación”, expuso el gerente al referirse a las industrias y comercios, casos en los que aseguró se presentarán denuncias. 

El viceministro de Energía, Edwin Rodas, dijo que la situación es  compleja y debe ser atendida con medidas  en varias direcciones.
Coincidió en que  las acciones no solo deben sancionar a  grupos organizados, sino también a los usuarios.

Según explicó, para eso,    la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE) tiene las facultades, de acuerdo con   la Ley General de Electricidad. Comentó que ese órgano regulador debiera estar más  involucrado para sancionar a los usuarios.

Silvia Alvarado de Córdoba, una de los tres directores de CNEE, dijo que les preocupa mucho la situación que afronta el sector eléctrico y que participan en la búsqueda de soluciones, pero  que  esa entidad  no puede actuar de oficio, y que a la fecha  no se han recibido denuncias contra usuarios particulares; de existir esa comisión, aseveró que está obligada a investigarlas, y si se establece que  está incumpliendo, lo que procede es informarle a la distribuidora e indicarle que debe denunciarlo a los tribunales.

La funcionaria opinó que ese procedimiento es poco efectivo, por lo que espera que  la nueva fiscalía del Ministerio Público para denunciar ese tipo de casos ayude a resolverlos.

Ejemplificó que en el caso del área central —atendida por EEGSA—, cuando un usuario no paga o tiene conexiones ilegales, la empresa corta el servicio y con ello el cliente se presenta a hacer un convenio de pago. Sin embargo, en el caso de Energuate,  el problema se ha vuelto más difícil y se requiere una acción más contundente.

Tupper señaló que hay diferencia de criterio con la CNEE, porque a consideración de ellos esa comisión sí puede actuar de oficio.

Del 2008 a la fecha, Deocsa y Deorsa han dejado de percibir Q1 mil millones por consumo que han efectuado los usuarios, y que se convierte en  cuentas por  cobrar, aparte de las pérdidas por energía.