IC Power compra a Deocsa y Deorsa

El holding a cargo de operar las empresas distribuidoras de energía Deocsa y Deorsa cambiarían de propietario en enero del 2016.   El  actual dueño, el fondo inglés Actis, cerró la promesa de compra-venta con  la firma estadounidense I. C. Power Ltd. por  US$588.5 millones (Q4 mil 502.02 millones).

El monto a pagar está dividido en dos: los primeros   US$299.5 millones (Q2 mil 291.1 millones) son por la adquisición de las empresas que integran el  grupo Deorsa-Deocsa Holdings Ltd. (DDHL).
 
Esta cantidad es US$45.5 millones menor al  precio pagado por el fondo inglés en 2011, a la española Unión Fenosa.
 Otros    US$289 millones (Q2 mil 210.8 millones) corresponden a la  deuda financiera de Energuate —nombre comercial del holding—.   Este monto es mayor en US$185 millones, comparado con el que asumió la inglesa en 2011.
Anuncio a la bolsa

La empresa I. C. Power Ltd. comunicó el 30 de diciembre a la   Comisión de Valores de Estados Unidos a través de Kenon Holding —grupo al cual pertenece—.

Si se concreta la compra, esperada para  este mes,  sería el tercer propietario privado de las distribuidoras de energía, luego de la privatización parcial del Instituto Nacional de Electrificación (INDE), en 1999.

En conjunto la Distribuidora de Electricidad de Oriente, S.A. (Deorsa) y la Distribuidora de Electricidad de Occidente, S.A. (Deocsa)  cubren 19 de los 22 departamentos del país; cuentan con  1.6 millones de clientes —cubriendo a  unos 10 millones de personas— y que representan alrededor del  60% de los usuarios  conectados.

También administra unos 33 mil kilómetros de  líneas —94% del total del país—, según la compañía.

En 2014, Deocsa y Deorsa  vendieron 2 mil 160 gigavatios hora  (GWh) de energía, el  35% del consumo nacional.
IC Power y Kenon advirtieron en su comunicación que  las cifras de compra y términos de la transacción y el monto de la deuda podrían cambiar.  Incluso, advierten de que aún se corren riesgos en la negociación.  

Es positivo

El ministro de Energía y Minas,  Juan Pablo Ligorría,  dijo que se trata de una negociación entre privados,  “pero es gratificante para el país y especialmente para el sector energético que cuenta con un marco legal moderno, que inversionistas tanto nacionales como internacionales se interesen en Guatemala”.

Desde el  2008 esas distribuidoras enfrentan problemas con comunidades,  por resistencia al pago y robo de energía.
Según Energuate, hasta el  2014  dejaron de recibir  Q1 mil 300 millones por los conflictos.

Ese mismo año logró regularizar a  62 mil 46 clientes a los que  grupos como Codeca cobran por servicio ilegal.
Estos presionan por la supuesta necesidad de nacionalizar de  nuevo el servicio de la energía.

Riesgos 

Entre los riesgos incluyen la posibilidad de que fracase el final de la negociación para completar esta adquisición en el momento oportuno, o que IC Power no logre el financiamiento adecuado para el pago u otro tipo de riesgos financieros o desacuerdos.

Kenon informó que se firmó un acuerdo con Deorsa-Deocsa Holdings Ltd (DDHL) con el cual se acordó que IC Power adquiriría  el 100%  de dicho grupo.

DDHL posee posee el 90.6% y el 92.7% de cada distribuidora. También posee el 100% de los dos negocios relacionados como la Comercializadora Mayorista de Electricidad, S.A. y Redes Electricas de Centroamérica, S.A. (transmisión).

El fondo de inversión inglés Actis LLP es desde mayo del 2011 el propietario de Deocsa y Deorsa, que forman parte de Energuate, las cuales atienden 1.6 millones de clientes en Guatemala.

Se buscó la versión de los ejecutivos de Energuate pero no han respondido a la solicitud de información.